Universidad San Martin de Porres es el campeón nacional 2010

SAN MARTIN CAMPEON 2010

San Martín se coronó esta tarde campeón nacional 2010 del fútbol peruano al derrotar 2-1 al León de Huanuco en un partido muy luchado y donde finalmente Gustavo Rodas no participó por una dignísima decisión del técnico Franco Navarro que prescindió de él obedeciendo a una cuestión de elementales principios. 

Pese a ello, León ofreció dura lucha y si perdió fue por los errores defensivos que fueron groseros en los primeros minutos de juego. Perea nuevamente se convirtió en una amenaza constante para una línea posterior en la que por momentos el colombiano hacía daño con su potencia física.

Pero a los 15 minutos, empezó a decantarse el desenlace de la historia cuando John Hinostroza por izquierda parado saca un pase con tres dedos al área para García. Cuando todos pensaron que el pequeño atacante controlaría el balón, simplemente lo tocó de cabeza colocándolo por encima del cuerpo del golero Flores que salía a cortar, anotando un gol de gran factura en el 1-0.

San Martín respetó su esquema habitual, los cuatro en el fondo y los dos puntas arriba. Simplemente, ante los dos suspendidos, colocó a los dos suplentes habituales, Muente y García, para no variar el planteamiento, y le dio resultados.

León en cambio, sí movió el dibujo táctico. Si Rodas y Calheira no estuvieron en la cancha, Navarro los reemplazó con dos hombres que corrieran por las bandas, pero sin mayor talento ni contundencia. Es así como aparecieron en el once titular Guillermo Salas y Giuliano Portilla. Los visitantes se plantaron con cuatro hombres en el fondo y ya no tres como solía jugar. Perea se veía muy solo, jugando ‘a la heróica’, sin un aliado que le dé el respiro y que arrastre las marcas por momentos.

Con el 1-0, León se desordena más aun, y empieza a mostrar una tendencia sostenida a golpear en las divididas. Alemanno vive un duelo aparte con Guadalupe y comienza a aparecer la jerarquía de Vitti en una mitad de cancha donde sobresalió nuevamente, aunque con el importante aporte de Un Balbín que esta vez se dedicó a jugar y un Quinteros que fue un agente creativo importante.

A los 24′, una fuerte falta contra Vitti genera un tiro libre frontal desde 25 metros. El argentino Vitti le pegó por encima de la barrera y la coloca en el ángulo para marcar el 2-0 que parecía dar inicio a un festín que nunca ocurrió.

Cinco minutos después, a los 29′, el juez Rivera de lamentable actuación, acierta y concede un penal por foul en el área al colombiano Perea, quien lo ejecuta con justeza para poner el 2-1.

Los quince minutos finales de ese primer tiempo, fueron los que más sensación de un posible empate dejaron en los aficionados. Los santos perdieron la calma y apostaron por el contragolpe, y aunque a los 38′ Alemanno en una escapada pierde en el mano a mano con Flores, León de Huánuco en ese cuarto de hora arrinconó al cuadro albo. Un minuto después, Perea desperdicia la opción del empate, tras superar a Corzo, y a los 41′, Peña y Chávez por las bandas también siembran desconcierto en el local. En los descuentos, Zegarra solo se resbala a un metro del arco, no la conecta y Farro muy nervioso la tira al córner.

En el complemento, San Martín mantuvo la actitud agazapada consciente de que el contragolpe es un arma importante dentro de su propuesta. León comienza a jugar al filo del reglamento ante un juez Rivera que como es su costumbre manejó el partido, privilegiando el mantener a los 22 futbolistas completos en la cancha.

El técnico ‘Maño’ Ruiz dispuso el ingreso de Bryan Rodríguez en vez de un Pedro García a quien Guadalupe le luxó el tabique. El ingreso del uruguayo no fue la mejor alternativa en ataque, León de Huánuco sacó partido a su inoperancia para irse al frente sin mayores precauciones atrás. Pero el ingresos de Fernando García, Daniel Sánchez y Cristian Hidalgo, elementos que no tienen mayor peso específico, terminaron por equilibrar las cosas.

Al final, San Martín termina con balón controlado en cancha rival, sin sobresaltos, y redondeando un partido pensado con frialdad. Un justo campeón en medio de un entorno turbio, fraudulento donde Navarro y sus jugadores supieron ponerse al margen para enfrentar el partido decisivo con armas limpias. Y esa página de la historia es tan digna y diáfana como la postal del campeón. Nunca se borrará.

SÍNTESIS:

U. SAN MARTÍN (2): Farro, Corzo, Muente, Contreras, Guizasola, Quinteros, Balbín, Hinostroza, Vitti, García (B. Rodríguez, 68′), Alemmano
D.T.: Aníbal Ruiz
GOLES: García (14′). Vitti (25′)

LEÓN DE HUÁNUCO (1): Flores, Espinoza, Guadalupe, Cardoza, Salas (F. García, 58′), Ferrari, Portilla (Hidalgo, 86′), Zegarra, Chávez, Peña (Sánchez, 77′), Perea
D.T.: Franco Navarro
GOL: Perea (28′)
T.A.: Zegarra (55′), Perea (70′), Cardoza (87′)

ÁRBITRO: Víctor Hugo Rivera (mal)
ESCENARIO: Estadio Monumental (Ate)
ASISTENCIA: Unos 45 mil espectadores