Inicio > Actualidad, Deportes, Fútbol, General, Latinoamerica, Noticias, Perú > El diario Clarín de Argentina recordó al gran Valeriano López

El diario Clarín de Argentina recordó al gran Valeriano López

VALERIANO LOPEZ

La mística del gran Valeriano López aún hace noticia alrededor del mundo. Esta vez, el diario argentino Clarín publicó una nota dedicada al gran jugador del Sport Boys.

“Valeriano López era, sobre todo, un personaje de esos que cuando se los aborda o recuerda queda la sensación de que fueron únicos e irrepetibles. Sumó récords en las Ligas de Perú y de Colombia. Fue ídolo en casi todos lados”, señala la nota que ha sido publicada en la web del medio argentino.

La nota además recuerda que Santiago Bernabéu fue en busca de Valeriano para llevárselo al Real Madrid, pero el peruano se negó porque no quería alejarse de su familia. Debido a esto, el entonces presidente del club español encontró a otro jugador: el argentino Alfredo Di Stéfano.

Además, Clarín cuenta que Valeriano fumaba cigarros que hacía con los dólares que ganaba durante su paso por el fútbol colombiano. “Muchos de esos billetes eran entregados por los hinchas caleños, a modo de agradecimiento y de pedido para que se quedara en el club”, agrega la crónica. Sin embargo, la gran estrella del Boys murió a los 68 años en medio de la pobreza.

Aquí el texto completo:

Planeta Redondo

El goleador que fumaba dólares

11/11/10 – 09:03

El peruano Valeriano López tiene la escalofriante marca de 207 goles en 199 en Primera. Alguna vez le dijo no al Real Madrid. Y cuentan que se hacía cigarrillos con los billetes que ganaba. Murió entre carencias, en El Callao.

Por Waldemar Iglesias

Tenía un apellido común, un nombre novedoso y una capacidad casi única: hacía más de un gol por partido. Pero eso es apenas un detalle de la estadística. Valeriano López era, sobre todo, un personaje de esos que cuando se los aborda o recuerda queda la sensación de que fueron únicos e irrepetibles. Sumó récords en las Ligas de Perú y de Colombia. Fue ídolo en casi todos lados. Y hasta tuvo una respuesta que con los ojos de este tiempo se parece demasiado a un absurdo: se negó a ser transferido al Real Madrid.

No es casual que sea considerado como el mayor emblema de la historia de Sport Boys, ese club que lo adora incluso ahora que periódicamente recibe homenajes post morten. En sus tres primeras temporadas (de 1946 a 1948) fue el máximo goleador de la Liga de Perú, con 62 goles en 54 partidos. La racha se cortó por una inconducta: en 1949 fue sancionado por escaparse de la concentración de la selección peruana días antes del Sudamericano de ese año. Entonces, castigado, se fue a jugar a Colombia.

En los tiempos del Tanque de Casma (ese apodo que conjugaba su contextura y su ciudad de nacimiento) en el Deportivo Cali, entre 1949 y 1950, sucedieron dos episodios que lo convirtieron en un personaje único. El presidente del Real Madrid, Santiago Bernabeu, viajó personalmente para ficharlo. Y Valeriano tuvo una respuesta para el asombro del titular de la Casa Blanca y de la historia: no aceptó la oferta debido a que no deseaba estar lejos de su familia. Lo que sigue forma parte de un azar más curioso aún: ante la negativa de Valeriano, más tarde Bernabeu se decidiría por un perfecto plan B: el argentino Alfredo Di Stéfano, quien jugaba para el memorable Ballet Azul de Millonarios. Señalan que lo confesó el titular del Madrid: “Fui a buscar a Valeriano, porque jamás había visto un cabeceador tan extraordinario, pero luego volví por Alfredo. Y no me quejo… porque me dio cinco Copas de Europa”.

El segundo hecho define también al personaje. Tenía un raro berretín ostentoso: se armaba cigarrillos con los dólares que recibía en aquella Era de Oro del fútbol colombiano y los fumaba. Muchos de esos billetes eran entregados por los hinchas caleños, a modo de agradecimiento y de pedido para que se quedara en el club. El final de su vida, en medio de carencias, le cobraría cara la osadía.

Su mejor temporada sucedió en 1951, jugando para Sport Boys. Hizo lo que parece imposible: casi dos goles por encuentro (31 tantos en 16 presentaciones). Claro, fue el máximo anotador del torneo. El título se definió en el último partido frente al Deportivo Municipal, que el año anterior le había quitado la corona al Boys por sólo un punto. El cuadro de El Callao se tomó la revancha al ganar por 3-2 y sacarle dos puntos a su vencido. En el encuentro definitorio, le marcó tres goles al arquero Luis Suárez, a quien Valeriano, antes del inicio, se acercó para saludarlo y decirle: ‘Ahora te voy a meter tres goles’. En la medida que se producían los goles, Valeriano le recordaba a gritos los que restaban. Al final de la tarea, le mencionó la jactancia inevitable: “Ya cumplí con mi palabra. En adelante puedes atajar tranquilo”.

