La Historia y el orgullo nacional (Parte I)

PERUANIDAD

Hugo Ramírez Canaval (*)

Estamos en el “Mes de la Gloriosa Marina de Guerra del Perú”, siempre esperado por los peruanos de bien –que gracias a Dios, somos la inmensa mayoría- porque es un mes en el que el orgullo nacional se revalora y nos hace vivir horas de satisfacciones por la herencia que otros peruanos nos han dejado y nos permite vivir con la frente en alto, así como porque tenemos la oportunidad de leer o escuchar información que nos alcanzan los periodistas -aunque son muy pocos, es cierto- que no figura en los libros de historia en los que estudiábamos mal hasta los años 70 y peor desde entonces…

El problema es que nuestros historiadores nunca nos han contado la historia verdadera y completa, que es imprescindible en una nación que se precia de un pasado lleno de honor y grandezas que nuestra Patria amada vivió hasta 1866, solamente 13 años antes de la invasión destructora…

Estimado lector, se imagina Ud. cómo tendríamos el amor propio y el orgullo nacional, si nuestros maestros nos hubieran contado alguna vez, que la escuadra española que los peruanos solos –sin pedir auxilio a nadie- derrotamos en el Callao aquella mañana gloriosa del 2 de Mayo de 1866, era la misma escuadra española que a su paso por aguas chilenas, amenazó con bombardear Valparaíso y los chilenos en lugar de defender su honor como hombres, entraron en pánico y vinieron a pedir que los defendamos? Así lo cuenta el historiador chileno Francisco Encina… Por supuesto, que nuestra escuadra fue a defenderlos y los defendimos en el Combate Naval de Abtao el 7 de febrero de 1866. Pero ¡Solamente 13 años después, nos invadieron!”

Sí, nos invadieron porque por culpa de los políticos, no teníamos armas para defender el honor y la integridad de la patria. El gobierno había licenciado al ejército y la marina en 1872. En el colmo del despropósito, aquellos llamaban “alarmistas” a Grau y a los marinos que pedían buques para enfrentar a los acorazados chilenos y el presidente de entonces decía: “Mi compadre Pinto (por el de Chile) no me va a hacer la guerra”. La casta política en nuestra Patria no tiene remedio… así han sido y así son. En estos días, el presidente no quiere saber nada de la defensa de la Patria, no quiere ser amigo de “los militares” y ante el armamentismo y las amenazas de los halcones chilenos, propugna “el desarme”, y sus pares… ¡se ríen!. El presidente no ha escuchado eso de “Los pueblos que olvidan su historia, están condenados a repetirla”. Sólo que los políticos se habrán ido y el pueblo peruano repetirá la destrucción, las perversidades y el despojo…

Esto que le cuento del desconocimiento de nuestra historia, estimado lector, es solamente un ejemplo del triste y doloroso oscurantismo en que nos tienen nuestros historiadores, razón por la que los profesores de colegios no nos enseñan lo que deberían enseñar, afectando el orgullo nacional tan maltratado después de la desgraciada y perversa invasión que los ingleses financiaron y prepararon durante 10 años y luego impidieron que el Perú se defienda, al no permitirnos comprar -tardíamente- un par de buques.

La Campaña Naval de la Guerra del Guano y el Salitre es un emporio de muchos más ejemplos de la superior clase de los peruanos sobre los chilenos, que no los conocemos por la desidia de nuestros historiadores…¿desidia?

En un artículo publicado en estas mismas páginas de nuestro diario LA RAZON, el Miércoles 6 del presente, al hablar de LOS HOMBRES que se enfrentaron en aquella campaña, señalé que el italiano Tomás Caivano, dice: “El Perú, casi sin marina, tenía marinos valerosos e inteligentes que sabían sacar todo partido posible a los débiles y mezquinos elementos puestos a su disposición, mientras que Chile con una magnífica marina que en otras manos hubiera sido poderosísima, carecía completamente de buenos marinos”.

Si a esto agregamos algunos ejemplos de cobardía de oficiales chilenos, que figuran en los libros chilenos y que deberían ser difundidos acá, otra sería la opinión de los peruanos sobre los chilenos. Por eso es que estimo necesario de toda urgencia, que se enseñe bien esa historia. Nuestros niños crecerían con otra idea del orgullo nacional y se reirían de las bravatas de los chilenos. Entonces se acabarían los atrevidos y los prepotentes…Y como esos días se acercan… ¡Quieren escribir otra historia… conjunta! Desde que algunos peruanos les refregamos eso del PANICO de 1866 y las cobardías de algunos de ellos en 1879, quieren borrar esas páginas.

Entre los halcones, están saliendo algunos inteligentes que no tenían antes.

Por eso es que nos quieren devolver el Huáscar. ¿Recuerda Ud. estimado lector?, hace poco estuvo de visita el Ministro de Defensa chileno y por encargo de los halcones, por supuesto, deslizó…(como quien no quiere) el asunto del Huáscar –que ellos son los que mueven cada cierto tiempo- para que un ingenuo de esos que nunca faltan acá, o uno de los “amigos de Chile”, la agarre al vuelo y solicite “la devolución”. La verdad es que los marinos chilenos quisieran deshacerse del Huáscar, porque ese buquecito peruano es la muestra viviente de la incapacidad de los marinos chilenos en la Campaña Naval de 1879. El problema es que el pueblo chileno considera que es un trofeo de aquella guerra, pero… es una vergüenza para algunos que quisieran desaparecerlo y de paso, aparecer generosos. ¡Suena raro!, ¿no? Con la conocida desigualdad en material de guerra de aquellos días, nunca nadie con dos dedos de frente podría considerar un trofeo la tenencia del Huáscar. Podría tal vez, ser un trofeo de parte de los políticos peruanos de entonces. Por mí, que lo conserven y lo cuiden, para que el mundo y los chilenos sigan aplaudiendo la calidad de los marinos peruanos – lo que incluye capacidad profesional por un lado y coraje y valentía, por otro- tanto que con ese buquecito pudieron inutilizar a toda la poderosa escuadra chilena por 6 meses.

