UEFA Champions League 2011-2012: AC Milan vs Barcelona FC [FIN DEL PARTIDO]

AC MILAN 2 - BARCELONA 3

Resultado Final: AC Milan 2 – Barcelona 3

El Barcelona firmó un nuevo triunfo de prestigio en Europa, esta vez tras superar al Milan 2-3 en un encuentro estelar, en el que los barcelonistas y milanistas cuajaron un choque de altísimo nivel

El Barza, con tres defensas y un pobladísimo medio del campo, hasta con cinco jugadores, le encontró el tono al partido, en el que movió con relativo placer el balón, una situación esperada, aunque no le dio consistencia, debido a que el Milan poco necesitaba para llevar el balón a la meta de Valdés, quien en el 11 debió ejercitarse a fondo para atrapar una pelota que le vino cedida de cabeza por Thiago.

Fue precisamente el joven centrocampista azulgrana que a poco de cumplirse el primer cuarto de hora se hizo con un balón imposible en la banda derecha, éste acabó en la izquierda desde donde Keita lanzó un potente pase de la muerte que acabó tropezando en Van Bommel, aunque detrás estaba Xavi, y con la pelota en el fondo de las mallas (0-1).

El Milán cargó contra la meta de Valdés y en el tercer aviso Seedorf se sacó un sensacional pase con el interior que acabó en los dominios de Ibrahimovic, quien con la zurda batió por bajo a Valdés (1-1).

Se veía a un Milan lanzado, pero también el Barça se encontraba en un momento álgido, y de este instante de inspiración llegó un lanzamiento al travesaño de Messi y un claro penalti de Aquilani a Xavi, que Messi marcó en dos ocasiones, ya que el árbitro hizo lanzar de nuevo la pena máxima por una “paradinha” ilegal (1-2).

A los 54 en el área azulgrana, una serie de rechaces acabaron con el balón en los pies de Boateng, quien realizó la acción del partido, en un regate a Abidal en que picó la pelota con la espuela y encañonó a Valdés por el palo largo, en el que fue el gran gol de la noche (2-2).

El Barza no se quedó atrás en belleza poco después, cuando Messi se sacó un pase entre tres defensores para enviar un balón limpio a Xavi para que el catalán volviese a batir a Abbiati (2-3).