Fuerza Aérea del Perú: ¡VIVA EL PERÚ! ¡MUERA EL TRAIDOR!

FUERZA AÉREA DEL PERÚ

Todos los días, el confeso espía peruano Víctor Ariza Mendoza, recluido en la base militar de Las Palmas, escucha entonar a las tropas el himno nacional, que concluye con un resonante “¡Viva el Perú!”, pero que es rematado con la frase “¡Muera el traidor!”.

Esta versión ha sido proporcionada por su abogado Walter Chinchay, quien viene solicitando que su patrocinado sea trasladado a la prisión militar de Punta Lobos, ubicada en Pucusana, tal como se dispuso hace cuatro meses.

El abogado se queja de que su defendido no tiene derecho a “patio” desde que fue recluido y que se encuentra encerrado las 24 horas del día.

Ariza, mientras tanto, espera el inevitable juicio oral que le iniciará la justicia militar por el delito de traición a la patria.

En las próximas horas, el juez de la FAP, comandante Fernando Rivera, emitirá su informe al fiscal superior de la FAP con las diligencias que se han celebrado en el proceso.

REQUISA. Precisamente, una de las últimas acciones del juez castrense fue realizar una requisa en la celda de Ariza, ubicada en Las Palmas.

Durante esta intervención fue decomisada su biblia, artículos personales y algunos apuntes que venía preparando para su próxima defensa.

Inconforme con la requisa, Ariza inició ayer una huelga de hambre indefinida e interpuso un recurso de hábeas corpus denunciando al juez Rivera.

A través de dicho recurso legal -que será resuelto por la jueza del 43 Juzgado Penal de Lima, María del Rosario Niño Palomino-, Ariza solicitó además su inmediato traslado al penal Punta Lobos, tal como se dispuso al inicio del auto apertorio de instrucción en el fuero militar.

Correo.