La Historia y el orgullo nacional (Parte II)

GLORIA DE LA ARMADA PERUANA

Hugo Ramírez Canaval (*)

Ahora que los niños peruanos -y los mayores también- ya no cantamos más esa apócrifa y humillante estrofa de “largo tiempo…”, es momento de insistir en que la modernización del Sector Educación no debe quedarse en la capacitación del maestro, lo cual está muy bien, sino que debe incluir que los programas escolares vuelvan a considerar la enseñanza del curso de Historia del Perú, que no siga siendo un apéndice de las Ciencias Sociales, tan sesgadas… Una historia que siendo realista se escriba sin pensar en que “a lo mejor no le gusta a…el enemigo”, como piensan algunos historiadores. Y si hablamos de “currícula”, debemos volver a pedir los valiosos cursos de Educación Moral y Cívica, así como Etica, y también ese complemento significativo de la Instrucción Pre Militar, que tanta falta nos hacen desde los años 70 del siglo pasado, además –por supuesto- de los que propongan o dispongan los entendidos.

El problema para los peruanos es que además de tener que difundir las grandezas de nuestros antepasados, debemos –por fuerza- hacer conocer las naturales debilidades de nuestros enemigos. No se trata de inventar nada, solamente de poner las cosas en su sitio, lo cual involucra aclarar las mentiras, las tremendas mentiras con las que han creado un falsa idea de superioridad que se expresa en triunfalismo, prepotencia y en atrevimientos inaceptables para quienes sí conocemos de sus debilidades.

Los dirigentes chilenos le cuentan a su pueblo falsedades como esa de que en 1879, dos países más poderosos atacaron a Chile, pero que ellos ganaron la guerra porque son un pueblo superior. Relatan los combates de la Campaña Naval de 1879, pero siempre mienten en sus conclusiones, para hacer aparecer a sus oficiales como superiores a los peruanos. En realidad no debería importarnos que se vanaglorien con mentiras, pero el caso es que no solamente lo dicen… sino, que cuando son varios contra un peruano se ponen atrevidos, igual que ahora que se han armado como para hacerle la guerra simultánea a Argentina, Brasil, Bolivia y el Perú… ¡Pero no tienen hombres! Están tan mal acostumbrados, que vienen a decirnos que “se han armado para hacer respetar las fronteras actuales” que –por supuesto- son las que arbitrariamente han trazado ellos en sus mapas. Tan valientes… pero no dejan de buscar el apoyo de Bolivia ni de “lloriquear” ante Ecuador, con una insistencia que da lástima… ¡Ya les han dicho que no!

Tenemos muchas maneras de derribar esa falsa postura que ellos llaman el triunfalismo del vencedor. Chile vive de lo que hizo el poder inglés y de las mentiras que se atribuyen. Los peruanos tenemos que asumir el triunfalismo del honor, del valor, de la osadía, de la preparación y eficiencia profesional, que deberán ser debidamente difundidas por nuestros historiadores.

Como ya lo dijimos, la Campaña Naval de la Guerra del Guano y el Salitre, que nos hizo el poder inglés, es fuente de muchas pruebas de que los peruanos somos superiores, como fueron superiores los marinos peruanos, entonces. A algunos casos de esta campaña, nos referiremos como ejemplo.

A la semana de declarada la guerra, el 12 de Abril de 1879, el buque más pequeño de ambas escuadras, la cañonera peruana Pilcomayo de 600 TM -una bolichera de ahora- navegaba en cercanías de Chipana, supuestamente en mares ocupados por la poderosa escuadra chilena, cuando avista a la corbeta Magallanes que tenía cañones del doble de potencia y alcance, pero aún así, se le acerca en son de combate. La chilena también se acercaba hasta que reconoció que era un buque peruano, dio media vuelta y se puso a correr rehuyendo el combate. Eso se llama “cobardía frente al enemigo”. El peruano persiguió por más de una hora, hasta que le falló su caldera y perdió velocidad. El comandante que huía, Juan J. Latorre, era el mejor oficial chileno y dice así en su Parte Oficial: “Esta lentitud en sus movimientos nos permitió avanzar ventajosamente, obligándolos además, a emprender en seguida el de caza… Por mi parte, a fin de no perder lo ventajoso de nuestra posición, no contesté absolutamente los fuegos de la Pilcomayo”. Lo increíble, es que el historiador chileno Luis Langlois, fiel a la costumbre chilena de mentir y arreglar para que al final, los chilenos “sean superiores”, verdad que repite fielmente el Parte de Latorre, pero termina diciendo : “Este combate iba a demostrar la incapacidad del jefe peruano y a la vez mostró la pericia y el valor del comandante chileno”. Sic, Sic, Sic…(¿?).

