Tarapacá es y será una permanente escuela de enseñanza

BATALLA DE TARAPACÁ

Por Capitán de Ingeniería Eloy Villacrez

Batalla de Tarapacá en la que el invasor chileno fue ampliamente derrotado. Puede leer los pormenores de la derrota de los genocidas del sur en “Victoria en Tarapacá: Belisario Suárez iba adelante en su ágil caballo blanco. Era el punto de mira de todo el ejército, electrizado por el ejemplo”.

Día de gloria, como es el 27 de noviembre de 1879, nos invita a recordar las enseñanzas que nos dejó esa batalla. Éramos tres mil hombres, sin caballería, ni artillería, ni menos ingeniería. Las fuerzas chilenas comandadas por el general Escala eran cinco mil hombres. Escala consideraba que la destrucción de nuestro ejército sería una tarea fácil. Estábamos agotados, sin pertrechos y no había lugar para la retirada. No imaginó que nuestras tropas tenían esa tradición guerrera de antaño, demostrada en todas las batallas y estaban comandadas por Bolognesi, Cáceres, Pastor Dávila y otros dignos patriotas. Demostramos nuestra superioridad humana y vencimos.

Ante el mundo dimos una demostración de arrojo, valor, patriotismo y entrega. Hoy recordamos con gratitud y con un reconocimiento a nuestros infantes, que con su grandeza cimentaron el concepto de nación, dejándonos de herencia la consolidación de la patria invisible que hay en nosotros, como herederos de las glorias ancestrales, desde hace cinco mil años. Eso somos los peruanos: la simbiosis más selecta de lo que la humanidad logró en esta parte de América.

La agresión británica con sus peones de alquiler chilenos no pudo doblegar el espíritu guerrero de nuestros compatriotas en esa tragedia que fue 1879-1883. En ese siglo descuidamos nuestra defensa, exactamente como hoy. Ahora tenemos un soldado en la presidencia. Tiene la obligación de crear la doctrina defensiva y hablar con sus letras completas que el país agresor quiere volver a ser Chile. Esta vez no está Inglaterra detrás; son los Estados Unidos, el país que es el principal proveedor bélico de las Fuerzas Armadas chilenas.

Por nuestra parte, como bien lo expresó el comandante Julio del Carpio Gallegos, dentro de su permanente preocupación patriótica, muchos políticos siguen apostando por la antipatria. Las medidas y conductas adoptadas por ellos en los últimos treinta años lo demuestran:

1. Negar recursos para la repotenciación de las Fuerzas Armadas del Perú.

2. Cancelar la compra de armamento disuasivo, propiciando el desarme unilateral.

3. Retrasar inexplicablemente la firma del convenio con la Federación Rusa para la repotenciación de aeronaves y tanques.

4. Desactivación del Sistema de Inteligencia.

5. Recorte del Presupuesto de las Fuerzas Armadas, atentando contra el aprestamiento de nuestras fuerzas, su equipamiento, capacitación, vestuario, mantenimiento, racionamiento, remuneraciones, etc.

6. Judicialización, de los miembros de las Fuerzas Armadas, en un amedrentamiento sicológico, por haber combatido a la subversión y al narcotráfico.

7. Impedir el incremento del Fondo de Defensa con el aporte de las sobreganancias mineras.

8. Abandono de la seguridad social para la familia militar, minando su moral, entre otras.

Hoy, en el siglo XXI, estamos exactamente como estuvimos en el siglo XIX, por obra de los políticos de siempre. Estamos sin capacidad de respuesta cuando Chile se niegue a reconocer nuestros derechos sobre el mar tacneño y moqueguano. Creemos que Humala fue advertido en ese sentido por Obama en Hawái. La condición yanqui para una neutralidad estadounidense habría sido que el Perú deje operar a su transnacional Newmont en la mina Conga. Esa mina de oro es la más grande del mundo y puede fácilmente y en corto plazo duplicar su producción, lo cual garantizaría al dólar como moneda de intercambio mundial, en caso de que ingrese China con su moneda al mercado. El diario La Primera de Lima se compró el pleito, publicó algo, pero al no ser su línea, esta postura quedó como interrogante.

Tarapacá debe hacernos reflexionar para comprender de lo que somos capaces, porque el destino futuro de las generaciones depende de lo que hagamos o dejemos de hacer hoy. En nuestros corazones siempre existirán Tarapacás. Siempre existirá la victoria sobre la adversidad y el derrotismo.

http://cavb.blogspot.com/

Capitán EP Eloy Villacrez: Analisis geoestrategico militar de la Guerra de Libia

GUERRA EN LIBIA 2011

ANALISIS GEOESTRATEGICO MILITAR DE LIBIA

x. Conclusión

La guerra para controlar Libia, por parte de los occidentales (Europa y EE UU), alcanzó su meta, se apoderaron del petróleo para abastecer Europa, nos hace prever que Irán sería el futuro objetivo en el Medio Oriente y como consecuencia directa en esta lucha por fuentes energéticas, Venezuela estaría en la mira. Si bien las enseñanzas que se pueden obtener de este análisis estratégico militar pueden no ser concluyentes, lo real y concreto es que cada guerra es diferente y los militares deben estar preparados para las confrontaciones que interesados en conseguir los recursos naturales que disponen los países del tercer mundo, serán fuente de ambiciones por encima del bienestar de los pueblos.

En este siglo XXI hay una constante en las guerras, lo hace un país desarrollado o un conjunto de países del primer mundo, con aceptación de la ONU, utilizando cualquier pretexto o denuncia sin sustento, como el contar con armas de destrucción masiva para intervenir en un país en vías de desarrollo, auto adjudicándose las potencias la capacidad de proteger los derechos de los pueblos, aplicando enmiendas y bloqueos.

