Tanques rusos atacan la estratégica ciudad georgiana Gori

La caída de Gori partiría Georgia en 2. Rusia afirmó no haber recibido una petición de alto el fuego. Moscú hundió una lancha georgiana en el Mar Negro. El vicepresidente estadounidense Richard Cheney llamó al proestadounidense presidente georgiano Mijail Saakashvili para expresarle la «solidaridad» de USA, y George Bush consideró «desproporcionada» la respuesta rusa. Pero, luego de Iraq, tampoco puede hacer mucho escándalo…

La ciudad georgiana de Gori, a 30 kilómetros de la capital de Osetia del Sur, está bajo fuego de tanques y artillería rusa, según informó el diario The New York Times citando fuentes oficiales georgianas.

La aviación y la artillería rusas han sometido a la ciudad a fuego intenso. «Ocurrieron bombardeos masivos durante toda la tarde [del domingo] en Gori y estamos recibiendo informaciones relativas a un asalto inminente», dijo el portavoz del Ministerio del Interior georgiano, Chota Utachvili.

Gori, de 50.000 habitantes, fue bombardeada el sábado pasado por la aviación rusa causando cerca de 60 muertos entre la población civil, según las autoridades georgianas.

El ejército georgiano ya había tomado posiciones en la ciudad y se dispone a defenderla.

Vladímir vladimírovich Putin sigue personalmente al frente de las acciones rusas.

Durante la tarde del domingo, la carretera que une Gori con la capital, Tbilisi, se llenó de civiles que huían de la ciudad ante el temor al ataque ruso. Los únicos vehículos que marchaban en dirección a la ciudad eran ambulancias y camiones militares, según ha informado la BBC.

Gori fue el punto del que partieron las tropas georgianas que invadieron Osetia del Sur el jueves pasado.

La importancia estratégica de Gori reside en el paso a través de la ciudad de la principal vía férrea georgiana, así como una de sus principales carreteras.

Gori está en el único valle que atraviesa el país de Este a Oeste fuera de las montañas. Si el ejército ruso toma la ciudad natal de Stalin, habrá cortado en 2 el país. Gori dista tan sólo 76 kilómetros de Tbilisi.

El vicepresidente de USA, Richard Cheney ha expresado la solidaridad de USA al georgiano Mijaíl Shaakashvili en una llamada telefónica en la madrugada del lunes.

«La agresión rusa no debe quedar sin respuesta, y su continuación tendrá serias consecuencias para las relaciones con USA, así como con la comunidad internacional en general», ha dicho Cheney, según un comunicado de su oficina.

También el presidente George W. Bush declaró en el transcurso de una entrevista con la NBC haberle hecho saber al primer ministro ruso Vladímir Putin que la respuesta rusa era «desproporcionada» e «inaceptable».

Pero luego de lo de Iraq, no hay mucho espacio para el reclamo estadounidense aunque es obvio que no puede dejar caer a un aliado como lo es Georgia, sin hacerse escuchar.

El domingo las autoridades georgianas informaron de que su ejército se había retirado de Tsjinvali, la capital surosetia, poniendo fin a la invasión comenzada el pasado día 8. Los rumores de francotiradores georgianos mantienen el temor entre la población de la ciudad, que regresa lentamente, según informa la agencia Reuters.

Tsjinvali carece de agua y la comida escasea.

Fuentes hospitalarias de la ciudad afirman que no hay alimentos para los más de 200 heridos que mantienen bajo su cuidado.

Hay varios cadáveres por las calles y los habitantes temen encontrar muchos más bajo las ruinas de los edificios bombardeados. Se escucha fuego constante de artillería, pero nadie sabe de dónde procede ni quién dispara.

En Abjazia, la otra región independentista georgiana apoyada por Rusia, al Noroeste del país, las milicias locales se han posicionado cerca de la frontera con Georgia.

Barcos de la flota rusa del Mar Negro han fondeado en las costa, presumiblemente con tropas o equipo militar.

El líder independentista, Sergéi Bagapash, ha asegurado que sus tropas expulsarán a los gerogianos del valle del Kodori. Es la única parte de territorio abjazo que controla Georgia tras un golpe de mano durante el verano de 2006.

La televisión rusa ha informado de la llegada de soldados rusos a la capital, Sujumi.

Las milicias independentistas también han entrado en la ciudad de Gali, en territorio abjazo desmilitarizado en virtud de los acuerdos con la OSCE.

La mayor parte de los 30.000 habitantes de Gali son georgianos. Durante la guerra que mantuvieron con los georgianos entre 1992 y 1993, fueron expulsados de Abjazia 200.000 georgianos.

Entre los objetivos bombardeados por la aviación rusa se encuentra una base militar en las afueras de Tbilisi, y una pista del aeropuerto internacional de la capital.

La flota rusa del Mar Negro ha hundido una lancha de misiles georgiana, según ha informado el Ministerio de Defensa ruso. Moscú ha asegurado que la embarcación georgiana fue hundida tras repeler el ataque de la flotilla de la que formaba parte.

El presidente ruso, Dimitri Medvédev, exige una retirada «completa e «incondicional» de Georgia del territorio de Osetia del Sur.

Casi al mismo tiempo, el presidente georgiano ha sido entrevistado en directo en la cadena CNN. En un perfecto inglés, el presidente Mijail Saakashvili ha ido señalando un mapa los puntos en su territorio supuestamente atacados por el Ejército ruso.

Previamente, el Parlamento georgiano había pedido unidad a la población.

En un comunicado se decía que el país «no debía permitir que el enemigo ocupe nuestra tierra y no deberíamos dejar que se repitan los acontecimientos de 1921 cuando el Ejército Rojo invadió Georgia».

Los 2.000 soldados que Georgia tenía desplegados en Iraq ya han regresado.

Tras el anuncio de que Georgia se había retirado por completo de la región rebelde y prorrusa de Osetia del Sur, la diplomacia georgiana ha pedido un cese de las hostilidades.
El Ministerio de Asuntos Exteriores georgiano había informado que están dispuestos a entablar conversaciones con Moscú, e incluso han afirmado que han enviado una nota oficial a la Embajada rusa en Tbilisi.

Moscú ha admitido esta nota pero ha negado que se haya producido el fin de las operaciones militares por la parte georgiana.

Medvédev ha instado a Georgia a abandonar por completo la zona de conflicto para poder iniciar el alto el fuego.

Mientras, el ministro de Exteriores francés, Bernard Kouchner ha llegado a Tiblisi acompañado del presidente de turno de la Organizción para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), el jefe de la diplomacia finlandesa Alexander Stubb.

El Elíseo ha confirmado que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, cuyo país ostenta la presidencia de la UE este semestre, visitará Moscú en los próximos días para tratar directamente la crisis.

2 comentarios en “Tanques rusos atacan la estratégica ciudad georgiana Gori

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s