Buque de instrucción de la Marina de Guerra del Perú será el más grande de la región

MARINA DE GUERRA DEL PERU

El buque escuela o de instrucción de la Marina de Guerra del Perú, que se construirá a partir del próximo año, será la embarcación más grande de su tipo en América Latina, afirmó hoy el comandante general de la Marina, almirante Carlos Tejada Mera.

“Será la embarcación más grande que se ha visto en América Latina. Transportará a 250 efectivos de la naval. Será un orgullo para el Perú y tendrá un tiempo de vida de 100 años. Es una inversión a largo plazo”, declaró a la agencia Andina.

Informó que esa nave será construida en los astilleros de los Servicios Industriales de la Marina (SIMA), en el Callao, y se convocará a expertos artesanos de Huaraz (Áncash) para que apoyen en los acabados de madera.

Precisó que la fabricación de esta embarcación demandará 18 meses, brindando trabajo a cientos de peruanos e incrementando la demanda maderera con la compra de los productos que se ofertan en Pucallpa, de Madre de Dios y de Loreto.

Se trata, añadió, de un “hito histórico” porque será la primera vez que el Perú tenga un buque diseñado para instruir a los jóvenes navegantes, ya que con anterioridad la Marina tenía que acondicionar embarcaciones destinadas a otros fines.

“Hace 25 años que utilizábamos el Independencia, que es un carguero que fue acondicionado como buque escuela. Y este año hemos usado una fragata misilera para darle instrucción a los cadetes del último año de la Marina”, explicó.

Tejada saludó la decisión política del gobierno del presidente Ollanta Humala de hacer realidad este proyecto, que data de 1987 cuando se promulgó una ley que declaraba de necesidad nacional la construcción de un buque escuela.

Indicó que esta embarcación no solo servirá para instruir a los marinos sino que desempeñará la labor de “embajador del Perú”, viajando por diferentes partes del mundo y llevando una feria itinerante que destaque las riquezas del país.

Resaltó, igualmente, el anuncio del jefe del Estado de reactivar la industria naval del Perú mediante la construcción de embarcaciones de diferentes capacidades.

Dijo estar convencido que la industria naval peruana recuperará su capacidad de fabricar embarcaciones de alto bordo como las fragatas misileras Aguirre y Montero que fueron construidas en astilleros del Callao en la década de los 80.

Precisó, por ejemplo, que la construcción de un buque de alto bordo dará trabajo directo e indirecto a 3,500 personas, dando al Perú la oportunidad de beneficiarse con la transferencia tecnológica que ofrecen potencias navales de Europa y Asia.

“Esto va a permitir que podamos a futuro construir nuestra propia escuadra y también vender nuestra industria naval a otros países”, expresó Tejada.