A 40 años del fallecimiento del gran Brian Jones

Brian eh

Hoy, 3 de julio de 2009, se conmemora 40 años de la desaparición del gran músico Brian Jones; fundador de la mítica banda “The Rolling Stones”.

Pueden leer su bio aquí y un poema del poeta peruano Luis Hernández que le hizo en 1971.

Descansa en paz, maestro.

3 comentarios en “A 40 años del fallecimiento del gran Brian Jones

  1. BRIAN JONES: HOY HACE CUARENTA AÑOS.
    Por Lerminho Gordeiro

    ¿Quién fundó y bautizó esa añeja banda?
    ¿Quién fue el primer rockero en comparecer ante un tribunal por asuntos de drogas, allá por 1967?
    ¿Quién tocaba todos los instrumentos?
    ¿Quién embarazo a las menores?
    ¿Quién compuso esas canciones que nunca se grabaron?
    ¿Quién fue la primera estrella pop heterosexual en usar alhajas y atuendos femeninos, antes de inventarse el término “glam”?
    ¿Quién se encargaba de los arreglos para convertirlos en éxitos?
    ¿Quién amaba el blues e idolatraba a Elmore James?
    ¿Quién murió a los 27 años de edad como el legendario Robert Johnson?
    ¿Quién inspiro a la pregunta: ¿Dejaría que su hija se case con un Rolling Stone?
    ¿Quién fue realmente Brian Jones?
    ¿Fue acaso la verdadera identidad de Nanker Phelge?
    Nunca se supo bien como fue su muerte; si accidente, sobredosis, suicidio o asesinato. Nunca se sabrá.

    Multi-instrumentista, podía tocar guitarra, piano, citara, saxofón, trompeta, trombón, mellotrón, marimba, percusión, flauta, clarinete y harmónica. También la mandolina, el dulcimer, el arpa y las campanas tubulares. Amante del jazz, el blues, la música experimental y la música étnica; drogadicto, alcohólico, tímido, excéntrico y mujeriego. No se podría concebir la existencia de los Rolling Stones sin Brian Jones. “Introvertido, paranoico y resentido hacia cualquier forma de autoridad” dicen los informes de colegio del alumno Lewis Brian Hopkin-Jones, nacido en Cheltenham un 28 de febrero de 1942. Fue él, el verdadero genio creador detrás de los Stones.

    Brian Jones asumió con énfasis el rol de líder y manager de los Rolling Stones (hasta la llegada de su productor Andrew Loog Oldham). De hecho, durante un tiempo recibió en secreto un bonus de cinco libras semanales. Cosa que ayudo a comenzar el hendimiento entre los miembros de la banda.
    Brian era el único en la banda que sabia leer música y tenia conocimientos sobre cultura musical.
    En 1965 Keith y Mick tomaron el liderazgo de la banda, no permitiendo que Brian incluyera sus propias composiciones. Solo le permitían incluir arreglos en las canciones. Se pueden apreciar los aportes de Brian en temas como “Lady Jane” donde toca el dulcimer; “Paint it Black”, el intro con citara y el ritmo; “Under my Thumb” donde toca marimba; en “Ruby Tuesday” flauta y parte de las letras; en “Let´s Spend de Night Together” toca el piano; en “Backstreet girl” el acordeón; en “2000 ligth years from home” toca el mellotrón; en “No expectations” guitarra slide; en “You Know My Name (Look up the Number)” de los Beatles toca el saxo; “Something Happened To Me Yesterday” toca trompeta y trombón; y claro la clásica y una de las mejores composiciones de los Stones “Jumpin Jack Flash”. La lista es larga y solo se puede resumir con un largo etcétera.
    También compuso la banda sonora de la película alemana “Mord und Totschlag” en el ´66 junto a Jimmy Page y en el ´68 colaboró en la grabación de “All Along the Watchtower” de Hendrix junto a Dave Manson de Traffic,
    A mediados del ´68 grabó “Pipes of Pan at Jajouka” un disco donde presenta a la tribu Jajouka, de Marruecos, tocando música étnica. En 1967 Jones asistió al Monterey Pop Festival, acompañado de Nico (musa de Andy Warhol) vocalista de Velvet Underground, donde presenta ante el publico a su amigo Jimi Hendrix y conoce a Frank Zappa y Dennis Hopper. Luego del Festival Jones decide exiliarse y compra la casa de campo del escritor de “Winnie the Pooh”, A. A. Milne, la Cotchford Farm.

    Keith le quito a su novia Anita Pallenberg ese mismo año, eso rompió la relación entre ambos miembros de la banda. A finales de 1967 fue arrestado por posesión de Cannabis y la cárcel terminó de marcar su psiquis: paranoico, alterado, varias internaciones no pudieron rescatarlo del abismo.
    El 3 de julio del ´69 apareció muerto en la piscina de su granja.

    Las versiones sobre lo que pasó la noche del 2 de julio varían. Desde la posibilidad del suicidio, pasando por el asesinato, sobredosis de drogas, hasta la sospecha de un complot tramado por Mik Jagger y Keith Richards en unión del manager del grupo.