El agredido es un país del tercer mundo que tiene algún recurso que es interesante para las potencias, ahí viene el temor para Venezuela, es necesario hacer el análisis de las alternativas que esgrimirá EE UU para intervenir, probablemente en coordinación con Colombia, el concepto inicial para el planeamiento de operaciones sería cercenar Venezuela, separando el sector petrolero de Maracaibo, tal como ya lo insinuaron en el plan “Balboa” que se dio a conocer hace algunos años. Esa decisión sería la más probable por adoptar por parte de EE UU, no se descarta que el Comando Sur de los EE UU deba estar estudiando otras alternativas, aprovechando la enfermedad de Chávez.

En un segundo escalón estaría nuestro país, siguiendo la escalada de violencia e intereses, ahora que el sistema monetario y financiero que ya entró en crisis, requiere mayor respaldo y hay necesidad de rehabilitarlo, aplicando garantía monetaria en oro, cuya aceptación es inobjetable. El Perú es el país que puede elevar su producción de 300 ton anuales actuales hasta 600 y aún más, ese volumen de operaciones con una riqueza es aun más líquida y sólida que el petróleo, estabilizaría el sistema monetario mundial occidental.

Para el Perú no se descarta que el Comando Sur de los EE UU de Na debe estar estudiando diferentes alternativas, al existir el riesgo que haya un gobierno que se interese por NACIONALIZAR LA MINERÌA DEL ORO, de esta manera el Gobierno Peruano tendría la capacidad de negociación mundial, por encima de las potencias. Frente a esa eventualidad debemos preparar a nuestro pueblo y a nuestras FF AA y PNP, para una posible agresión transnacional que contaría con la colaboración de Chile. No olvidemos que históricamente hemos anidado felones y felipillos que sirvieron y entregaron nuestra riqueza a los grupos transnacionales. Recordemos por historia que Chile siempre está al acecho para servir a las transnacionales, como fue en el pasado. De nosotros depende evitarlo.

La guerra

1. Introducción

2. Situación política, económica y social de Libia con El Gadafi

3. Los principios de la guerra aplicados por los beligerantes

3.1 Potencia en el esfuerzo

Procedimientos

3.1.1 Economía de fuerzas

3.1.2 Concentración de los medios

3.1.3 Convergencia de esfuerzos y ensambladura de masas

3.2 Seguridad

Procedimientos, sistemas de

3.2.1 Información

3.2.2 Cobertura

3.2.3 Protección

3.3 Destrucción

3.3.1 Aplicación de la fuerza

1. Introducción

La guerra de Libia que el mundo presencia en este inicio del siglo XXI, forma parte de la necesidad del sistema neoliberal para afianzar su hegemonía en sectores geográficos que son estratégicos, desde el punto de vista económico, político y social.

La crisis del sistema mundial es lo suficientemente grave para que las potencias de occidente (Europa y EEUU de NA), se coludan en un esfuerzo por hacer sentir su “peso” político con las armas al estar perdiendo influencia económica y militar, frente a potencias emergentes como China y los otros miembros del BRIC y además por tener en la mira a Irán, que sería el próximo objetivo. Por ello era necesario “asegurar la casa por dentro”, esto quiere decir asegurar el petróleo, era importante contar con el crudo de Libia para tener a una Europa sin sobresaltos en la crisis que viene. Lo comprendió así la OTAN y se empeñó con su aviación militar para evitar que sus soldados mueran. EEUU contribuyó contratando y reclutando mercenarios en Guantánamo y otros países, para que “paguen” por su liberación combatiendo en Libia y obtengan la visa norteamericana.

Para las mentes occidentales, el mundo árabe es algo incomprensible, la propaganda occidental, al calificar como una primavera lo ocurrido en diferentes países del África sahariana, fue un laboratorio de pruebas para la crisis que provocarían en Libia, todo esto deja un sabor de lucha de intereses nada santos, si bien Túnez y Egipto, son países importantes, al no ser petroleros pierden influencia en las decisiones políticas.

El caso de Libia es algo más complejo, por dos razones, el petróleo a “pie de obra” frente a Europa y la organización social que estaba forjando Gadafi, alejada del mundo occidental. Sembrar la semilla que el poder del pueblo no se delega en elecciones, sino por el contrario se mantiene permanente y vigilante vía consulta electrónica, para opinar con carácter vinculante frente a los problemas sociales, hacía que el gobierno se convirtiera en un simple mandatario administrativo de las órdenes del pueblo. Idea congruente con las demostraciones de los “indignados” en el mundo, al decir que “esta democracia no nos representa”

Para agredir a Libia debieron estudiar las particularidades sociales de su fundación, a diferencias de los otros países de la región, Libia nace de la conjunción de cuatro realidades sociales muy diferenciadas, la Tripolitania, la Cirenaica, la de Fezan y el mundo Tuareg.

Invadida por Italia a inicios del siglo XX, con la única justificación de contar ese país con un imperio al igual que los otros de Europa. La ocupación tuvo como principal oponente a un carismático líder, profesor y guerrillero Omar Mukhtar, lucha con los beduinos durante 20 años (1911-31) contra la idea imperial de transformar a Libia en la CUARTA COSTA de Italia. En 1930 Mussolini, designa como sexto gobernador de Libia al General Rodolfo Graziani con la esperanza de eliminar la resistencia. Logra su Objetivo al capturar a Mukhtar, lo vence militarmente pero políticamente NO, al negarse públicamente al momento de su ejecución a aceptar a los italianos.

Sigue leyendo