Alan García propone embanderar viviendas el 27 de enero por sentencia de La Haya

ALAN GARCIA

El expresidente Alan García Pérez propuso hoy embanderar las viviendas en todo el país el próximo 27 de enero, día en que la Corte Internacional de Justicia de La Haya dará lectura a su sentencia sobre el diferendo marítimo entre Perú y Chile.

A través de la red social Twitter, el líder del Partido Aprista Peruano planteó también izar el pabellón nacional en las plazas principales del país.

“Es un trascendental día en el cual debemos participar todos los peruanos. Por ello propongo que las autoridades nacionales y descentralizadas dispongan embanderar las viviendas y el izamiento del pabellón nacional en las plazas principales”, planteó.

Adicionalmente, propuso que en los centros de labores se transmita la lectura de la sentencia y que se permita el ingreso de los trabajadores a partir de las 11.00 horas “para que todos los peruanos tengan la oportunidad de escucharlo directamente (el fallo) en la confianza de que se hará justicia al Perú”.

Gral. Roberto Chiabra: Hay que esperar el fallo con optimismo, prudencia y confianza

ROBERTO CHIABRA

La solidez de los argumentos peruanos nos hacen esperar el fallo de la Corte de La Haya con optimismo, prudencia y confianza en el triunfo, afirmó el exministro de Defensa, Roberto Chiabra.

En declaraciones a la Agencia Andina, refirió que en los dos días de exposición ha quedado muy claro que no existe tratado de límites marítimos, y que la línea equidistante que propone Perú es la más justa a los intereses de los dos países.

Sin embargo, anotó que si bien “la fuerza de la razón” está del lado peruano, hay que tener presente que los fallos de la Corte de La Haya son muy complejos.

Asimismo, el exministro destacó el profesionalismo y la elocuencia de los abogados peruanos, y añadió que será muy difícil que este jueves el país del sur pueda demostrar la existencia de un tratado de límites.

También valoró el respeto mostrado durante las exposiciones de los abogados, sin agravios en contra de Chile.

Chiabra señaló que en el caso el tribunal internacional falle a favor de Perú, el gobierno peruano debe estar preparado para implementar la sentencia en un plazo menor a los 10 años.

Según dijo, lo ideal sería implementarla para el 2021, año del bicentenario de la independencia.

También mencionó que Perú debe prepararse en el sector Defensa para garantizar el dominio en el territorio marítimo que podría recuperarse en base a la sentencia de La Haya.

Esto hace necesario, dijo, potencializar desde ahora a la Armada Peruana, a fin de contar las con las naves que permita un patrullaje efectivo y que garantice a los pescadores artesanales del sur sus derechos de pesca.

Durante 40 años Chile no trazó en sus mapas el “límite marítimo” con Perú

RODMAN BUNDY EN LA HAYA

Durante 40 años, Chile no representó en sus mapas oficiales la supuesta frontera marítima que alega fue establecida con Perú en 1952, y sólo lo hizo de manera “tardía e interesada” cuando Lima planteó negociar el tema en 1986, reveló Rodman Bundy, abogado del equipo peruano.

En su exposición ante la Corte de La Haya, resaltó, en ese sentido, que Chile ha pretendido “fabricar” una supuesta frontera marítima, luego de que el embajador peruano Juan Miguel Bákula pidiera tratar el tema.

“Entre 1952 y 1992, 40 años, más o menos, Chile no emitió ni un mapa o carta náutica en la que se pretendiera representar una frontera marítima con Perú (…). Esas cartas (sin el supuesto límite) son una indicación de que Chile no consideraba que existiera una frontera”, anotó.

Sólo en la década de 1990, añadió, Chile empezó a adoptar “medidas unilaterales” y a modificar sus cartas náuticas, representando lo que pretende ser una frontera marítima con Perú.

“Por ejemplo, examínese la Carta de Arica de Chile de 1973, sobre las proximidades de la delimitación de la frontera en tierra. Allí no hay ningún indicio de una frontera marítima en el Punto Concordia que es el punto final de la frontera en tierra”, dijo ante los magistrados del tribunal internacional.