    A principios del ´69 los Stones se iban a EE.UU. y decidieron expulsar a Jones, ya que éste no podía obtener su permiso para viajar debido a sus antecedentes de posesión de drogas. Un mes después se encontraba en su piscina con Anna Wohlin (su novia sueca), Frank Thorogood (el arquitecto que diseñaba su patio) y Janet Lawson (la amante de Tom Keylock, agente de los Stones) es ahí donde empieza el misterio.
    Se dice que Frank ahogo a Brian en la piscina en algún momento en que se quedaron solos, otros afirman que Tom Keylock apareció de la nada y lo ahogo. En 1993 Frank Thorogood agonizaba y le confeso a Keylock que fue él quien ahogo a Brian Jones, lamentablemente no hay nadie que pueda corroborar esto solo el mismo Keylock quien le compro un pasaje a Suecia a Anna Wohlin y fue encontrado días después quemando las pertenencias de Jones.
    Pero la madrugada del 3 de julio, el jardinero de Cotchford Farm encontró el cuerpo flotando. Más tarde, los asistentes saquearon la casa y cargaron las pertenencias de Jones en un camión. El guardián dijo que los padres de Brian habían pedido las cosas e indicaron que quemaran todo lo demás, pero se sabe que recibieron muy pocas cosas de su hijo. Además, los formidables gastos de los albañiles habían llevado al ex stone a la ruina.

    Se ha dicho que cuando los Stones se enteraron, su reacción fue de indiferencia. Solamente Mick dijo después de un perturbante silencio: “Brian lo hizo”. Sugiriendo que el ex-stone se había suicidado.

    Como se mencionó más atrás, los Stones lo habían echado de la banda, cosa que, al parecer, le había afectado profundamente. Aunque algunos sugieren precisamente lo contrario, que Brian lo tomo de buena manera. En ese momento algo que no es muy sabido es que Jones tenía la posibilidad de unirse a Hendrix y Lennon para formar una especie de Superbanda, cosa que no se ha comprobado. Vale recordar que, tanto Lennon como Hendrix, estaban hartos de sus respectivas bandas, Hendrix recién había desarmado la “Experience” después de terminar el flamante álbum “Electric Ladyland”, y Lennon comenzaba la “Plastic Ono Band” al tiempo que se realizaban las grabaciones del álbum de despedida de los Beatles, “Abbey Road”, y parece ser que buscaban un nuevo rumbo en sus carreras. El caso es que ciertas personas tenían que evitar a toda costa aquella idea. De igual forma Brian insistía con juntarse con Andrew Loog Oldham (ex-productor de los Stones), Ian Stewart (teclados), Mitch Mitchel (baterista de la Experience) y Alexis Korner (guitarra y piano) quienes finalmente accedieron. Lamentablemente esto nunca se concretó por razones obvias.

    Se ha mencionado también un complot para terminar con la Contracultura, de la que salieron victimas Hendrix, Joplin, Morrison, Lennon, McCartney (para los que creen que realmente murió en el ´66) y, obviamente, Jones. Semejante a los sucedido diez años atrás con Buddy Holly y Ritchie Valens muertos en un “accidente” aéreo. Chuck Berry en la cárcel, Elvis en el ejército y Little Richard convertido al Cristianismo.

    También se ha llegado a decir que Brian continúo con la “tradición” (entiéndase “maldición”) de Robert Jonhson, el genial bluesman de los años ´30, de morir a los 27 años. Tradición que continuaría Jimmy Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison y, en menor medida, Kurt Cobain, pues no tenía nada que ver con el blues. Todos ello conforman el grupo que se ha dado el nombre de “Club de los 27” .Algo inquietante con respecto a esto último es la relación que existe entre Robert Johnson y Brian junto con Lennon, Hendrix, Morrison, Joplin y el supuestamente fallecido McCartney. Y es que aparte de la fascinación que todos estos músicos de los ´60 sentían por la música blues en general y por la música de Johnson en particular, es que todos ellos comparten una misma letra alfabética en uno de sus dos nombres o en ambos, y es la letra J: Robert Johnson, Brian Jones, Jimmy Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison, James Paul McCartney y John Lennon. Teoría, por cierto, demasiado rebuscada.

    Como es bien sabido, a los Rolling Stones siempre se los a relacionado con el Satanismo a partir de su álbum “Their Satanic Majesties Request” de 1967. Así pues, ha surgido otra hipótesis con respecto a la muerte de Brian, la cual plantea que, supuestamente, la banda debía realizar un sacrificio humano como parte de su iniciación a dicha secta y para, de ese modo, asegurar un firme éxito a los álbumes posteriores. La decisión era evidente, debían sacrificar a Brian. Que mejor que el fundador de la banda y líder original fuera el elegido para darle a la banda el éxito meritorio en los años venideros. Algo de esto se dice que se encuentra sutilmente sugerido y entre líneas en la película de comedia inglesa “La vida de Brian”, dirigida y protagonizada por el clan de comediantes “Monty Pyton”, y producida por George Harrison.
    Tal vez sea demasiado arriesgado considerar semejante conjetura.

