Occidente advierte a Rusia que no debe iniciar una nueva guerra fría

Dimitri Medvedev
Dimitri Medvedev

La presión sobre Rusia, muy criticada tras haber reconocido a los separatistas georgianos, aumentó el miércoles con la reacción de China, que expresó “su preocupación”, mientras que los occidentales le advirtieron que no debía “iniciar una nueva guerra fría”.

Pekín “está preocupado por los últimos acontecimientos en Osetia del Sur y Abjasia”, afirmó el portavoz de la diplomacia china, Qin Gang, citado por la agencia oficial China Nueva.

Hasta el presente China había permanecido silenciosa, expresando únicamente su esperanza de que las partes concernidas encontrarían “una solución adecuada a ese problema mediante el diálogo”.

La declaración china se produjo poco antes del encuentro que deben sostener el presidente ruso Dimitri Medvedev y su homólogo chino Hu Jintao en Dushanbé, capital de la ex república soviética de Tayikistán, en el marco de una cumbre de los países de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS).

Los dos jefes de Estado “van a discutir (sobre el reconocimiento), pero ello no quiere decir que vayamos a obligar a nadie a reconocer (a las dos repúblicas después de que lo hizo Rusia). Los chinos tienen sus propios problemas”, declaró la portavoz del Kremlin, Natalia Timakova.

Medvedev, que había reservado su primera gran visita oficial a China tras su investidura en mayo, se preocupa por cuidar, así como su predecesor Vladimir Putin, un eje Moscú-Pekín, en momentos en que sus relaciones con Occidente están bastante tensas.

Para incrementar la presión, el ministro británico de Relaciones Exteriores, David Miliband, declaró en Kiev que correspondía a Rusia “no iniciar una nueva guerra fría”, estimando que sería “contraproducente aislarla”.

La canciller alemana Angela Merkel dijo el miércoles al presidente ruso Dimitri Medvedev que su decisión de reconocer la independencia de Abjasia y Osetia del Sur “no se ajusta al derecho internacional”, precisó el portavoz de la responsable alemana, Ulrich Wilhelm.

El canciller francés Bernard Kouchner acusó el miércoles a Rusia de haberse puesto “fuera de la ley internacional” y afirmó que la Unión Europea (UE) “no puede aceptar las violaciones del derecho internacional” y de los “acuerdos de seguridad”.

Los 27 países de la UE “van a reaccionar, evidentemente”, advirtió Kouchner, cuyo país ejerce la presidencia semestral de la Unión Europea.

La UE debe sostener claramente una adhesión de Ucrania para evitar que ese país se convierta, después de Georgia, “en el próximo objetivo de las presiones políticas” de Rusia, recalcó por su lado el comisario europeo de Ampliación, el finlandés Olli Rhen.

La OTAN urgió el miércoles a Rusia a reconsiderar la decisión de reconocer a dos regiones separatistas de Georgia y a respetar la integridad territorial de ese país caucásico.

Los occidentales denuncian el reconocimiento de las dos repúblicas así como el mantenimiento en Georgia de posiciones avanzadas de las fuerzas rusas, sobre todo cerca del puerto de Poti, en el Mar Negro, en violación según ellos del plan de paz firmado el 12 de agosto.

Georgia por su parte decidió degradar el nivel de sus vínculos con Rusia y mantener solamente dos diplomáticos en su embajada en Moscú, informó el miércoles a la AFP la canciller georgiana Eka Tkeshelashvili.

“Hemos rebajado el nivel de nuestras relaciones diplomáticas con Rusia. Ya no tendremos embajador en Moscú, y sólo un diplomático de alto rango y uno de segundo rango seguirán trabajando en nuestra embajada ante la Federación Rusa”, dijo la ministra georgiana de Relaciones Exteriores.

En la región, el enfrentamiento entre rusos y occidentales tomó un aspecto concreto en el Mar Negro, donde Moscú acusa a la OTAN de consagrar fuerzas navales pretextando ejercicios y una ayuda humanitaria a Georgia.

Rusia ordenó a su flota vigilar el creciente número de barcos de la OTAN que surcan el Mar Negro, reveló el miércoles un general ruso durante un encuentro con la prensa sobre el conflicto en Georgia.

“En vista del aumento de las fuerzas navales de la OTAN en el Mar Negro, la flota (rusa) también tendrá la tarea de vigilar sus actividades”, indicó a la televisión el jefe de Estado Mayor adjunto de las Fuerzas Armadas rusas, Anatoli Nogovitsin.

AFP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s