Bundy mencionó que la misma ausencia de frontera se puede ver en otras cartas náuticas de Chile de las décadas de 1970 y 1980.

Reiteró que los cambios aparecieron luego del “Memorándum Bákula”. Uno de esos documentos fue una carta náutica de 1994, en la que aparece la región de Arica.

“Es inexplicable ver que aparece por primera vez en el mapa una línea que pretende mostrar una frontera marítima (…) Chile no dice dónde se origina”, declaró.

De igual forma, refirió que en 1999 Chile publica una carta náutica, con una línea interrumpida que se extendía hacía el mar, a lo largo del paralelo, donde se cambiaba la ilustración de la frontera; lo cual provocó que Perú presentase una protesta oficial.

Asimismo, señaló que en 1997 Chile ratifica su adhesión a la Convemar de 1982, donde hacía mención de la frontera en tierra con Argentina, pero ninguna (marítima) con Perú.

También recordó que en el 2000, el país del sur depositó mapas en Naciones Unidas, que se referían al paralelo 18 grados 21 minutos sur de latitud por primera vez como la frontera marítima con Perú, lo cual también originó otra protesta oficial de Perú.

“El hecho sencillo de trazar una línea en el mapa no podría crear una frontera donde ninguna existía anteriormente (…). La realidad objetiva, que Chile no ha podido contradecir, es que no existe ni un único mapa oficial de Perú en el que se haya representado una frontera marítima con Chile”, reiteró.

Bundy también descartó que el accionar de las misiones de rescate, la información de vuelos, los avisos de navegación, las prácticas navales o algún tipo de actividades similares tengan que ver con la creación de fronteras.

“No aportan fundamentos para fijar un límite marítimo”, anotó.

Por último, indicó que tampoco existe mapa oficial alguno de Perú en el que se establezca la frontera marítima con Chile.

Almirante Montoya destaca contundencia de alegatos peruanos en La Haya

ALMIRANTE JORGE MONTOYA

El expresidente del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, almirante AP (r) Jorge Montoya, consideró que la presentación del agente peruano ante la Corte Internacional de Justicia, Allan Wagner, fue clara y contundente.

“Ha sido muy buena, con una explicación muy clara y contundente sobre nuestra posición. Tocó todos los puntos que están considerados en nuestra demanda y señaló también los errores que Chile cometió al presentar sus alegatos”, dijo.

Destacó también el estilo de la presentación de Wagner, pues se efectuó “con una altura que dice mucho de la persona que la ha hecho”.

Sostuvo que al calificar de “indignante y contrario al Tratado de Lima de 1929” la afirmación chilena de que la frontera marítima se inicia en el hito Nº 1 y no en el punto Concordia, Wagner mostró un lenguaje “fuerte, pero elegante” que otorga solidez a los argumentos peruanos,

“Estamos tranquilos en lo que estamos presentando, seguros de lo que estamos haciendo y eso es lo que ha manifestado el embajador en sus palabras”, aseveró el marino retirado.

Montoya llamó también a la calma a la población peruana durante los próximos días, en los que se escucharán los alegatos chilenos.

“Debemos tener paciencia y calma; Chile seguramente empleará los ataques que ya conocemos y hay que tomarlos con serenidad, no tienen la razón, pues ella está de nuestro lado”, indicó.

“Entonces hay que mantener una solidez como país, seguir cohesionados, pues esto es solo un capítulo y va a terminar cuando los jueces emitan su fallo”, añadió.

En otro momento, consideró también importante que Chile dé muestras de que realmente quiere ejecutar la sentencia de la Corte Internacional de Justicia.

“No he escuchado decir a ninguno de sus representantes políticos ni a su presidente comprometerse a ejecutar el fallo. Siempre hablan de manera general, que respetan los tratados, pero específicamente no escuché una declaración de estas”, indicó.

