La UE advierte a Rusia de que su relación está “en la encrucijada”

Los Veintisiete se dan de plazo hasta la cumbre UE-Rusia del 14 de noviembre para ver si revisan su relación.- Medvédev avisa que no dará marcha atrás sobre el reconocimiento de Osetia del Sur y Abjazia.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea advertirán hoy a Rusia de que su relación se encuentra “en la encrucijada” tras el conflicto de Georgia y le reclamarán que actúe de forma “responsable”, dándose de plazo hasta mediados de noviembre para decidir si lo ocurrido repercute de manera seria en el “futuro” de la relación, según el borrador de conclusiones distribuido al inicio del Consejo Europeo extraordinario y que todavía podría sufrir algunas modificaciones. Como ya se había adelantado, en ningún momento se habla de sanciones a Rusia por su actuación, sino que los Veintisiete esperan por parte de Moscú “un comportamiento responsable y fiel al conjunto de sus compromisos”.El mismo día en el que está previsto que se reúnan los dirigentes de la Unión Europea (UE) para debatir la crisis en el Cáucaso, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, ha advertido esta mañana a Estados Unidos y a sus aliados de que si apuestan por el régimen del presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, incurrirán en un error de “magnitud histórica”. “Si EE UU y sus aliados finalmente optan, no por sus intereses nacionales o los del pueblo georgiano, sino por el régimen de Saakashvili, que nada ha aprendido, será un error de magnitud histórica”, ha asegurado el jefe de la diplomacia rusa, en declaraciones desde Moscú a la agencia Interfax.

Diálogo frente a sanciones

El francés Nicolas Sarkozy, presidente de turno de la UE, ha convocado a los Veintisiete a una cumbre extraordinaria del Consejo Europeo que ha comnenzado las 15.00 hora peninsular, para definir sus relaciones con Rusia tras la crisis de Georgia. Está previsto que el consejo exprese su total apoyo a Georgia e insista en el cumplimiento del acuerdo definido por Sarkozy, que permitió el alto el fuego entre Moscú y Tbilisi. El pacto implica no recurrir a la fuerza, el fin definitivo de la violencia, facilitar el acceso a la ayuda humanitaria, la retirada de las tropas de Georgia a sus bases y las de Rusia, a sus posiciones anteriores al estallido, y el comienzo de conversaciones internacionales.

Una línea de actuación confirmada esta mañana por Francia, de acuerdo con las declaraciones de su primer ministro, François Fillon, que ha asegurado que Sarkozy quiere viajar de nuevo a Rusia y a Georgia para “hacer avanzar la causa de la paz”. Además, Fillon ha recordado que apostarán por “el diálogo firme” para encontrar una solución a la crisis del Cáucaso y ha insistido en la oposición francesa a las sanciones sobre Moscú. “No están en la agenda”, según palabras de Fillon, que ha definido la postura francesa, respaldada por Italia y por Alemania, que consideran que sería prematuro adoptar sanciones. Esta mañana, el ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, ha asegurado que España defenderá el principio de soberanía de Georgia y el diálogo, ya que, en su opinión, “no es el momento de establecer sanciones”. “Hace falta volver a buscar la confianza mutua entre Rusia y la Unión Europea”, ha afirmado Moratinos.

“No aceptamos la conducta rusa, pero no es el momento de sanciones”, ha declarado a los medios la presidenta de Finlandia, Tarja Halonen, a su llegada a la cumbre. “No veo las cosas en términos de sanciones”, ha conicidido con ella el primer ministro belga, Yves Leterme.

En la línea dura de los dirigentes de la UE, se ha manifestado esta mañana Gran Bretaña. Después de haber advertido ayer de que ningún país debería tener el dominio energético de Europa y que la UE tendría que revisar completamente las relaciones con Rusia, el primer ministro británico ha instado a Bruselas a suspender las negociaciones con Rusia como medida de protesta por la intervención de Moscú en Georgia.

“Es absolutamente necesario evitar que la crisis del Cáucaso se convierta en la mecha para retornar a la guerra fría”, ha declarado esta mañana a una cadena de televisión el primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi. De cara a la reunión de esta tarde, el dirigente italiano espera que se alcance “una declaración que mire hacia el diálogo más que al enfrentamiento” y que, finalmente, los países miembros decidan no sancionar a Rusia. Berlusconi ha apuntado la importancia de las relaciones diplomáticas con Moscú por su potencial militar, nuclear y energético.

Los Veintisiete están dispuestos a “una presencia sobre el terreno”, para lo cual, además de contribuir a la misión de observación de la Organización para la Cooperación y la Seguridad en Europa (OSCE), la UE “ha decidido el envío inmediato de una misión exploratoria encargada de contribuir a recabar información y precisar las modalidades de un compromiso reforzado de la UE sobre el terreno”.

Los puntos de Medvédev

Antes de que se celebre la reunión de los Veintisiete, el presidente ruso, Dimitri Medvédev, ya ha advertido de que el reconocimiento de la independencia de las regiones de Osetia del Sur y Abjazia es una decisión que “no tiene marcha atrás”. Además, Medvédev, ha esbozado los cinco puntos en los que se basará la futura política exterior del Kremlin. También ha señalado la posibilidad de, en caso de que sea necesario, introducir sanciones en contra de otros estados.

Entre otras ideas, Medvédev apuesta por un mundo multipolar. “Un mundo con un único polo es inaceptable. Rusia no podría aceptar un orden mundial donde todas las decisiones son tomadas por un sólo lado, aunque ese sea uno de los más poderosos como Estados Unidos”. Además, el presidente ruso ha defendido que su país no buscará el enfrentamiento con cualquier otro estado y que, en la medida de lo posible, desarrollará vínculos de amistad con Estados Unidos, Europa y otros países. “Rusia no está buscando el aislacionismo”, según palabras de Medvédev.

La guerra entre Rusia y Georgia empezó el pasado 7 de agosto cuando Georgia pretendía recuperar el control de Osetia del Sur, a lo que Moscú respondió con una potente y muy criticada ofensiva por parte de Occidente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s