Alain Pellet: Chile intenta “transformar” acuerdo de 1952 en un “tratado de límites marítimos”

ALLAIN PELLET - LA HAYA

Chile “ha intentado transformar” el acuerdo de 1952 en un “tratado de límites marítimos” con Perú que, en realidad, no existe, aseveró hoy el abogado Alain Pellet, coordinador del equipo jurídico peruano en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

“Sobre esa base fragilísima, Chile fundamenta sus argumentos para intentar convencer de la existencia de un tratado de límites entre los dos países. No existe un acuerdo de ese tipo”, aseguró.

Pellet indicó que en función de ese acuerdo y de la práctica que devino de ello, no se puede aplicar una delimitación marítima si esta no ha sido aprobada expresamente ni confirmada por las partes en forma posterior.

“Acá se trata de transformar un texto en acuerdo de límites, lo que rechazo. (…) Desde luego no queremos evitar que eso se debata, pero es un debate falso, la declaración del 52 no es acuerdo de límites y la práctica ulterior que aplica Chile no puede transformarla en lo que no es”, refirió.

Señaló que la tesis que Chile defiende ha sido “forjada con tanta habilidad”, poco después de que Perú propuso, en 1986, que se inicie una negociación entre los dos países.

Ante los jueces de la corte, Pellet explicó que la Declaración de Santiago de 1952 y el acuerdo de 1954 son instrumentos de “naturaleza práctica”, que permitieron reglamentar a título provisional varias actividades en ciertos espacios de la zona que actualmente se encuentra en disputa.

En esa zona, que tiene una extensión de 67,000 kilómetros cuadrados, el abogado Pellet afirmó que se pretende privar a Perú de su derecho de acceder al mar en forma libre, se le impide proyectar sus derechos soberanos y jurisdicción en alta mar hasta las 200 millas, como les reconoce la legislación internacional a todos los países costeros.

Por ello, indicó que la demanda ante la CIJ tiene dos pedidos: que delimite una frontera marítima en la zona de controversia y que se ratifique la soberanía de Perú sobre una zona –el “Triángulo Exterior”– que se encuentra fuera de las 200 millas de Chile pero dentro del área peruana.

Para la delimitación marítima en las costas, Pellet planteó a la corte se establezca el criterio de la equidistancia, un principio que establece “una solución equitativa” para mares de los dos países que se enfrentan.

Recordó que el planteamiento de Perú está respaldado por jurisprudencia de la Corte Internacional de Justicia. Se aplicó ese criterio para los casos Ucrania-Rumania y, recientemente, Nicaragua-Colombia.

“Parece un procedimiento sencillo, pero Chile, con el talento y la legislación de los tratados, ha hecho lo posible por complicarlo de manera indebida. En lugar de reconocer que se carece de una delimitación, se empeñó en demostrar que sí se aprobó una línea fronteriza en 1952, a través de la Declaración de Santiago”, refirió.

La línea equidistante, según argumentó Pellet, debe establecerse desde el Punto Concordia, que es la zona de límite de frontera terrestre entre Perú y Chile cercana a la costa del Pacífico, y no del Hito Nº 1 como lo demanda equivocadamente Chile.

Pellet tomó la palabra ante los jueces de la corte después de que el agente peruano, Allan Wagner, hiciera una explicación sobre la posición peruana que defiende el equipo de juristas en el inicio de la fase oral del diferendo marítimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s