Por el seleccionado peruano tuvo un paso fugaz e impresionante. El mejor ejemplo lo ofreció en el Campeonato Panamericano de Fútbol de 1952. En la victoria por 7-1 contra Panamá convirtió cinco goles (todos de cabeza); y también hizo dos tantos en el 3-0 a México. Antes había resultado el máximo anotador de los Juegos Bolivarianos de 1947.

Valeriano es uno de los únicos tres futbolistas sudamericanos que convirtieron, en promedio, más de un gol por partido jugado (los otros dos: el brasileño Arthur Friedenreich y el argentino Bernabé Ferreyra). Hizo 207 tantos en 199 encuentros, según IFFHS.

No sólo eso, este peruano notable fue también orgullo de Huracán. En 1953, ya como un gigante del fútbol sudamericano (al margen de sus 188 centímetros de altura), fue contratado por el club de Parque de los Patricios: disputó 18 encuentros e hizo 10 goles. Luego se iría a Alianza Lima, donde fue figura y campeón. Bajo el cielo del fútbol argentino, rindió por debajo de su condición de leyenda. Sin embargo, entre los rincones del Ducó, ocasionalmente se recuerda su mito.

Daniel Arturo Corcuera Osores es peruano y poeta. Y también admirador de Valeriano López. Escribió de él: “¿Qué torbellino de ébano es ese que avanza arrollador con un turbante de goles en la cabeza? /No hay muro que le salga al frente / demoliendo barreras,/ cañoneando con la cabeza,/ hombre gol de rutilante casco, /el ‘Tanque de Casma’ Valeriano López,/y -su compadre Barbadillo-/carnales de césped y de la cebada /bebiéndose todo el rocío de los prados/ ¿dónde iremos a ‘buscallos’?” También daba para la poesía el goleador que fumaba dólares. Murió pobre a los 68 años, en El Callao.

  1. W. Narvaez
    abril 1, 2012 en 7:07 pm

    Muchas gracias por esa hermosas memorias de Valeriano Lopez. Que lastima que no se hayan recolectado las pelicuals de los partidos que jugo “Don Vale” en 1951. Esa peliculas podrian ser encontradas entre los archivos de la que fue la estacion de radio del gobierno del Peru., “Radio Nacional” en Lima.

    Sin ninguna jactancia ni fanatismo, hasta la fecha no ha salido un cabeceador como Valeriano en el mundo entero. Yo tuve la suerte de verlo jugar en el Estadio Nacional de Lima antes que lo demolieran para construir el actual en el mismo lugar.

    Pienso y ruego a las autoridades del futbol peruano actual que se erija una estatua o monumento a la entrada del Estadio Nacional a la memoria de ese extraordinario jugador de futbol del Peru.

  2. W. Narvaez
    enero 11, 2013 en 10:42 am

    Muchas gracias al diario Clarin de Buenos Aires e igualmente muchas gracias a ese gran pais Argentina, orgullo de America por esas grandes reminiscencias del gran Valeriano Lopez. Como indica W. Narvaez, no ha salido en el mundo entero un cabeceador como Valeriano Lopez del Sport Boys del Callao de un historial incomparable. Yo tambien doy gracias a la Providencia por haber sido testigo de lo extraordinario que fue Valeriano Lopez. Pude verlo en el Estadio Nacional de Lima en muchos de los partido del campeonato del 1951 y pude ver los expectaculares goles de cabeza que jamas han sido igualados ni por los mas notables jugadores en todos los eventos del futbol mundial, con absoluta seguridad.

    Quiero unirme a los sentimientos de W. Narvaez y expresar con la misma consustancial fuerza espiritual lo que es expuesto para solicitar encarecidamente a las autoridades del futbol en Peru para que se erija una estatua o monumento a la memoria de Valeriano Loez a la entrada principal del Estadio Nacional.

    Personalmente desde la adolescencia pude vertir esta idea que esta en el corazon de muchas otras personas. Por ende, estoy dispuesto a colaborar tangible e intangiblemente para que se pueda materializar esta idea.

    Atentamente.

    A.B.

  3. eduardo dueñas corrales
    mayo 25, 2014 en 4:24 pm

    valeriano del team porteño el mas certero tirando al gol no habra en el mundo otro cabeceador y goleador como este insigne futbolista perauano que dio lauros al equipo mas grande del callao como lo es el SPORT BOYS la tribuna esta llena de gente y el publico espera anhelante al mas grande del gol recordemoslo siempre con mucha gratitud por lo que dio vistiendo la sagrada rosada

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 167 seguidores