Comandante general de la Marina pide firme defensa de comandos Chavín de Huántar

COMANDANTE GENERAL JOSÉ CUETO ASERVI

El comandante general de la Marina de Guerra, almirante José Cueto Aservi, pidió hoy una fime defensa de los comandos Chavín de Huántar, ante una denuncia interpuesta contra el Perú por presuntas ejecuciones extrajudiciales tras una operación de rescate de rehenes, en 1997.

Tras cuestionar la demanda interpuesta ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Cueto Aservi destacó que fue una de las operaciones militares más exitosas en el mundo, el rescate de 72 rehenes que estuvieron en manos del grupo subversivo MRTA, en la residencia de la embajada de Japón en Lima.

En declaraciones a la Agencia Andina, lamentó que se pretenda empañar la imagen de las Fuerzas Armadas con denuncias de algunos organismos de derechos humanos sobre presuntos excesos cometidos durante las décadas de los 80 y 90, en el marco de la lucha contra el terrorismo.

Más de un centenar de efectivos de la Marina murieron durante la violencia subversiva, entre almirantes hasta grumetes, evocó tras señalar que ese sacrificio permitió conseguir la pacificación y el camino hacia el desarrollo económico del país.

Aunque no descartó que se hayan producido algunos excesos durante la lucha antisubversiva, Cueto Aservi recordó que los terroristas “actuaron siempre como delincuentes y asesinos, enviando en primer lugar a mujeres y niños armados a enfrentarse a las fuerzas del orden”.

Cueto Aservi aseguró que la Marina sigue respetando los derechos humanos en la lucha que se libra actualmente contra el narcoterrorismo en la zona del Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE), en respaldo a la Policía Nacional.

“Yo garantizo que la institución (la Marina) es una garantía para los derechos humanos. Y no solo la Marina sino todas las Fuerzas Armadas de toda la vida han garantizado los derechos humanos”, añadió.

Comandos Chavín de Huántar a Corte Interamericana

CHAVIN DE HUANTAR

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) decidió interponer una acción contra el Estado Peruano y colocar el caso Chavín de Huántar en la jurisdicción de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

Es decir, presentó su informe de fondo indicando que el Estado Peruano no ha cumplido con ejecutar las recomendaciones que dio para llegar a un acuerdo de solución, por lo que sostuvo que este último deberá ser llevado al banquillo de la Corte IDH y también los comandos del caso “Chavín de Huántar”.

Según el diario Correo, en este informe de fondo la CIDH pidió a la Corte IDH “abrir un proceso” en contra del Estado Peruano, pues éste no ha cumplido con responder ni adecuarse a los cuatro puntos de su recomendación.

Finalmente, para la CIDH, el Estado Peruano es responsable de la violación de los derechos de tres terroristas (Eduardo Cruz Sánchez, Herma Meléndez Cueva y Víctor Peceros Pedraza) que tomaron por asalto la residencia del embajador japonés en 1997.

El informe de fondo refiere que el Estado Peruano habría violado el derecho al debido proceso al dejar que los comandos fueran juzgados por el fuero militar y no por el civil, pues estos últimos no habrían cometido delitos de función, sino más bien de lesa humanidad. Por ello, se aconseja que el caso sea ventilado en el fuero ordinario.

El informe, que cuenta con los documentos requeridos de procedencia de demanda, viene siendo analizado por la Corte IDH, que notificará en los próximos días a los demandantes, es decir, a la ONG Aprodeh, que es la representante de las “víctimas”, para que formalice la denuncia.

Peruano Diego García Sayán reelegido presidente de Corte Interamericana de Derechos Humanos

DIEGO GARCIA SAYÁN

El juez peruano Diego García Sayán fue reelegido como presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) para estar al frente de esta instancia por un nuevo período de dos años que se inicia el primero de enero del 2012, cargo que ostenta desde el año pasado.

