La historia detrás de la Bajada de Reyes

LOS TRES REYES MAGOS

Tras las celebraciones de la Navidad y el Año Nuevo, en algunas partes del mundo se preparan para celebrar la tradicional Bajada de Reyes, una costumbre que se festeja el mismo día de la Epifanía: el 6 de enero.

La Bajada de Reyes es una tradición navideña que se inició en Europa y estos personajes simbolizan las naciones paganas que se acercan a Cristo.

El festejo tiene su origen en el Evangelio de San Mateo, que es el único que menciona a los Reyes Magos, aunque no dice que fueran reyes, sino simplemente magos venidos de Oriente.

Los “magos” tras seguir una supuesta estrella, buscan al “Rey de los Judíos que ha nacido” en Jerusalén, guiándoles dicha estrella hasta Jesús nacido en Belén, y a quien ofrecen ofrendas de oro, incienso y mirra. Sin embargo, el texto nunca indica cuantos son, por lo que por varios años se les representó como dos, cuatro o doce “magos”.

En el siglo IV se configuró el número de magos en tres, todo ellos, por alusión a la Trinidad, a los tres continentes conocidos en ese momento, a las tres razas humanas, a las tres edades del hombre y se les dio el apelativo de “reyes de Oriente”, suprimiéndose lo de “magos”, pues en aquel entonces la magia estaba prohibida por considerársele satánica.

Para el siglo XVI, el catolicismo relacionó la idea de los tres reyes con la historia de los tres hijos de Noé (Sem, Cam y Jafet) que, según el Antiguo Testamento, representaban las tres razas que poblaban el mundo.

Así Melchor pasó a simbolizar los europeos descendientes de Jafet. Gaspar representaría a los asiáticos descendientes de Sem. Y Baltasar, negro y barbado, haría lo propio con los africanos descendientes de Cam.

Sobre los regalos que recibió el niño Jesús, siempre se habla de tres regalos, sin embargo en algunos países se asume que fueron más. En la actualidad se reconoce tres: el oro (representando su naturaleza real, como presente conferido a los reyes), incienso (que representa su naturaleza divina, empleado en el culto en los altares de Dios) y mirra (un compuesto embalsamador para los muertos, representando el sufrimiento y muerte futura de Jesús).

Es así que cada 6 de enero, niños del mundo esperan que los “Reyes Magos” lleguen a sus casas con muchos regalos que serán puestos en sus zapatos.

En nuestro país, la celebración se llama Bajada de Reyes, que consiste en que una familia o comunidad realiza una pequeña celebración mientras se va desmontando el Nacimiento y se va dejando dinero por cada pieza de este.

Empresarios peruanos son los más optimistas en América Latina sobre futuro económico

LIMA - PERÚ

Los empresarios peruanos son los más optimistas respecto a la situación económica del país en en 2012 en América Latina y figuran en los niveles de los hombres de negocios de Georgia, informó hoy Grant Thornton, una red global de servicios profesionales independientes de contabilidad y consultoría.

Según el Internacional Business Report (IBR) 2012 de Grant Thornton International, que califica el nivel de optimismo en una escala de uno al 100, Perú con 78 puntos marcha adelante, seguido por Brasil (74 puntos), Chile (52 puntos) y México (50 puntos).

El IBR es un estudio internacional realizado en 40 economías por esa compañía, con sede en Londres (Reino Unido), incluyendo por primera vez a Perú en todas sus encuestas a partir del 2012.

El managing partner de Grant Thornton Perú, Andrés Ropert, dijo que es positivo que Perú encabece el ranking de optimismo de la encuesta, que por primera vez incluye al país.

“Los resultados nos hablan de la confianza que tienen los empresarios locales de que el 2012 será un año de consolidación y crecimiento de la actividad comercial”, subrayó.

Sin embargo, manifestó que será importante estar atentos al impacto que pueda tener la desaceleración global propiciada principalmente por la zona euro, al ser España uno de los principales socios comerciales de Perú.

De acuerdo a la encuesta, los niveles de optimismo en las economías BRIC (conformado por Brasil, Rusia, India y China) muestran un incremento de 25 a 34 puntos.

En tanto que en América del Norte se incrementó de tres a seis puntos, y muestra una mejora significativa respecto del trimestre anterior.

Sin embargo, a nivel global esto se ve contrarrestado por una gran caída en Europa, donde el optimismo se redujo de cero puntos a un pesimismo de -17 puntos en los resultados más recientes correspondientes al último trimestre del 2011.

América Latina registra un balance regional de 61 puntos, impulsado por altas tasas de optimismo en Perú, país que se incorpora a la encuesta a partir de esta edición con 78 puntos.

Brasil muestra un crecimiento de 74 puntos, lo que implica un crecimiento de 24 puntos respecto del trimestre anterior.

Mientras que Chile, México y Argentina muestran balances positivos de 52, 50 y 24 puntos, respectivamente, pero experimentaron una caída en sus niveles de optimismo de nueve puntos en el caso de Chile y 14 puntos en el caso de México y Argentina.

La IBR encuesta a más de 11,500 empresas privadas en 40 economías del mundo, y en Perú se encuestaron a 400 ejecutivos de 250 empresas.

Las empresas participantes pertenecen a cinco sectores, manufactura (25 por ciento), servicios (25 por ciento), comercio minorista (15 por ciento) y construcción (diez por ciento), y el resto de industrias representan el 25 por ciento.