Viernes Santo: Un niño llamado Jesús

UN NIÑO LLAMADO JESUS

La historia nunca antes contada sobre la niñez de Jesús. Aunque en una dimensión mucho más espiritual, Jesús es retratado como un niño de 7 años igual que cualquier otro, que pelea con sus amigos, no pone atención en la escuela y hace las preguntas típicas de un niño de su edad.

Película: Jesús de Nazareth (1977)

Jesus de Nazareth es una película de 1977, producción británica e italiana, dirigida por Franco Zeffirelli y Lew Grade a través de su compañía ITC Entertainment, que narra el nacimiento, vida, ministerio y muerte de Jesucristo, basada en los cuatro Evangelios. Es una miniserie compuesta de cuatro episodios, que suman en total cerca de seis horas y veinte minutos.

JESUS DE NAZARETH

Papa Francisco da mensaje por Navidad de esperanza, justicia y fraternidad

PAPA FRANCISCO

El papa Francisco dirigió hoy un mensaje navideño de esperanza, justicia y fraternidad, y consideró necesario procurar una casa para cada familia en el orbe, al emitir el Angelus en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano.

Hizo especial énfasis en la palabra justicia al pronunciar su discurso, al cual antecedieron otros en demanda de fin de la pobreza y el despilfarro.

El Sumo Pontífice leyó un cartel situado en la Plaza de San Pedro, a donde acudieron miles de fieles, que rezaba “Los pobres no pueden esperar”, destaca la televisión capitalina.

La familia y la casa van juntos. Es muy difícil llevar adelante una familia sin habitar en una casa, comentó el Santo Padre, quien desde su entrada al Vaticano rompió con protocolos de seguridad y del propio ritual de presentaciones públicas del Papa.

Jorge Mario Bergoglio, el obispo argentino que asumió la dirección de la Iglesia católica en marzo pasado, también se refirió en su homilía al movimiento de protesta “9 de diciembre”, el cual adquirió auge en los últimos tiempos en Italia, con bloqueo de carreteras por personas afectadas por el desempleo y las medidas de ajuste gubernamentales.

A cuantos en Italia se reunieron para manifestar su empeño social, les deseo dar una contribución constructiva, rechazar las tentaciones del enfrentamiento y de la violencia, así como seguir siempre el camino del diálogo.

¿Qué se recuerda en el Jueves Santo?

JUEVES SANTO

Muchos desconocen que este día de la Semana Santa Jesús cenó la Pascua con sus apóstoles, siguiendo la tradición judía. Es decir, se sirvió un cordero puro y del año, y su sangre se roció en la puerta del escenario de la Última Cena, en señal de purificación.

Además, en el primer día del Triduo Pascual se conmemora la institución de la Eucaristía y del Sacerdocio. También adquiere un gran simbolismo el lavado de pies que hiciera Jesús a sus apóstoles.

Según se lee en Juan 13, 1-15, “Jesús se levanta de la cena, se quita el manto y, tomando una toalla, se la ciñe; luego echa agua en la jofaina y se pone a lavarles los pies a los discípulos, secándoselos con la toalla que se había ceñido”.

Entonces Jesús dice a sus anonadados seguidores que solo lava los pies porque todo lo demás está limpio. Sin embargo, no todos lo están, agrega en alusión al que lo traicionaría horas después.

“¿Comprendéis lo que he hecho con vosotros? Vosotros me llamáis el Maestro y el Señor, y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el Maestro y el Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros; os he dado ejemplo para que lo que yo he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis”, se lee en la Biblia.

Por la noche se adorará al Santísimo en el “Altar de la Reserva” celebrándose la llamada Hora Santa en los templos católicos del mundo. La Iglesia llama al Jueves Santo el Día del Amor Fraterno.

Con bendición de ramos de olivo fieles católicos celebran inicio de Semana Santa

DOMINGO DE RAMOS

Con la tradicional Misa de Domingo de Ramos y la bendición de los ramos hechos con hojas de olivo en la Basílica Catedral y otras iglesias y parroquias en diversos distritos, la comunidad de fieles católicos de Lima inició hoy las festividades de Semana Santa.

Desde las 10.00 horas en la parroquia El Sagrario, ubicada al costado de la Catedral, se bendijo los ramos y luego el cardenal Juan Luis Cipriani y los fieles fueron en procesión hasta la basílica para conmemorar la entrada triunfal de Cristo a Jerusalén.

Terminada la procesión, se inició la Santa Misa, en la que se proclamó solemnemente la Pasión del Señor narrada en el evangelio de San Mateo.

En su homilía, el primado de la Iglesia Católica, sostuvo que esta Semana Santa invita a los cristianos a conocer mejor las enseñanzas de Jesús, leyendo con detenimiento la Biblia y en especial los Evangelios.

En tal sentido, instó a la feligresía peruana a reflexionar sobre su conducta y su fe, así como  asumir un compromiso de cambio en la vida y seguir el ejemplo del Redentor que vino al mundo a salvar a la humanidad del pecado, ofreciendo incluso su propia vida.