Creo que es conveniente que así como señalé con cierto detalle el asunto del PANICO de 1866, le cuente también sobre otros casos de “cobardía frente al enemigo” registrados por los propios historiadores chilenos cuando escriben sobre la Campaña Naval de 1879, y hasta que se ocupen nuestros historiadores, nos encargaremos de recordarlo y difundirlo en estas páginas… ¡Por el orgullo nacional! ¡Volveremos!

(*) Contralmirante (r)

CLICK AQUÍ PARA LEER LA SEGUNDA PARTE

8 respuestas a “La Historia y el orgullo nacional (Parte I)

  1. Tan arrecho don Miguel Grau que los chilenos nunca le pudieron hundir un barco de guerra al PERU, y el con los huevos de avestruz bien puestos, se canso de hundirles barcos de guerra a los chilenos+ingleses, inclusive, a bordo del Huascar, le fabrico su heroe a los chilenos de esa guerra.
    Y eso, en aquella desgraciada guerra, un PERU sin armamento, sin un ejercito bien constituido, sin dinero para comprar armas pero con los cojones bien puestos de haber aceptado una declaracion de guerra de los ingleses+chilenos sabiendo en las condiciones en que se encontraba el PERU, no eran las adecuadas para haber aceptado esa declaracion de guerra, que valentia de nuestros ancestros PERUANOS, espero poder demostrarles a nuestros ancestros en esta nueva guerra que esta`por venir contra chile, que vamos a recuperar todo lo que tienen secuestrado del PERU desde hace 131 años los chilenos. me pregunto ¿podran seguir reteniendo en su poder los chilenos lo que no es suyo? yo personalmente ¡lo dudo!

    No compres ni consumas productos chilenos
    Solo compra productos que el codigo de barras empiese por el numero 775

    PERUANO, has patria, mata un chileno ¡ya! (Degollalo)

    Alejandrina tu, viva el ¡PERU!

  2. querido almirante la verdad es que usted le dice su verdad a la mierda de pueblo fracasado que tenemos como vecino en el sur, que a lo largo de su historia nunca ha ganado nada, esos rotos pueden irse al SOBERANO CARAJO. Aprendieron del heroismo en 1866, vieron como es el coraje en 1879 y se fueron corriendo en 1884…la historia les pesa a esa provincia llamada “chili” Pronto volverá al seno de la patria como en los tiempos de los Incas y el Virreynato.

  3. QUERIDO Y ADMIRADO ALMIRANTE,,,ME PUEDE EXPLICAR POR QUE LOS CHILENOS SON UNAS PORQUERIAS DE DOS PATAS? POR QUE NO SE ARRODILLAN ANTE SUS AMOS LOS PERUANOS POR GARANTIZARLES SU LIBERTAD??? ME PUEDE EXPLICAR POR QUE CORRIERON HACIA LOS CERROS CUANDO VEIAN A LA ESCUADRA ESPAÑOLA??? CREO QUE ES TIEMPO QUE REGRESEN AL SENO DE LA PATRIA.

  4. Querido Contralmirante, sus textos reflejan la verdad sobre esa guerra. Los indios sureños necesitaban poner toda su escuadra para tratar de derrotar al Huáscar. Es porque el marino chileno es de aguadulce nada más, no tiene la estirpe y la gloria de más de 1000 años de navegación como tienen los PERUANOS. Buena la reseña de la captura del “Rimac”, UN TENIENTE SEGUNDO hizo poner de rodillas a toda la tripulación maloliente chilena. Tal como lo hizo Huayna Cápac y el Inca Navegante Tupac Yupanqui.

    Saludos Contralmirante de la GLORIOSA MARINA DE GUERRA DEL PERÚ

  5. Como siempre el Contralmirante diciendoles la verdad a ese pueblo sumiso de los chilenos de mierda, y pensar que O Higgins se fue asqueado de su país…JAJAJAJA

  6. que sigan los chilenos creyendose lo maximo..que los peruanos con un solo barco por mas de 6 meses los tuvimos cojudos.. como bien dice el contralmirante.. ellos creen que para ellos es un orgullo tener el HUASCAR.. pues simplemente es la prueba que un solo barco con un gran marino reconocido a nivel mundial.. es mas grande que toda su marina de guerra.. por eso como dijo el marino argentino. EN UNA REUNION EN CHILE.. QUIERO BRINDAR POR UN GRAN MARINO.. BRINDO SEÑORES POR EL GRAN MIGUEL GRAU…SALUDDDDDDD.

  7. Contralmirante

    El comentario que Ud. escribe con una habilidad y sapiencia que asombra al mundo, sobre la valentia, la destreza y el amor a la patria, vertida por nuestros heroicos combatientes frente a la agresión inglesa en la infausta guerra del guano y del salitre, teniendo como mercenarios a los chilenos,en defensa de la patria, nos hace sentirnos merecedores de ese patrimonio heredado de inmenso patriotismo, y seguir por esa senda frente al enemigo historico la perfida Chile odiada por sus vecinos por la afrenta y perfidia cometida historicamente contra ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s