Georgia acepta plan de cese al fuego

El presidente de Georgia aceptó el miércoles un plan mediado por Francia para poner fin a los combates en su país entre soldados georgianos y fuerzas rusas.

El presidente ruso Dmitry Medvedev aceptó el martes un plan de seis puntos negociado por su colega francés Nicolas Sarkozy, que pide tanto a soldados rusos como georgianos retirarse a las posiciones que tenían la semana pasada antes de que estallara el conflicto en la provincia separatista de Osetia del Sur.

Sarkozy, quien pasó varias horas trabajando en el plan con Medvedev, llevó la propuesta posteriormente a la capital georgiana, Tiflis. Ahí pasó varias horas más afinándolo junto con el presidente georgiano Mijail Saakashvili, y los dos telefonearon en dos ocasiones a Medvedev para consultar con él.

Saakashvili salió finalmente y dijo a la prensa el miércoles que «debería haber un cese al fuego». Agregó que aceptaba los «principios generales» del acuerdo, pero no veía razón alguna para firmarlo, al considerarlo como un «documento político». Sarkozy agregó que el plan sería presentado pronto a los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea, en Bruselas.

«Necesitamos detalles legales, resoluciones del Consejo de Seguridad (de la ONU) y necesitamos una mayor presencia de observadores internacionales en el área», dijo Saakashvili.

Georgia intentó recuperar el control de Osetia del Sur la semana pasada, lo cual desató una fuerte respuesta rusa basada en ataques aéreos y terrestres ahí y en el resto del país.

Aún faltan por aclarar algunas cuestiones, como la relativa a las fuerzas de paz rusas en las provincias separatistas georgianas de Osetia del Sur y Abjasia, donde la mayor parte de los habitantes tienen la ciudadanía rusa.

Saakashvili indicó que su gobierno declararía a los rusos como fuerzas de ocupación, pero Medvedev insistió el martes que los cuerpos de paz de su país continuarían en el área.

La principal intención de Saakashvili es contar con fuerzas internacionales de paz en la zona.

Sarkozy, cuya nación detenta la presidencia rotativa de la Unión Europa, dijo que ésta podría enviar fuerzas de paz a Georgia si todas las partes se ponían de acuerdo.

«¿Puede Europa participar de una misión de paz? Europa está disponible para ello, desde luego», dijo previamente Sarkozy a la prensa en Moscú.

Saakashvili dijo que los tres mandatarios acordaron eliminar del plan una frase que pide la discusión a nivel internacional sobre el futuro estatus de las dos provincias separatistas.

«La integridad territorial y el que Osetia del Sur y Abjasia pertenecen a Georgia no puede jamás ser puesto en duda por cualquier tipo de proceso internacional. Eso es impensable», dijo.

El plan de paz exige que Rusia y Georgia cesen las hostilidades de inmediato y permite el libre acceso a la región de la asistencia humanitaria.

Horas después de que Medvedev accediera al plan, sin embargo, Georgia dijo que Rusia seguía atacando los blancos georgianos.

Los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), por su parte, apoyaron a Georgia en su enfrentamiento militar con Rusia y dijeron el martes que la nación caucásica se encuentra en camino a unírseles, a lo cual se opone Moscú.

El presidente de Polonia y los dirigentes de cuatro ex repúblicas soviéticas viajaron a Georgia para manifestarle su solidaridad a Saakashvili.

Medvedev ha denunciado el ataque que Georgia lanzó contra Osetia del Sur la noche del jueves como un acto de «genocidio».

En ese sentido, el ex ministro consejero y actual encargado de negocios de Rusia en México, Valery Pograslevsky, dijo que su gobierno está reuniendo pruebas para acusar a Georgia de genocidio ante el Tribunal Internacional de La Haya.

«Aquí no hay nada inventado. Es real. Rusia está dispuesto a llevar esto a los foros internacionales… y demostrar que fue un genocidio», dijo en conferencia de prensa en la Ciudad de México.

Pograslevsky acusó también a los medios de comunicación de manipular imágenes con la finalidad de dar la impresión «errónea» de que la respuesta rusa en el conflicto fue desproporcionada y que la verdadera razón detrás de los combates es el deseo de Georgia de unirse a la OTAN y «su ambición fracasada de presentarse como el más democrático, de querer ser más santo que el Papa».

Según el primer secretario y encargado de prensa de la embajada rusa en México, Vladimir Yaroshevskiy, ya se ha reunido a unos 150 abogados encargados de conjuntar las pruebas que llevarían al tribunal de La Haya.

Sarkozy comentó que tocará a los organismos internacionales el determinar si se realizaron acciones de limpieza étnica en el conflicto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s