Otro caso de “cobardía frente al enemigo”, nos lo dio el chileno Condell en el Combate Naval de Iquique, el 21 de Mayo de 1879, cuando desobedeciendo la orden de su jefe Prat, huyó cobardemente, para luego mostrar otra cara de su bajeza y perversidad cuando regresó a ametrallar a los náufragos de la Independencia que los perseguía y encalló en un arrecife desconocido. Esto sucedía a la misma hora en que Grau estaba recogiendo del mar a 62 chilenos náufragos de la Esmeralda. En esa sola mañana se mostraron al mundo las personalidades tan diferentes de peruanos y chilenos.

Con la captura por la corbeta peruana Unión, del mejor transporte chileno Rímac, se dio otro caso de “cobardía frente al enemigo”, cuando se rinden y el comandante en su parte dice: “… el buque fue entregado bajo parlamento…el honor de las armas de Chile se ha salvado incólume.”. ¡Incólume…! Cuando el Rímac tenía 5 cañones más poderosos que los de la Unión y la bandera chilena rendida, fue entregada por un coronel de ejército, un capitán de fragata y un capitán mercante a un joven Teniente Segundo que tomó posesión del buque, a nombre del gobierno peruano.

Con esa captura, el pueblo chileno se pintó de cuerpo entero…o tal vez sea mejor que se diga que el pueblo chileno ¡Se despintó! Así nos lo muestra una carta del presidente chileno a su Ministro en Campaña Sotomayor, que le dice: “La interpelación en el Senado y las escenas vergonzosas acaecidas con motivo de la pérdida del Rímac, me han dejado la convicción de que nunca debimos comprometernos en la guerra”.

Así eran las cosas y estos… nos vienen con que tienen el complejo del vencedor. Los invitamos a que hablen de su complejo de escuadra vencedora con capitanes cobardes… Cuando nuestros historiadores despierten y decidan escribir para que los niños y los jóvenes conozcan a nuestros vecinos del sur, el orgullo nacional se pondrá donde siempre debe estar… ¡Al tope! Para decirles usando su lenguaje:

A la razón…con razones. A la fuerza…¡con más fuerza!

(*) Contralmirante (r)

2 comentarios en “La Historia y el orgullo nacional (Parte II)

  1. Paisano HUGO RAMIREZ CANAVAL

    Lo que siempre he dicho y lo vuelvo a repetir, todo esto esta escrito en internet, en wikipedia, cualquier batalla que se busque de la guerra de 1879, siempre esta escrito en este medio mundial de conocimiento y sabiduria, los chilenos siempre le corrian a los PERUANOS, aqui he sacado una parte del relato de la batalla de iquique, como veran, los chilenos siempre corriendole a los buques PERUANOS, inclusive el transporte chileno lamar puso una bandera norteamericana y se fue, se dio a la fuga rapidamente por miedo a los PERUANOS, dejando solo rastros de mierda flotando en el mar, estaban cagados del miedo como hasta hoy lo estan estos chilenos de porqueria, aqui parte del relato que sale en wikipedia en el combate naval de iquique.
    Para desengañar a estas ratas chilenas, los invito que en el espacio que deja google libre para anotar lo que una persona quiere buscar, anoten la frase “combate naval de iquique” y veran lo cobarde que es y siempre a sido su ejercito chileno. aqui les copio parte de esto que sale en internet de los cagonasos correcaminos soldados chilenos. espero que lean bien lo que que se dice sobre esa batalla, esta es una de las causas por la cual los chilenos que se meten en este pagina, se van y no vuekven a escribir nunca mas, se austan de todas las verdades de su correcamino ejercito chileno y no tienen nada que opinar, el cobarde esta jodido siempre. voy con el relato que sale en wikipedia sobre esa batalla que el PERU le gano a los cobardes y cagones chilenos