Rezo del Santo Rosario y procesión

A las 17:00 horas, miles de fieles se reunirán por tercer año consecutivo en el atrio de la Catedral de Lima para rezar el Santo Rosario, a fin de pedir de manera especial por nuestra Patria y por las familias peruanas.

Los fieles llevarán en procesión a este acto litúrgico las tradicionales imágenes del Señor del Huerto, el Señor de la Caña, el Señor Cautivo, el Señor de la Caída, el Cristo de Burgos y Nuestra Señora del Mayor Dolor.

Al término del rezo, se llevará a las imágenes en un recorrido procesional por el perímetro de la Plaza de Mayor de Lima.

El Papa Benedicto XVI anuncia que el 28 de febrero deja el pontificado

PAPA BENEDICTO XVI

El papa Benedicto XVI anunció este lunes que deja el pontificado el próximo 28 de febrero por su “edad avanzada ” y por sentir que le falta el vigor para seguir en el cargo.

El Papa, de 85 años, hizo el anuncio durante un consistorio que celebró en el Vaticano para fijar las fechas en las que serán proclamados nuevos santos.

A los cardenales presentes les explicó en latín que les había convocado a este consistorio: “no solo para las tres causas de canonización, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia”.

El Papa afirmó que “después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”.

Benedicto XVI, de 85 años, agregó que es muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, “debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando”.

El Obispo de Roma consideró que en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, (…) es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu.

Y entonces destacó que en los últimos meses este vigor ha disminuido “de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado”.

Ante ello anunció que “muy consciente de la seriedad de este acto y con plena libertad”, renunciaba al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro.

¿RENUNCIA POR SALUD?

La renuncia al pontificado del papa Benedicto XVI anunciada este lunes se debe a motivos de salud, según declaró su hermano Georg Ratzinger desde Ratisbona, al sur de Alemania.

“La edad oprime”, dijo Georg Ratiznger, de 89 años de edad, en declaraciones recogidas por la agencia alemana de noticias DPA, en las que comentó que el médico del sumo pontífice ha aconsejado al papa que no haga mas viajes transatlánticos.

No obstante, el Vaticano descartó que una enfermedad sea el motivo de la renuncia del papa.

REACCIONES

El portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, aseguró que el papa Benedicto XVI ha dado un sello propio a sus ocho años de pontificado, que se deben “agradecer” y agregó que su decisión de abandonar el cargo es algo que sin duda conmueve a los católicos y los cristianos.

“Durante sus ocho años de pontificado, Benedicto XVI le dio a la iglesia un sello propio. Como cristiano y como católico su decisión me conmueve. Sin duda hay que agradecerle los años en los que fue guía de la iglesia”, dijo Seibert.

El pontífice indicó a los cardenales la necesidad de celebrar el 28 de febrero un cónclave para elegir a sus sucesor.

El papa fue elegido el 19 de abril de 2005.

Viernes Santo recuerda el sacrificio de Jesucristo en la Cruz

JESUCRISTO EN LA CRUZ

El Viernes Santo es la fecha de mayor conmemoración del Catolicismo. Es el día central de la Semana Santa en el que se recuerda la Pasión y Muerte de Jesús en la Cruz.

Es, junto al sábado, uno de los únicos dos días en que no se celebra misa ya que se trata de la fecha más dolorosa de la Iglesia, en el que se recuerda el día en que Jesús yace en la cruz, por lo que se trata de un día que invita a reflexionar sobre su sacrificio para perdonar a los hombres.

Según la tradición, hoy los fieles ayunan y meditan sobre la Pasión de Jesús de Nazareth, su aprehensión, los interrogatorios de Herodes y Pilatos; la flagelación, la coronación de espinas y la crucifixión.

“Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado en manos de hombres pecadores, y que sea crucificado, y resucite al tercer día.” (Lucas 24:7)

Además del Vía Crucis, los fieles también asisten al Sermón de las 7 palabras, donde se recuerdan los últimos momentos de la vida de Jesús, desde que lo juzga el Sanedrín y recibe la bofetada, hasta que muere en la Cruz después de pronunciar su última palabra.

El dolor de Jesús de Nazareth se escenifica en distintos lugares del Perú y del mundo, mientras un penitente representa a Jesús y sufre los castigos que a él se le infligieron durante las catorce estaciones que recorrió antes de llegar al Gólgota, cumpliendo así una promesa.

Este Viernes Santo, también se reflexiona cada una de las siete palabras que Jesucristo pronunció en la Cruz antes de su muerte.

1. “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”

2. “En verdad te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso”

3. “Mujer, he ahí a tu hijo, Hijo, he ahí a tu madre”

4. “¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué me has abandonado?

5. “Tengo sed”

6. “Todo está cumplido”

7. “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”

Con esta última palabra, y tras un suspiro, el Señor yace muerto en la Cruz, un misterio que representa el momento más doloroso del Cristianismo, pero a la vez, es símbolo máximo de la fe, de la esperanza y salvación.