Transmisión de la boda real entre el Príncipe Guillermo y Kate Middleton [FIN DE LA TRANSMISIÓN]

PRINCIPE GUILLERMO Y CATALINA

CLICK AQUÍ PARA VER LAS MEJORES FOTOS DE ESTA BODA!

Se juraron amor para siempre. Kate Middleton y el príncipe Guillermo son marido y mujer. Los nuevos duques de Cambridge se dieron el “sí quiero” frente al altar principal de la abadía de Westminster.

El arzobispo de Canterbury les declaró marido y mujer en una ceremonia, que duró alrededor de 45 minutos.

Previamente, los novios prometieron “amarse, confortarse y honrarse” en los votos matrimoniales que intercambiaron frente al altar, a Guillermo se le notó algo nervioso al momento de ponerle el anillo, una alianza de oro regalado por la reina, procedente de una mina del País de Gales, tal y como establece la tradición de la monarquía británica, a su ahora esposa.

Sin embargo, la novia, que lucía un radiante vestido de la diseñadora Sarah Burton para la casa Alexander McQueen, se le vio bastante serena.

Como se sabe, desde ahora que Kate contrajo matrimonio con el príncipe Guillermo será llamada Catalina.

La pareja utilizó para la ocasión la ceremonia prevista en la Serie Uno del Libro de Oración Común de la Iglesia de Inglaterra.

Eran las 05.14 hora local (10.14 GMT), momento en el que Catalina se convirtió en su Alteza Real la duquesa de Cambridge, un título que Guillermo recibió por la mañana de su abuela, la reina Isabel II.

Todos los ojos estuvieron puestos en una contenida y emocionada Catalina, vestida con un elegante vestido color marfil, diseñado por Sarah Burton para la firma del fallecido Alexander McQueen.

La pareja sonrió y se miró constantemente a los ojos mientras intercambiaron los votos matrimoniales, flanqueados por el príncipe Enrique, hermano de Guillermo y padrino en esta boda, y de Michael Middleton, padre de Catalina.

La ceremonia se desarrolló con precisión matemática y solo hubo un momento de duda cuando Guillermo tuvo problemas para poner el anillo en el dedo anular de la mano izquierda de su esposa.

El príncipe Guillermo no llevará alianza de casado.

El “sí quiero” fue recibido con júbilo en todo el país, donde millones de personas siguen en las calles y en sus domicilios la que ha sido declarada como la primera “boda del siglo XXI”.

Está previsto que la ceremonia religiosa se prolongue hasta las 12.15 hora local (11.15 GMT), tras lo cual los recién casados abandonarán la abadía al son de la marcha Crown Imperial (Corona Imperial), del británico William Walton, que se tocó ya en la boda del príncipe Carlos y Diana, los padres de Guillermo.

Durante la ceremonia se está escuchando música de otros famosos compositores británicos del siglo XX como Edward Elgar, Vaughan Williams y Benjamin Britten.

Guillermo y Catalina han querido recordar el matrimonio en 2005 del príncipe Carlos y Camilla, la duquesa de Cornualles, incluyendo una composición de Maxwell Davies, titulada “Farewell to Stromness”, que sonó ya en aquella boda.

Catalina quiso además incluir una popular canción del folclore de origen isabelino, titulada “Greensleeves”, a la que hace ya referencia William Shakespeare en su comedia “Las alegres comadres de Windsor”.

El toque de modernidad lo pondrá una fanfarria especial titulada “Valiant and Brave”, lema del escuadrón de búsqueda y rescate de la Royal Air Force al que pertenece el príncipe de Gales.

La fanfarria, de medio minuto de duración, será interpretada por siete trompetas y un tambor de la Banda Central de Royal Air Force en el momento en el que los recién casados inicien su camino hacia la salida por la Gran Puerta Occidental de la abadía.

La comitiva nupcial se dirigirá a continuación al palacio de Buckingham, donde está previsto que el matrimonio salga al balón principal para saludar a la multitud, acompañados de sus familias.

Este es otro de los grandes momentos del día, ya que se espera el beso de los duques de Cambridge.

EFE

Vodpod videos no longer available.

