Corea del Sur inicia maniobras militares pese amenazas de Corea del Norte

COREA DEL SUR


El ejército de Corea del Sur comenzó a disparar fuego de artillería contra las aguas divisorias de la península coreana como parte de ejercicios militares de una semana, los cuales se prolongarán hasta el domingo, informaron oficiales del Comando Conjunto y del ejército coreano.

Las tropas sudcoreanas siguieron adelante con sus maniobras militares, un día después que Corea del Norte advirtiera que tales ejercicios podrían agravar las fuertes tensiones entre los rivales después del mortífero ataque norcoreano contra una isla surcoreana.

Las maniobras se iniciaron antes de una reunión planeada por altos diplomáticos de Estados Unidos, Corea del Sur y Japón programada para esta tarde en Washington sobre las más recientes acciones agresivas del Norte, inclusive la expansión de su programa de una manera que podría llevar a incrementar su arsenal atómico.

Los funcionarios, que pidieron hablar a condición de mantenerse en anonimato en cumplimiento de sus normas, indicaron que las maniobras previstas se iban a realizar en casi 30 sitios, pero ninguno de los ejercicios del lunes se iban a ejecutar la frontera marítima occidental entre las dos Coreas donde se realizaron el mes pasado. La marina dijo que los buques de guerra participarán en las maniobras a fines de esta semana.

Los militares surcoreanos y el Ministerio de Defensa se abstuvieron de dar más detalles sobre los ejercicios.

Las tensiones empeoraron el 23 de noviembre, cuando Corea del Norte disparó una andanada de cohetes a la isla Yeonpyeong Island, y provocó la muerte a cuatro surcoreanos, entre ellos, dos civiles. El norte afirmó que Corea del Sur había disparado primero contra sus aguas territoriales. Seúl dijo que disparó proyectiles hacia el sur, no hacia territorio norcoreano, como parte de una rutina de ejercicios.

Fatales escaramuzas han ocurrido periódicamente a lo largo de la disputada frontera marítima, pero el más reciente ataque a Yeonpyeong, que alberga tanto comunidades pesqueras como bases militares, fue el primer ataque norcoreano en que mueren civiles desde la guerra de Corea 1950-53.

Mientras tanto, unos 40 manifestantes contra Pyongyang se congregaron en Seúl el lunes, coreando lemas contra el lídere norcoreano.