General Benigno Cabrera es el nuevo Comandante General de la Región Militar del Centro

CAMBIOS EN EL MANDO DEL EJÉRCITO 2011

Presidente designa a general Benigno Cabrera a la Región Militar del Centro. Cabrera fue jefe inmediato de Humala en el Huallaga en 1992 y también forma parte de la Promoción 1977 que ha tomado el control del Ejército.

Ángel Páez. (La República)

Si aún quedaban dudas sobre el copamiento del Ejército por oficiales de la Promoción 1977, las disipó el propio jefe del Estado.

Los generales de división EP Ricardo Moncada Novoa y Benigno Cabrera Pino, miembros de la mencionada promoción de la Escuela Militar de Chorrillos, han sido designados por el presidente Ollanta Humala jefe de Estado Mayor y comandante general de la Región Militar del Centro (RMC), respectivamente.

Los nombramientos de Moncada y Cabrera, compañeros de promoción del influyente consejero presidencial, coronel EP (r ) Adrián Villafuerte Macha, fortalecen la posición de este justo cuando algunos creían que Humala lo había desautorizado en la reciente disputa por el control de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI).

Según versiones que circularon en esta semana que concluye, Villafuerte pretendió desplazar al jefe de la DINI, capitán EP (r) Víctor Gómez Rodríguez, e imponer en su lugar a otro oficial en retiro de su confianza, pero al final Humala respaldó al primero y desautorizó a su consejero.

Por el contrario, los nombramientos de Moncada y Cabrera en dos cargos estratégicos, especialmente la comandancia general de la Región Militar del Centro –la principal unidad de la capital y de todo el país–, revelan más bien que la promoción de Adrián Villafuerte se ha consolidado como un poderoso círculo de poder castrense.

En tres tiempos

El proceso de copamiento se ha cumplido escrupulosamente en tres actos.

Primer acto: el 5 de agosto el presidente Ollanta Humala nombró como consejero del jefe del Estado en temas de Seguridad y Defensa Nacional al coronel en retiro Adrián Villafuerte, de la Promoción 1977 Coronel Mariano Aragonés.

Segundo acto: el 10 de agosto el primer mandatario Humala nombra comandante general del Ejército al general de división EP Víctor Ripalda Ganoza, de la Promoción 1977.

Tercer acto: Humala designa como jefe de Estado Mayor –el número dos de la institución– al general de división Ricardo Moncada Novoa, y como comandante general de la Región Militar del Centro al general de división EP Benigno Cabrera Pino. Moncada y Cabrera son de la misma promoción (1977), al igual que el comandante general del Ejército, Víctor Ripalda, y el director de Personal del Ejército, general de división EP Carlos Farach Ynga. Todos son compañeros de Villafuerte, conocido por estos como “El Ácido”, por su falta de sentido del humor.

Con las nuevas designaciones queda claro que el propósito del jefe del Estado, y de su consejero personal Villafuerte, es mantener al Ejército bajo el control de la Promoción 1977 durante todo su mandato presidencial.

Además de Moncada y Cabrera fueron asignados a nuevas posiciones el general de división EP Walter Martos Ruiz, quien asumirá la comandancia general de la Región Militar del Norte (RMN), y el general de división Juan Urcariegui Reyes, quien ha sido relevado de la comandancia general de la Región Militar del Centro (RMC) y despachado a un puesto burocrático en el Ministerio de Defensa porque está de salida. Su lugar lo ocupa Cabrera.

Había una vez en el Huallaga

Como era de esperarse, el encumbramiento del general de división Benigno Cabrera Pino ha despertado una ola de suspicacias en la institución castrense y en la familia militar. En 1992, siendo comandante, Cabrera se desempeñó como jefe inmediato del entonces capitán Ollanta Humala Tasso, cuando actuó como jefe de la base contrasubversiva Madre Mía.

En la foja de servicios como oficial del Ejército durante veinte años, Ollanta Humala registra dos calificaciones como “sobresaliente” por su desempeño en el ejercicio de sus funciones. Una de ellas la suscribió Benigno Cabrera al destacar la labor de Humala en Madre Mía, durante la guerra contra Sendero Luminoso.

Sigue leyendo

Nelson Manrique: La gente siente que se están cumpliendo las promesas

OLLANTA HUMALA PRESIDENTE DEL PERÚ

El historiador Nelson Manrique sostuvo que hay una percepción de la población de que el presidente Ollanta Humala Tasso está cumpliendo con los cambios que prometió para el país, y eso explicaría su alta aprobación en las encuestas.

Manifestó que decisiones como el aumento del primer tramo de la remuneración mínima y la pronta implementación de Pensión 65 refuerzan esa percepción; pero además hay expectativa por la aprobación de la Ley de Consulta Previa.

“La gente siente que el presidente Ollanta Humala está cumpliendo. No lo están presionando intransigentemente para que, por ejemplo, se dé todo el aumento de una sola vez. Creo que hay una actitud favorable a entender que es necesaria la gradualidad en este tiempo”, aseveró en declaraciones publicadas hoy en el Diario Oficial El Peruano.

El catedrático e intelectual peruano opinó que la reforma de la Constitución de 1993 es posible y necesaria, y que las denuncias de que esto generaría inestabilidad son un chantaje de los sectores conservadores.

“Son chantajes absurdos. No hay ningún tema que pueda dejar de ser discutido en una democracia. Las puertas están abiertas para el cambio bajo diversas modalidades, o también volver a la Constitución de 1979 o hacer otra”, manifestó.

Al evaluar el papel de los empresarios, Manrique destacó que ahora tengan una actitud más negociadora con el Gobierno, lo cual es bueno para el país, sobre todo luego de su primera reacción, cuando quisieron imponer, apenas al día siguiente de los resultados, a los ministros que ellos querían.

Dijo esperar que verdaderamente los empresarios hayan comprendido la lección, y que apuesten por la inclusión social y no sólo velen por sus intereses, pues de lo contrario las protestas sociales continuarán.

“Si tenemos una derecha inteligente, que entiende que el país no puede continuar como está, todos debemos empujar el carro hacia la misma dirección. Si eso no es así habrá problemas, porque tenemos muchas demandas sociales irresueltas haciendo cola”, afirmó.

El autor de las obras Usted fue aprista y La piel y la pluma: escritos sobre literatura, etnicidad y racismo, también dijo que la derecha recalcitrante, en la que incluyó al fujimorismo, se está quedando aislada.

Finalmente, en el tema de la existencia de empresas estatales consideró que una gran diferencia de éstas con las privadas es que las segundas saben erradicar la corrupción de sus filas, lo que las públicas deben aprender para funcionar mejor.