Rusia condena en la ONU un bombardeo de EE.UU. en Afganistán

Rusia presentó hoy en el Consejo de Seguridad de la ONU un borrador de declaración en el que se condena el reciente bombardeo de la aviación de EE.UU. contra una población del norte de Afganistán, que, al parecer, causó 90 muertos civiles. “El borrador se puso sobre la mesa pero no se alcanzó ningún acuerdo” sobre su contenido, dijo el presidente de turno del Consejo, el embajador belga Jan Grauls, a la salida de una reunión del máximo órgano.

Grauls señaló que el secretario general adjunto de la ONU para Misiones de Paz, Edmund Mulet, informó a los miembros del Consejo durante la reunión de lo sucedido el pasado 22 de agosto en una localidad del distrito de Shindand, en la provincia occidental afgana de Herat.

“Hay una investigación en marcha y es muy difícil para mí anticipar cuál va a ser su conclusión”, apuntó el representante de Bélgica.

El texto presentado por el embajador ruso ante la ONU, Vitaly Churkin, se interpretó como una nueva señal del deterioro de las relaciones entre Moscú y Washington a raíz del conflicto sobre las regiones separatistas georgianas de Osetia del Sur y Abjasia.

Las averiguaciones preliminares efectuadas por la Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán (UNAMA) han hallado “pruebas evidentes” de que 90 civiles, entre ellos 60 niños, perdieron la vida el pasado 22 de agosto en un ataque aéreo de las fuerzas de EEUU desplegadas en Afganistán.

El enviado especial de la ONU en ese país, Kai Eide, explicó hoy en Kabul que un equipo la misión investigó durante los últimos días el bombardeo efectuado por la aviación estadounidense.

Las autoridades afganas también habían cifrado en 90 el número de muertos en el ataque aéreo de la coalición que lidera EEUU en Afganistán.

El mando militar estadounidense mantuvo que en el bombardeo murieron 30 presuntos talibanes, aunque un día después se comprometió a investigar lo ocurrido ante las denuncias de numerosas muertes de civiles.

El Gobierno del presidente afgano, Hamid Karzai, decidió el pasado lunes “revisar” la presencia de las tropas internacionales en el país y “regular” su responsabilidad por medio de un acuerdo.

El Ejecutivo afgano constató en su comunicado haber discutido “repetidamente” el asunto de las bajas civiles con las fuerzas internacionales, a las que ha pedido “que detengan todos los bombardeos aéreos sobre objetivos civiles, especialmente en los pueblos afganos”.

EE.UU. encabeza la coalición que lleva a cabo en Afganistán la misión antiterrorista “Libertad Duradera” contra las fuerzas del antiguo régimen talibán.

Esta coalición actúa independientemente de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), conformada por contingentes de países de la OTAN y que cuenta con un mandato de Naciones Unidas.

EFE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s