Susana Higuchi:”Keiko, me abandonó prefirió el sucio dinero de su padre, para mí tiene cara de diablo”

KEIKO FUJIMORI

Después del autogolpe de 1992 vino lo peor para la Sra. Higuchi y debido a ello Caretas recoge su siguiente testimonio.

“Un fin de semana entre abril y mayo de 1992, ocho personas me sacaron con mucha violencia del departamento que nos fue asignado en el segundo piso de uno de los edificios del SIE. Me sacaron con los ojos vendados, me encapucharon, me metieron en una camioneta 4×4 y me llevaron a no sé dónde. Me torturaron con golpes hasta que caí inconsciente. Me inyectaron algo para que me quedara totalmente dormida. Allí me aplicaron electroschock, porque cuando vi hablar a Demetrio Peñaherrera, me preguntaba a mí misma: ¿me habrán hecho lo mismo? Yo, como `Vaticano’, quedé con lagunas mentales, no hilaba bien las oraciones, no sabía lo que hablaba. No reconocí a nadie. Pero sé que todos tenían porte militar. No sé cuántos días pasaron, pero me ponen la misma ropa con la que me encontraron. Aparentemente estaba desnuda, tambaleante. Me sacaron de ese lugar y me dejaron por la parte posterior al departamento asignado al Pentagonito”.

Denuncias toman Cuerpo publicado en la Revista Caretas el día 28 de Febrero del 2002.

El medio también demuestra que la señora Higuchi sería torturada hasta el final del gobierno fujimontesinista en diferentes ocasiones. El periodista Gustavo Gorriti y la agente Leonor La Rosa corroboran, en diferentes ocasiones, la presencia de la madre de Keiko Fujimori en los sótanos del Pentagonito. El presidente y esposo de Susana en ese entonces da falsas declaraciones para encubrir al aparato de inteligencia de ese entonces.

Testimonio del que fue vicepresidente del Perú Sr. Máximo San Román en el Programa Prensa Libre antes de la sentencia a Fujimori por los crímenes de lesa humanidad de Barrios Altos y La Cantuta (6 de Abril del 2006).

En 1994 Susana Higuchi se divorcia de su esposo y en 1995 intenta candidatear a la presidencia siendo arbitrariamente impedida por el Jurado Nacional de Elecciones en ese entonces. Ella también ha sido ridiculizada en los medios comunicacionales digitados desde el SIN en ese tiempo.

Pero, ¿qué era de sus hijos? bueno, prefirieron la opulencia que le brindaba estar con su padre y dejaron a su madre a merced de las torturas, el abandono y el maltrato psicológico del aparato estatal. De allí se desprenden los 344 mil 588 dólares que los hijos de Susana gastaron en estudios en la Universidad de Boston entre los años 1993 y 1997 y las travesías en helicóptero de Kenji y su perro puñete por la rupa-rupa peruana con la plata de todos los peruanos entre otras irregularidades y/o banalidades. Ni que decir sobre el uso que Alberto Fujimori hacía de sus cuatro hijos para impedir la acusación que la señora Higuchi quería formular acerca de los maltratos fisicos y psicologicos hechos y en complacencia del presidente de ese entonces.

Será en la caída del gobierno fujimontesinista cuando Susana Higuchi pudo reencontrarse con sus hijos y cada día intenta fortalecer su vínculo con ellos. Ella candidatea al Congreso y se vuelve congresista por la lista del Frente Independiente Moralizador para el periodo 2001-2006.

Este post demuestra cuanto una madre puede querer y cuanto unos hijos vendidos e inclinados hacia los favores de su padre pueden aceptar. Lo mejor que pueden hacer Hiro, Sachi, Kenji y Keiko es reivindicar a su madre quien evitó ser manchada por las garras de la corrupción y terminó siendo torurada en los sótanos del SIE… pero pasan los años, se le impide hacer justicia y sus propios hijos prefieren tratarla como loca.

SUSANA HIGUCHI: Esos siempre están en campaña; gastan un montón de plata. Keiko es la candidata natural del fujimorismo. Tiene ángel para la gente de afuera. Para mí, tiene cara de diablo. La conozco, son intimidades familiares… La quiero, pero se desfoga conmigo. A mí me entra por un oído y me sale por el otro.

CARETAS.