Propuesta de acuerdo de paz de Belaunde pudo haber determinado desenlace favorable a Argentina

LA GUERRA DE LAS MALVINAS

VÍCTOR ALVARADO

Thatcher lo aceptó a regañadientes, pero Galtieri lo rechazó, lo que marcó el inicio de confrontaciones bélicas abiertas entre las dos fuerzas

La guerra de las Malvinas iniciada con la ocupación por las fuerzas militares y objeto de una respuesta militar demoledora del Reino Unido, pudo haber tenido otro desenlace de haber sido acogida la propuesta de un acuerdo de paz del expresidente Fernando Belaunde Terry, que contemplaba el retiro de las tropas de ambos bandos y la inmediata presencia en las isla de países neutrales hasta llegar a una solución en el marco de negociaciones a cargo de las Naciones Unidas.

Las negociaciones de Belaunde para llevar a los dos contrincantes a una mesa de negociaciones fueron iniciadas el 20 de abril, a solo 18 días de haberse producido la ocupación de las islas Malvinas por tropas argentinas; y tenía muchas posibilidades de concretarse porque el Reino Unido lo aceptó el primero de mayo a regañadientes, mientras que al día siguiente, el presidente de la Junta Militar Argentina, Leopoldo Galtieri, lo rechazó al pretextar que tenía que consultarlo con su “senado”, en alusión al pleno de los integrantes de la junta de gobierno.

La propuesta de Belaunde planteaba los siguientes puntos: 1) el retiro de tropas británicas y argentinas de las islas, 2) la ocupación de las islas por soldados de cuatro países neutrales, dos escogidos por Buenos Aires y los otros dos por Londres, 3) Tener en cuenta los deseos de los habitantes de las islas y 4) que las tropas permanezcan hasta hallar una solución definitiva en negociaciones que debían realizarse en el marco de las NNUU.

De haberse allanado Argentina a la propuesta peruana, luego de la aceptación del gobierno peruano, el país rioplatense hubiera estado más cerca que nunca de hacerse de la posesión de las islas, porque en las NNUU hay una fuerte preeminencia de las fuerzas promotores de la descolonización que han conseguido aprobar resoluciones para poner fin a toda forma de colonialismo.

Era apreciable que si no se producía una mediación efectiva, como la que exhibía la propuesta de Belaunde, el conflicto iba a ingresar a una escalada bélica indetenible como efectivamente ocurrió, pues el mismo día de la decisión de Galtieri de no aceptar el acuerdo de paz, Inglaterra respondió con todo su poder de fuego.

El submarino atómico inglés “Conqueror”, en un gesto repudiado por todo el mundo, hundió el crucero argentino “Belgrano”, que se encontraba fuera del área de exclusión impuesto por Inglaterra, con el doloroso saldo de 323 marinos muertos.

PAPEL CLAVE DE FBT

Belaunde no se dio por vencido, y cuando los rumores del hundimiento del “Belgrano” inundaban las salas de prensa de las agencias de noticias, volvió a comunicarse con Galtieri y éste le confirmó la desgracia naval y le expresó que no había margen para conversaciones de paz.

El protagonismo de Belaunde no terminaría allí. Al día siguiente, Galtieri envió a Lima un alto comisionado integrado por el general Héctor Iglesias, contralmirante Roberto Nolla y el embajador argentino en el Perú, Luis Sánchez Moreno, para pedir ayuda militar.

Como lo ha recordado el congresista Víctor Andrés García Belaunde, entonces secretario del presidente Belaunde, los argentinos pidieron de todo, aviones de guerra, buques, tanques, misiles, etc.

Pero Belaunde, recuerda su sobrino García Belaunde, con los pies bien puestos en la tierra, les dio lo más demoledor: 10 aviones Mirage, pertenecientes a una flota de 26 que adquirió en su primer gobierno (1963- 1968), con sus correspondientes dotaciones de misiles Exocet, otros misiles aire- mar, aire-tierra y aire-aire, y bombas de toda clase, los que fueron despachados en las 48 horas siguientes. La solidaridad peruana con Argentina fue un secreto de estado por muchos años y ha sido desclasificado parcialmente en fecha reciente.

A pesar del mayor poder de fuego inglés, Argentina sorprendió a sus rivales con audaces y espectaculares golpes que dejaron fuera de combate o averiados a un total de 45 aeronaves, entre aviones y helicópteros y 31 embarcaciones, entre destructores, fragas y transportes y 1,029 bajas, aunque reconoce extraoficialmente solo 255.

Inglaterra, sin conmoverse por estos golpes, planificaron una ofensiva terrestre de proporciones decisivas para desalojar a Argentina de las islas, en el entendido de que quien controle las islas ganará la contienda.

Mientras las dos partes apuraban las acciones bélicas, un proyecto de cese al fuego elevado por varios países latinoamericanos en la Asamblea General de las Naciones Unidas, fue vetado por Inglaterra y su aliado, los EEUU.

Por su parte, el Papa Juan Pablo II visitó a la Argentina para presidir reuniones de oraciones por la paz e hizo llamados a los dos países a concertar un acuerdo del cese de las acciones. Los aludidos no se hicieron eco de su pedido.

RENDICIÓN ARGENTINA

El tres de junio, la aviación argentina estuvo a punto de descabezar al mando militar ingles, al bombardear el puesto de comando del general Jeremy Moore, pero éste consiguió salir ileso.

El ocho de junio, mientras la Fuerza Aérea Argentina rechazaba un intento de desembarco inglés en Bahía Agradable, hundía al transporte “Sir Galahad” y causaba averías graves a la fragata “HMS Plymouth” y al transporte “Sir Tristam”, los ingleses hacían un desembarco terrestre exitoso y ocupaban a sangre y fuego el Monte Kent.

El 10 de junio, las islas Georgia del Sur y Sandwich del Sur, conformantes de las Malvinas, estaban en manos inglesas, y se acercaban a la capital, Puerto Argentino. Las posibilidades argentinas de lanzar un contraataque fueron desvanecidas por el informe del gobernador militar de las Malvinas, Mario Benjamín Menéndez, quién reportó el descalabro de sus fuerzas.

El 12 junio prosiguió el avance inglés con las capturas de los montes Two Sisters, Longdon y Harriet, donde resistían los últimos bolsones de tropas argentinas y se dirigía hacia Puerto Argentino.

El 14 de junio, el gobernador militar, Mario Benjamín Menéndez, ante la carnicería que iba a significar el asalto inglés a sus posiciones, opta por capitular y suscribir un acuerdo de rendición con su contraparte el general Jeremy Moore. La parte sustantiva del acta es transmitida en un telegrama al gobierno militar, que recién, el 20 de junio, resuelve declarar el cese de las hostilidades.

2 comentarios en “Propuesta de acuerdo de paz de Belaunde pudo haber determinado desenlace favorable a Argentina

  1. […] Parte XI y final: Rendición argentina y negociaciones promovidas por el Perú para el fin de la gue…. Comparte esto!Correo electrónicoTwitterFacebookStumbleUponRedditDiggImprimirMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post. Categorías:Actualidad, General, Internacional, Latinoamerica, Noticias Etiquetas: Argentina, Chicos de la Guerra Malvinas, Guerra de las Malvinas, Hablan los “chicos de la guerra” argentinos sobrevivientes de las batallas por las Malvinas, Inglaterra, Islas Malvinas, Malvinas, Reino Unido, sobrevivientes guerra de las malvinas Comentarios (0) Trackbacks (1) Deja un comentario Trackback […]

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s