Si se diera una manifestación de este tipo, la situación sería totalmente diferente, aseveró.

“Podríamos estar avanzando en la formación o trabajo de una comisión binacional que esté viendo los temas de cómo ejecutar el fallo.”

Rodman Bundy: “No existen factores que impidan fijar frontera marítima equidistante”

RODMAN BUNDY

No existen factores que impidan el trazado de una línea equidistante para fijar la frontera marítima con Chile, aseguró hoy el jurista Rodman Bundy, integrante del equipo peruano ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Durante la presentación de los alegatos orales ante este tribunal internacional, explicó que la línea bisectriz propuesta por Perú ofrece un resultado más equitativo para ambos países.

Refirió que las costas de Perú y Chile carecen de promontorio e islas adyacentes, razón por la cual no existe impedimento para el trazado de una línea media o equidistante.

El jurista, de nacionalidad estadounidense, indicó que Chile no ha impugnado esa propuesta porque está consciente de que presenta un “resultado equitativo y menos desproporcionado” a la línea de paralelo defendida por ese país.

“Tampoco ha contradicho (…) que la línea de equidistancia no sea una solución equitativa, pues la totalidad del caso la basa en la idea de que las partes ya habían delimitado su frontera marítima por medio de la declaración de 1952”, dijo.

“Chile reclama un mar territorial de 12 millas y una plataforma continental de 2,000 millas; en tanto que Perú reclama 200 millas náuticas de dominio marítimo, incluyendo el fondo marino y el subsuelo, como indican sus Constituciones de 1979 y 1993”, añadió.

Manifestó, además, que no existen circunstancias que obliguen a reajustar una eventual línea equidistante como, por ejemplo, una fuerte disparidad en la longitud de las costas de ambos países.

“(…) La frontera es incluso más sencilla que en el caso entre Rumanía y Ucrania, donde la Corte de La Haya tampoco encontró que no se pudiera realizar este proceso”, señaló.

Refirió que la teoría de Chile, según la cual ya existe una frontera marítima, no ofrece una alternativa ante la corte e ilustra “una estrategia de litigio deliberado” por parte de ese país.

“Chile no quiere entrar a las discusiones con Perú por temor al desvío de sus argumentos erróneos, pero al mismo tiempo está plenamente consciente de que una línea de equidistancia produce un resultado equitativo (…); mientras que el reclamo que presenta respecto al paralelo no produce este resultado”, explicó.

Tulio Treves: “Sería incorrecto y anacrónico considerar tratados a convenios de 1950”

TULIO TREVES - LA HAYA

Sería incorrecto y un anacronismo que los convenios suscritos por Perú, Ecuador y Chile en la década de 1950 sean considerados tratados limítrofes, sostuvo hoy el integrante del equipo jurídico peruano ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Tullio Treves.

En su intervención durante los alegatos orales de Perú ante el referido tribunal, explicó que los mencionados convenios tuvieron como único objetivo evitar que industrias pesqueras extranjeras depredasen los recursos marinos de sus costas.

Además, sustentó que dichos instrumentos buscaban preservar el derecho de todas las naciones al tránsito libre.

“Ninguno de ellos ni su combinación constituyen un tratado de delimitación marítima”, recordó.

Indicó que en aquel momento lo que regía en ese tipo de procesos era el “principio jurídico resultante de la combinación de los conceptos de la soberanía del Estado y de la buena vecindad”, mas no algún instrumento jurídico específico.

El Estado chileno arguye que los límites marítimos están especificados en la Declaración de Santiago, firmada en 1952, y el Convenio sobre Zona Especial Fronteriza Marítima, que data de 1954.

Treves añadió que cuando se redactaron esos documentos el derecho internacional no había evolucionado al punto en que se encuentra en la actualidad, por lo que los términos en los que se concebían los acuerdos y convenios no eran unánimes.

En esos años en el mundo “había ausencia de una norma de derecho internacional general específica respecto al tema de las delimitaciones”, explicó.

