Manuel Elías Ponce Feijoó: “A García lo quiero ver en la cárcel”

GARCIA A LA CARCEL

En una conversación sostenida en el Penal Miguel Castro Castro, el exhombre de inteligencia y gerente general de Business Track, Manuel Elías Ponce Feijoó, ratifica que el presidente y Jorge del Castillo estaban detrás de 875 millones de dólares para garantizar 15 años de gobierno aprista y expresa su deseo de ver en la cárcel a García por corrupción.

– ¿Qué esperas de este proceso?

– Yo estoy esperando a que me sentencien, así sea los diez años que ha pedido la fiscalía. Yo ya tengo acá dos años y medio preso. Que se haga justicia y a la mierda. Yo ya acepté que he tenido los audios (de los faenones de lotes petroleros que involucran a la dirigencia del APRA).

– Alan García dijo que los procesados del BTR son delincuentes y que pretenden ensuciar su salida del gobierno. ¿Tiene algo que responderle?

-Eso lo dice porque piensa como ladrón. La verdad ya todo el mundo la conoce, que quisieron apropiarse de Petrotech y que perdieron. Se les fue su proyecto político de 15 años de gobierno aprista, basado en esos faenones.

-¿Si es así, que García está detrás de la manipulación de las pruebas incautadas en este caso de espionaje, cuáles serían sus motivaciones?

– Para proteger a Jorge del Castillo y a los otros, y protegerse de la corrupción que le iba a salpicar. Pero yo le informé entre octubre de 2008 y febrero de 2009 que no había audios de él, él solo, después, se hizo el harakiri interviniendo en este proceso.

-¿Se ha retractado de lo que dijo en el interrogatorio de que escuchó la voz de García en una de las diligencias policiales?

– Yo siempre dije que el mayor Solier fue quien dijo que había escuchado la voz de García. Yo, después, le dije al general Morán que en realidad era la voz del presidente de la Confiep, José Morales, porque no había un audio de García en mis pertenencias.

– ¿García estuvo involucrado en los faenones de los petroaudios?

– García sí sabía lo que hacían Del Castillo y Nava. García destituyó a Garrido Lecca del ministerio, y sacó a Fortunato Canaán, pero el negocio seguía. No hay seguramente un audio pero García sí sabía, y por similar delito Fujimori está preso. Por eso, García tiene que estar en la cárcel y en la cárcel lo quiero ver. Todo el mundo sabe que es un mentiroso y un sinvergüenza.

– ¿No le tienes miedo a García?

– ¿Por qué le voy a tener miedo? Si lo único que sabe es hablar bien. Para mí, es un improvisado. Fíjate: colocó como ministro a (Francis) Allison, a pesar de todos sus sancochados y como ministro a Remigio Hernani quien a cuatro días de asumir el cargo dio de baja a Miguel Hidalgo, al gran amigo de García.

-Según lo que escuchó, ¿qué obtenía Del Castillo de los negociados de los lotes petroleros?

– Estaban 875 millones de dólares para ponerlo en Palacio de Gobierno, porque él era parte del proyecto político del APRA. Claro que todo ese dinero no iba a ir para su campaña, una parte se iba a quedar entre sus amigotes y él.

– Aseguraste en el interrogatorio que blindaban al presidente sobre actos de corrupción. Aparte de los ‘petroaudios’ ¿que otros hechos de corrupción encontró?

– Ahí estaba también Garrido Lecca, quien era el hombre de campaña de García, con el faenón de los 20 hospitales. Él asistía a la suite del Country Club de Canaán, pero no solo él sino los arquitectos que hacían los planos de esos hospitales. De esos acuerdos salieron las 800 cajas de documentos del Minsa y que desaparecieron. Además de eso, estaba el ingreso irregular del Banco Azteca y empresas cementeras mexicanas.

Sigue leyendo