    ” El transporte chileno Lamar izó bandera norteamericana y abandonó la bahía rumbo al sur.[7] ( recontra cagado del miedo ) Durante 30 minutos el Huáscar se enfrentó solo a las dos naves chilenas, hasta la llegada de la Independencia. Los buques chilenos concentraron sus tiros sobre el Huáscar sin mayores consecuencias.
    Los movimientos iniciales de la Esmeralda hicieron que averiaran sus calderas[8] lo que redujo su andar desde los 6 kn a 3 kn. En atención a esto, Prat ubicó su nave frente a la población a distancia de 200 metros de la playa.[9] En esta situación los cañonazos PERUANOS podrían afectar a la población y sumado a que las naves PERUANAS se encontraban en la entrada al puerto, el oleaje del mar no les permitía dirigir adecuadamente sus disparos.
    Después de una hora de combate, las cuatro naves no presentaban daños importantes. A eso de las 11:30 horas la Covadonga, al mando de Condell, se dirigió al sur.
    Grau ordena al comandante de la Independencia que siga a la Covadonga, la que puso rumbo al sur navegando pegada a la costa. En ese instante el combate se dividió en dos enfrentamientos, uno entre el Huáscar y la Esmeralda y el otro, que los historiadores chilenos denominarían combate naval de Punta Gruesa, entre la Independencia y la Covadonga.
    En total, el Huáscar disparó 47 proyectiles y fue impactado por 6 bombas y 23 balas. Los chilenos acusaron 143 muertos. Los PERUANOS perdieron al teniente segundo Jorge Velarde y siete marineros resultaron heridos. Grau, antes de avanzar para reunirse con la Independencia, dispuso el salvataje de los 57 náufragos de la Esmeralda.[26] Los corresponsales de guerra PERUANOS Modesto Molina (diario El Comercio de Iquique) y Julio Reyes (diario El Comercio de Lima) relatan en sus despachos que los sobrevivientes chilenos habrían dado un ¡viva al PERU! al ser rescatados.[27]
    La Independencia buque PERUANO se encontraba en persecución de la Covadonga, quien pegada a la playa en la bahía de Chiquinata iba rumbo al sur del puerto de Iquique, hasta que llegan a la última caleta donde la Independencia encalla en los roquerios de “Punta Gruesa”. El comandante Condell ordena retroceder y bombardear la Independencia la cual se defendió aun inundada y enviando a los náufragos en botes hacia la playa.
    El Huáscar, tras rescatar a los 57 sobrevivientes de la Esmeralda, avistó a la Independencia a las 2:20 pm a 9 millas de distancia y llegó frente a ella a las 3:10 pm. La encontró varada y con solo 20 tripulantes a bordo, entre ellos More, ya que el resto había desembarcado en botes. El blindado PERUANO continuó la persecución de la Covadonga durante tres horas, hasta que Miguel Grau, convencido que la distancia que lo separaban de ella no podía acortarse antes de la puesta del sol, decidió regresar en auxilio de la Independencia. Grau estimó entonces que la pérdida de la fragata era total y envió las embarcaciones del Huáscar por los tripulantes que aún se encontraban a bordo dando la orden de incendiar el buque. ”

    Como ven paisanos PERUANOS, la historia verdadera no esta escrita en los libros del PERU, pero para mala suerte de los chilenos, esta en internet y siempre saldran los chilenos como cobardes huyendole al combate que le hacian los PERUANOS, no se como tienen la desfachatez estos chilenos de engañar a ese cobarde pueblo chileno y decirles “el nunca vencido” yo le agregaria, “el siempre cagon corrido”
    Por eso, siempre he pensado que ya es hora de empesar a pensar en el momento de recuperar todo lo que chile le tiene secuestrado al PERU desde hace 131 años, va a ser mas facil de lo que se piensa, el fallo de la corte de la Haya puede ser el detonante, ese dia el Valiente y Glorioso Ejercito PERUANO tiene que estar listo en la frontera para empesar la victoriosa marcha de recuperacion.

    No compres ni consumas productos chilenos
    Solo compra productos que el codigo de barras empiese por el numero 775

    PERUANO, has paria, mata un chileno ¡ya! (Degollalo)

    Alejandrina tu, viva el ¡PERU!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s