“No sería correcto interpretar la Declaración de Santiago con los conceptos tal como los entendemos en la actualidad; sería incorrecto y un anacronismo”, dijo.

Respecto a ese documento, el jurista italiano también señaló que cuando se suscribió, Perú, Ecuador y Chile dejaron en claro que su objetivo era la “conservación y empleo prudente de los recursos naturales, al tiempo de salvaguardar los derechos de los Estados a la navegación y al comercio”.

“Que al momento de firmar esto, una de las partes aceptara una delimitación tan claramente desfavorable para sus intereses, como es la que toma como base el paralelo, es algo que no se puede dar por supuesto”, refirió, aludiendo a la tesis en la que se basa la defensa chilena.

Recordó, en tal sentido, que Perú fue llamado a la conferencia en la cual se firmó la Declaración de Santiago sólo con el fin de “ocuparse de la protección de las ballenas, ante la presencia de empresas balleneras abusivas”.

“¿Cómo puede considerarse que en este contexto Perú aceptara, sin un debate específico y sin formalidades particulares, límites laterales que no cumplían con los requisitos de la extensión máxima de sus derechos y jurisdicción soberanos, compatibles con los de sus vecinos”, manifestó.

Treves también recordó que durante la década de 1950, “los Estados no consideraban que fuera esencial o urgente prever la gravitación de sus zonas marítimas”.

“Por ejemplo, Estados Unidos y México, dos Estados colindantes que proclamaron zonas marítimas más allá de su mar territorial, empezaron a formalizar acuerdos de delimitación entre ellos solamente a partir de 1970, y continuaron el proceso hasta el 2000”, apuntó.

Tullio Treves es un jurista italiano, argentino de nacimiento, e integrante del Tribunal Internacional del Derecho del Mar; así como asesor legal de la delegación italiana ante la Organización de las Naciones Unidas.

Luego de su intervención, hizo uso de la palabra el jurista inglés sir Michael Wood, integrante también del equipo de defensa del Estado peruano.

Chile tiene posición insostenible y contradictoria sobre inicio de delimitación

ALLAN WAGNER

El agente peruano ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, Allan Wagner, advirtió hoy que Chile mantiene una posición “insostenible” y “contradictoria” sobre lo que considera el inicio del “limite marítimo” con Perú.

En la exposición de los alegatos, refirió que esa frontera que deberá fijar el tribunal internacional, ante la ausencia de un tratado sobre la materia, debe empezar en el Punto Concordia, en la orilla del mar, tal como lo establece el Tratado de 1929, y no en el Hito Nº 1 como lo sostiene Chile

Wagner mencionó que Perú se alarmó al ver que Chile introdujo ese planteamiento en su Contramemoria –que respondía a la Memoria presentada por Perú ante ese tribunal–, aunque después el país del sur desistió del mismo cuando presentó su Dúplica.

“Hemos demostrado en nuestra Réplica que el argumento chileno es insostenible; está en franca contradicción con lo acordado por las Partes en el Tratado de 1929. En su Dúplica, Chile se vio, por lo tanto, obligado a desistir de esta posición”, dijo ante el tribunal.

Añadió, sin embargo, que Chile sigue sosteniendo que existe un límite marítimo a lo largo del paralelo geográfico que pasa por el primer hito y que la distancia entre este hito y el Punto Concordia es insignificante.

“Este argumento es indignante y contrario al Tratado de Lima de 1929”, subrayó Wagner.

El agente peruano ante este tribunal enfatizó que Perú nunca acordó su límite marítimo con Chile, ni en la Declaración de Santiago de 1952 ni de algún otro modo.

“Y, ciertamente, Perú nunca ha acordado un límite marítimo a lo largo de un paralelo geográfico o un límite que parta de la costa al norte del términus de la frontera terrestre que se encuentra en el Punto Concordia, en territorio que está íntegramente bajo soberanía exclusiva de Perú. Sin embargo, esa es la esencia de la posición chilena”, mencionó.