La elección se llevó a cabo durante el 93 Período Ordinario de Sesiones de la Corte que culmina este jueves en San José, en Costa Rica.

En un comunicado, la CoIDH detalló que García Sayán es juez desde el 2004 y fue el primer peruano elegido como presidente de la Corte.

“Destacado jurista que ha desempeñado importantes responsabilidades en su país y en organizaciones internacionales”, dice el documento.

Fuente: Eluniversal.com.mx

Inadmisible dictamen de la CIDH en la Operación Chavín de Huántar

COMANDOS DE LA OPERACIÓN CHAVIN DE HUANTAR

Por Alfredo Palacios Dongo

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha presentado un informe al Gobierno peruano sobre la intervención militar, en abril de 1997, del Comando Chavín de Huántar a la Embajada del Japón para el rescate de rehenes de manos del grupo terrorista MRTA. Aunque dicho documento es reservado y ha sido entregado directamente al Ministerio de Justicia, se ha hecho de conocimiento público que esta Comisión demanda procesar nuevamente en el fuero civil a todos los integrantes del comando por la supuesta ejecución extrajudicial de 3 terroristas.

Han pasado casi 15 años desde que el 17 de diciembre de 1996, 14 terroristas del MRTA tomaron como rehenes a 72 personas a quienes retuvieron por 4 meses tratándolos con la más absoluta crueldad, sin piedad, y con verdadero sadismo y salvajismo, violando flagrantemente sus derechos humanos. Durante la operación de rescate, el 22 de abril de 1997, murió un rehén, dos héroes del Ejército (Coronel Valer y Capitán Jiménez) y los 14 terroristas.

Posteriormente, en el año 2002 se inició un proceso judicial contra algunos de los comandos. En el 2003 la Corte Suprema, a través de una contienda de competencia, dispuso que sean juzgados en el fuero militar, en el que fueron absueltos, sin embargo, ahora la CIDH pide que todos los comandos sean juzgados por el fuero civil, además de repararse material y moralmente a los familiares de los terroristas muertos.

A pesar que el viceministro de Justicia, Juan Jiménez, ha manifestado que el 15 de agosto pasado el Perú emitió un documento a la CIDH donde indica que no reconoce de alguna violación a los derechos fundamentales, y que además son solo 4 las personas procesadas y no incluye ningún comando, sin embargo, el ministro Francisco Eguiguren ha advertido —como un enigma— que en aquellos casos donde existan violaciones de derechos humanos, y donde el Estado moralmente tenga que reconocer, lo hará; asimismo con la prórroga de 90 días que ha solicitado —como decisión política— estaría abriendo la posibilidad de acatar estas inauditas recomendaciones.

En este panorama, todos los peruanos debemos recordar dicho operativo como una de las más impecables operaciones militares, exitosa, bien planificada y donde el objetivo fue cumplido al rescatarse a los rehenes, la cual obtuvo atención mediática en todo el mundo, y además ha sido analizada en diferentes escuelas superiores internacionales militares y de inteligencia.

Bajo ningún motivo el gobierno peruano debería someterse a este dictamen de la CIJH y debe rechazar de plano todas sus recomendaciones. En tal caso, esta Comisión puede someterlo a la jurisdicción de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH), instancia que jamás ha procesado un caso de operación militar, y en la cual le corresponderá al Estado no permitir la realización de un nuevo juicio a nuestros valerosos comandos. Expreso, 29.10.2011.

En defensa de los comandos de Chavín de Huántar

COMANDOS CHAVIN DE HUANTAR

Aldo Mariátegui:

“Humala, no, no podemos ser tan hijos de puta con los comandos de Chavin de Huantar” no puedes hacer eso…”

La columna del director

Por allí alguna vez leí que la calidad de una nación se percibe por la manera cómo trata a sus niños y a los animales, al estar estos seres tan indefensos frente a la maldad humana. Pues apuesto que el autor de ese adagio se hubiera muerto en el Perú al enterarse que éste es probablemente el único país del mundo donde -y las fuentes que nos han revelado estos son infalibles- se va a procesar a sus héroes, donde el ministro de Justicia Eguiguren ya casi se ha allanado a procesar a los comandos de Chavín de Huántar, los protagonistas de esa gloriosa operación de rescate de rehenes que se dio en la residencia del embajador de Japón y que, sin exagerar, es motivo de admiración en el mundo (existe un documental en el History Channel que debe de llenar de orgullo a cualquier peruano bien nacido).

