Apristas buscan boicotear la ley que paraliza la venta del Aeródromo de Collique

AERÓDROMO DE COLLIQUE

César Rojas

En una maniobra desesperada, cuatro congresistas apristas de la Comisión de Transportes abandonaron la sesión cuando se sometía a votación declarar la intangibilidad de los terrenos de la Escuela de Aviación Civil de Collique. Con sus ausencias, el grupo se quedó sin el número mínimo de miembros para aprobar la propuesta, con lo cual el consorcio DH Mont gana tiempo para consumar este irregular proceso.

Y es que el primer punto en el orden del día era discutir y poner a consideración el predictamen de los proyectos de ley 2794/2008-CR y 3916/2009-CR, presentados por los legisladores Víctor García Belaunde (Alianza Parlamentaria) y Susana Vilca (Partido Nacionalista).

Cuando el presidente de la comisión, Juvenal Silva, inició la sesión, existía el quórum reglamentario (eran trece miembros, uno más de lo necesario). Conforme fueron avanzando las exposiciones de los autores de los proyectos, se evidenció que sí es posible anular el proceso en el cual Proinversión cede 65 hectáreas donadas para la Aviación Civil, a un consorcio inmobiliario.

Los cinco apristas presentes eran Édgar Núñez, Eduardo Peláez, Luis Wilson, Luciana León y Jorge Flores. Ellos escuchaban la sustentación, donde se apelaba a la Constitución Política para demostrar la ilegalidad de la venta, así como su inconveniencia para los intereses del Perú.

“Traición a la Patria”

Cuando estaba por finalizar el debate –donde casi no habían participado los oficialistas–, García Belaunde concluyó que era una traición a la Patria desproteger a la aviación peruana. Entonces, los “compañeros” empezaron a retirarse uno por uno. Al final, solo quedó de la Célula Parlamentaria Aprista el congresista Flores, y se tuvo que terminar la sesión.

Sigue leyendo