¡Que siga la jarana en el Día de La Canción Criolla!

El 31 de Octubre de todos los años, se festeja el Día de la Canción Criolla. En la fecha, los compositores e intérpretes se juntan en torno de mesas democráticas en las que, junto con las canciones mas emotivas del cancionero peruano, se entonara aires precursos de nuestro acervo. Se recuerda a los compositores próceres del criollismo y se brinda con entusiasmo cotidiano. La conmemoración no admite recortes de ninguna naturaleza. El Festejo es Total.

En esta ocasión es obligatoria la mención de la famosa “Palizada”, grupo de divertidos niños capitaneados por Paz y Ezeta, quienes hicieron tabla rasa de reglamentos para la diversión en lugares prohibidos y que ellos mismos elaboraban de acuerdo a su particular interés y a las circunstancias. Temidos por las jovencitas “bien” y adorados por las del Rímac, Martinete y Caballo, los “muchachos” de la Palizada fueron peleadores, divertidos, bebedores, mujeriegos y amantes de la musica identificada con la marinera.

Cuando el vals empieza a ganar terreno, la Palizada ha perdido a sus mejores exponentes, Saco y Bocanegra impone un nuevo estilo y Braulio Sancho Dávila lanza su perdurable vals IDOLO; del norte llegan los hermanos Carreño con nuevas inquietudes musicales y los teatros de los barrios limeños dan preferencia en sus programaciones a la variedad de pálidos cantantes de tangos y gruesos intérpretes de la canción criolla.

Hacia 1925 emerge de los Barrios Altos un compositor enjuto, de ojos profundos, que cojea ligeramente, pero cargado de inspiración desbordante, de sentimiento criollo. Es Felipe Pinglo Alva, exponente máximo de la canción peruana, creador de “El Plebeyo” y “El Huerto de mi Amada”, de “Bouquet” y “El Canillita”, de “Pobre Obrerita” y “Porfiria”, y de varias docenas de valses de insuperable calidad.

A la muerte de Felipe Pinglo, ocurrida en 1936, nuevas inquietudes orientan a los compositores. Pedro Espinel, con su vals “Murió el Maestro”, rinde homenaje póstumo a su compadre.

Sigue leyendo

Célula Parlamentaria Aprista propone creación de Universidad Militar del Perú

Ejército del Perú

Con el objetivo de agrupar a las entidades educativas del Ejército en una sola entidad de pedagogía castrense, la Célula Parlamentaria Aprista presentó una iniciativa de ley que establece la creación de la Universidad Militar del Perú.

De acuerdo al texto del proyecto, dicha universidad tendrá su sede en la ciudad de Lima y contará sobre sus bases a las cinco entidades del subsistema educativo del Ejército para oficiales.

Estaría integrada por la Escuela Militar de Chorrillos, la Escuela Superior de Guerra, el Instituto Científico y Tecnológico del Ejército, el Instituto de Idiomas Virgen de las Mercedes y el Curso de Preparación para postulantes de la Escuela Militar de Chorrillos.

Se dispone además, que de aprobarse la ley, dicha universidad tendrá un plazo no mayor de dos años para que adecue su estatuto y órganos de gobierno a la ley universitaria vigente.

Esa casa de estudios superiores otorgará los grados académicos de bachiller, maestro y doctor, o los títulos profesionales de segunda especialización expedidos por la Escuela Militar de Chorrillos, la Escuela Superior de Guerra del Ejército y el Instituto Científico.

Fuente: AGENCIA ANDINA.