¿Se imaginan ustedes a los israelíes procesando a los comandos que liberaron a los rehenes en Entebbe? ¿A Obama enjuiciando a los S.E.A.L.S. que acabaron con Osama Bin Laden? ¿A los ingleses o a los españoles persiguiendo a sus S.A.S. o a sus GEOS que combatieron en arriesgadísimas operaciones secretas al IRA y a ETA?

Refiere el DRAE sobre el término “Inaudito” lo siguiente:

1. Adj. Dícese de lo nunca oído, sorprendente, asombroso. Ejemplo: Novedad inaudita

2. Dícese de lo insoportable, intolerable. Ejemplo: Tu actitud es inaudita.

Pues bien, ambos significados se ajustan perfectamente a la barbaridad que está planteando Eguiguren. Procesar a los comandos de Chavín de Huántar es sorprendente e intolerable. Es como enjuiciar a Rázuri y sus Húsares de Junín por haber provocado la derrota española en esa batalla con un acto de iniciativa propia o al veinteañero general José María Córdova por desmontar de su caballo y ordenar -yendo él al frente, en un acto de demencial valor- tomar el cerro Condorcanqui bajo una lluvia de balas durante la batalla de Ayacucho mientras pronunciaba su inmortal “¡División de frente! ¡Armas a discreción! ¡Paso de vencedores!” o a Trinidad Morán por defender como un león y salvar la retaguardia patriota de Sucre en la quebrada de Corpahuaico con tan sólo un batallón. Es como enjuiciar a Bolognesi por no haber entregado el Morro de Arica o a Grau por no rendirse en Angamos. Como haber querido meterlo preso al Mariscal Cáceres por “maltratar chilenos” en la Campaña de la Breña o al Mariscal Eloy G. Ureta por haber derrotado en toda la línea a los ecuatorianos durante la contraofensiva peruana de 1941 o al Mariscal Oscar R. Benavides por su épica actuación frente a los colombianos en el desigual combate de La Pedrera durante la durísima campaña selvática del Caquetá (¡2 mil kilómetros recorridos a pie desde Chiclayo! Y tanto Benavides como su tropas combatieron enfermos de beri-beri) en 1911, que posiblemente significó que Loreto aún sea peruano. Como encausar al Mariscal Nieto por voluntariamente aceptar ir a duelo jinete a jinete de lanzas y triunfar contra el colombiano Camacaro en plena batalla del Portete de Tarqui, noble lancero que había desafiado a que algún oficial peruano se le enfrente para dirimir la lucha sólo entre ellos y así evitar que sus tropas luchen contra los Húsares de Junín, con quien Camacaro había combatido junto años atrás, porque no quería mancharse con sangre de héroes y hermanos.

No pues. No podemos ser los peruanos tan miserables, tan malagradecidos, tan hijos de puta con los comandos de Chavín de Huántar. No podemos endiosar a esos miserables que asaltaron la residencia del embajador y humillar a nuestros héroes. No puede ser que los caviares sean tan bajos de tratar de denigrar así esta victoria sólo porque sucedió bajo el fujimorismo.

No puedo creer que un militar como Ollanta Humala se preste a esta monstruosidad, a vejar a su propia institución, arriesgando a que las futuras generaciones militares escupan sobre su memoria y le maldigan por desnaturalizado. ¡A ver si este Eguiguren tendría las pelotas para entrar a tiros a una embajada en una operación de éstas!