    Un filme del año 2005 retrata al mito. Titulado “Stoned”, se encuentra a medio camino entre el cine comercial y el diario para fans. Lo ha dirigido Stephen Woolley, productor habitual de Neil Jordan e investigador del expediente Jones durante once años. El filme retrata al músico (interpretado por el actor inglés Leo Gregory) como un verdadero drogadicto. Viene a insinuar Woolley algo ya oído: que Jones se creyó a pies juntillas el sexo, drogas y rock and roll, mientras que sus colegas de correrías aprendieron rápidamente los jugosos beneficios que todo aquel juego les podía reportar. Aún así, el director intenta hacer justicia en la figura de Brian y en su papel dentro de la banda: « ¡Si hasta enseñó a Jagger a tocar la armónica! El sonido de la banda es suyo», cuenta el director, que pinta a un Jones concupiscente, inconstante y abofeteable. E incluye una reveladora frase del propio músico: « ¿Feliz? Sí, imagino que lo he sido en algún momento, pero la felicidad es… tan aburrida…». «Mi última intención en la vida es ser una estrella pop. Lo disfruto, pero así no estoy satisfecho ni personal ni artísticamente».

    Mucho se ha dicho respecto a los cuatro discos que los Rolling Stones grabaron hacia finales de los ´60 y principios de los ´70. Son considerados unánimemente como la cúspide de su larga carrera. Pero poco o nada se le ha acreditado a Brian Jones su influencia en los mismos. Primero hay que empezar recordando que la principal influencia de la banda desde el inicio fue siempre el blues. De hecho, Brian Jones, fundador de la banda, eligió el nombre de la banda de un tema de Muddy Waters titulado precisamente “Rolling Stone blues”. La intención de la banda, según palabras del propio Jones, era tocar blues de los años ´40s y ´50s y difundirla en Inglaterra. Es decir, se trataba de una banda de blues por iniciativa de Brian. Sin embargo, conforme la carrera de los Stones fue ganando terreno, el manager decidió elegir a Mick Jagger y Keith Richards como co-escritores y co-autores de temas propios. Así, de este modo, alcanzar el éxito que habían llevado a los Beatles a la cima, escribiendo sus propias canciones. Esta decisión llevo a la banda, paulatinamente, hacia otros rumbos muy alejados de la simplicidad del blues. Y mientras Jagger y Richards cosechaban triunfos por sus canciones, Brian se alejaba poco a poco. No se sentía contento con el nuevo rumbo que estaba tomando la banda, a pesar de participar prolíficamente en álbums como “Aftermath”, “Between the Buttons” y “Their Satanic Majesties Request”. Este último duramente criticado, por considerarlo una copia barata del “Sgt Pepper´s” de los Beatles. Aunque Brian no concordaba en totalidad con la llamada “era psicodélica” de los Stones, es interesante apuntar que nunca fue un purista en lo que respecta al blues. Le gustaba la experimentación y los sonidos inauditos, así como las posibilidades del estudio de grabación.
    Después de estos tres álbumes citados, cuyo carácter intenta ajustar con el Rock Psicodélico de la época, los Stones deciden retomar sus raíces de blues y conciben el que se considera el más importante álbum de su carrera, el “Beggar´s Banquet”. En el que la aportación de Brian es escasa pero determinante. Las relaciones con los otros integrantes de la banda eran difíciles, especialmente con Richards. Pero en las pocas canciones que participó su intervención es notable y primordial. En el siguiente álbum, el soberbio “Let it Bleed”, Brian no se encontraba al 100%. Pero en las pocas canciones en que intervino, antes de ser expulsado de la banda, su participación fue igualmente impecable. El resto de las canciones contaron con el aporte del sucesor de Brian en la guitarra, Mick Taylor, ex-integrante de los John Mayall´s Bluesbreakers. Poco antes de lanzar al mercado este álbum, Brian es hallado muerto en la piscina de su casa. Los siguientes dos álbums “Sticky Fingers” y su obra maestra el álbum doble “Exile on Main St.” no cuentan con ninguna contribución de Brian. Sin embargo, con todo ese doloroso blues con el que están llenos, bien se podría decir, sin temor a equivocación, que la influencia de Brian sigue presente. Puesto que son los últimas grabaciones de los Stones a la fecha en que le hacen plena justicia al nombre de la banda y a la llamada época de oro de la misma. Del ´63 al ´69, periodo en que Brian ocupa el lugar de honor de esta ya legendaria banda de rock ´n roll.

    Brian Jones fue un músico excepcional cuya carrera se vio truncada abruptamente por razones que nunca se entenderán del todo. Tanto su vida, con sus aportes musicales, como su misteriosa desaparición han quedado en el olvido.

    Los Rolling Stones, entretanto, guardan silencio. “No quiero hacer psicología barata sobre Brian Jones” dijo tajantemente un siempre diplomático Mick Jagger a la revista inglesa Mojo, antes de romper años de silencio sobre el tema.

    “Sí, quiero ser famoso. Y no, no quiero cumplir 30 años”
    Brian Jones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s