Buque de guerra de EEUU llega a Georgia y Rusia duda de su fin humanitario

USS Mount Whitney
USS Mount Whitney

Un navío de la marina estadounidense, el “USS Mount Whitney”, que transporta ayuda humanitaria, llegó el viernes al puerto georgiano de Poti, cerca del cual están desplegadas fuerzas rusas, suscitando las críticas de Moscú, que puso en duda la finalidad de su misión.

El “USS Mount Whitney”, buque insignia de la VI Flota estadounidense, es el último de tres barcos enviados por Washington para entregar mantas, productos higiénicos y alimentos infantiles, principalmente, a Georgia a raíz del conflicto ruso-georgiano.

“Puedo confirmar que llegó a Poti. Las maniobras de anclaje están en curso”, afirmó un responsable de la marina estadounidense que no quiso ser identificado.

Sin embargo, Moscú criticó el envío de un navío tan sofisticado, poniendo en duda el carácter humanitario de su misión y considerando que puede infringir las convenciones internacionales.

“Se plantea la cuestión de si la entrada del ‘USS Mount Whitney’ en el Mar Negro es conforme a la Convención de Montreaux de 1936”, afirmó el portavoz del ministerio ruso de Relaciones Exteriores, Andrei Nesterenko, en referencia a un acuerdo internacional que limita los despliegues navales en esa zona.

Nesterenko describió al “USS Mount Whitney” como el “buque más sofisticado de su clase en la marina estadounidense”, haciendo hincapié en sus compleja tecnología de reconocimiento.

Una violación de la Convención de Montreaux “debería ser causa de preocupación de los países firmantes”, afirmó.

El portavoz puso en duda que este tipo de buque sea apropiado para la entrega de ayuda.

“Navíos de esta clase pueden difícilmente entregar una gran cantidad de ayuda (…) ¿cuántas docenas de toneladas de ayuda puede entregar un buque de este tipo?”, lanzó.

Rusia ha criticado en repetidas ocasiones el envío de navíos estadounidenses a Georgia, en particular desde el inicio del conflicto con Tiflis, el 7 de agosto pasado, y ha acusado a Washington de utilizar la entrega de ayuda humanitaria para rearmar de forma encubierta al ejército georgiano.

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, incluso amenazó con una reacción.

Washington por su parte siempre ha negado esas acusaciones.

Las tropas rusas están desplegadas en puntos de control cerca de Poti, puerto georgiano clave en el Mar Negro, como parte de lo que Moscú afirma es una operación de mantenimiento de la paz. Georgia afirma que se trata de una fuerza de ocupación y exige su retirada.

Rusia envió tanques y tropas a territorio georgiano como respuesta a una ofensiva de Georgia el 7 de agosto destinada a retomar el control de la provincia separatista georgiana pro rusa de Osetia del Sur.

Bajo un acuerdo de alto el fuego alcanzado por mediación de Francia, Moscú retiró el grueso de sus tropas de Georgia, pero miles de sus soldados siguen desplegados en territorio georgiano.

Posteriormente, Rusia reconoció la independencia de Osetia del Sur y de Abjasia, otra región separatista, suscitando la condena de Tiflis y de numerosos países occidentales.

Entre tanto, los cancilleres de la UE, reunidos viernes y sábado en Aviñón (sur de Francia) buscarán reforzar su unidad frente a Rusia de cara a una reunión crucial el lunes próximo entre el presidente francés Nicolas Sarkozy -que ejerce la presidencia de los 27- y su homólogo ruso Dimitri Medvedev sobre la crisis en Georgia.

AFP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s