Acuerdo sobre escudo antimisiles entre Polonia y EEUU pese a hostilidad rusa

Polonia y Estados Unidos alcanzaron un acuerdo preliminar sobre la instalación en suelo polaco de partes del escudo antimisiles estadounidense, que seguramente aumentará las tensiones entre Rusia y Occidente ya exacerbadas por el conflicto en Georgia.

“Logramos un acuerdo con Estados Unidos sobre el escudo (antimisiles)”, dijo el primer ministro polaco Donald Tusk en su intervención en directo en el canal TVN.

Tras el anuncio el ministro de Relaciones Exteriores polaco, Radoslaw Sikorski, confirmó que su homólogo ruso Serguei Lavrov acababa de anular su visita a Polonia programada para el mes de septiembre.

El primer ministro polaco añadió que la parte estadounidense aceptó una petición clave del gobierno de Varsovia: desplegar en Polonia baterías antiaéreas de medio alcance Patriot para garantizar la seguridad del país europeo oriental, al margen del escudo antimisiles.

Con el acuerdo, Estados Unidos prevé instalar en suelo polaco, de aquí a 2012, diez interceptores con capacidad para destruir en vuelo posibles misiles balísticos de largo alcance.

El sistema estará unido a un potente radar que se instalará en la República Checa. El acuerdo con este último país fue firmado oficialmente el 8 de julio. Estos elementos forman parte de un gran proyecto destinado a proteger el territorio estadounidense de posibles amenazas de países como Irán.

El acuerdo, concluido con dos países ex comunistas que se han convertido en aliados, permite a Washington marcar un punto contra Rusia, que protesta con virulencia contra un proyecto que califica de amenaza directa contra ella.

Desde hace unos meses, Rusia ha prevenido que la instalación de contingentes norteamericanos equipados de sistemas antimisiles en su antigua zona de influencia tendría una respuesta.

“Nos veremos obligados a responder de manera adecuada”, advirtió a mediados de julio al presidente ruso Dimitri Medvedev. “La Unión Europea y Estados Unidos quedan advertidos”.

Las conversaciones se entablaron hace quince meses y tropezaron en numerosas ocasiones con exigencias del gobierno liberal de Donald Tusk, en el poder desde noviembre.

Afirmando que la instalación del escudo constituía un riesgo suplementario para Polonia, que tiene fronteras con Rusia, el gobierno polaco reclamó a Estados Unidos la instalación de baterías antiaéreas de última generación para aumentar la seguridad de su territorio.

Donald Tusk explicó que Estados Unidos había aceptado desplegar en Polonia una primera batería antiaérea Patriot, operada por el ejército estadounidense. Después, el ejército polaco se equipará con este mismo armamento.

“Nuestra petición clave, la presencia de Patriot, fue aceptada por los estadounidenses”, se congratuló Tusk.

Según el gobierno polaco, el conflicto entre Rusia y Georgia ha favorecido la conclusión de las negociaciones.

“Ahora tenemos una situación internacional nueva”, declaró el miércoles el jefe de la diplomacia polaca Radoslaw Sikorski.

El presidente estadounidense George W. Bush, al que la crisis georgiana ha tomado por sorpresa, también estaba ansioso por llegar a un acuerdo, justo antes de la campaña presidencial, según varios diplomáticos.

Donald Tusk también afirmó haber obtenido garantías jurídicas suplementarias para estar seguro de que los norteamericanos acudirán a socorrer a Polonia en caso de agresión.

Se trata de reforzar todavía más el artículo 5 del tratado de la OTAN que estipula que un ataque armado contra una de las partes del tratado será considerado como un ataque contra todas las partes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s