Seúl: Corea del Norte ultima los preparativos para el lanzamiento de misiles

MISIL NORCOREANO

El domingo pasado medios surcoreanos informaron, citando al ministro de Unificación de Corea del Sur, Ryoo Kihl-jae, que Corea del Norte parece estar preparándose para realizar una cuarta prueba nuclear subterránea en Punggye-ri, el mismo lugar donde llevó a cabo su tercer ensayo. No obstante, horas más tarde el mismo funcionario dijo que se había equivocado al anunciar que había un “indicio” de que Corea del Norte se preparaba para realizar una prueba nuclear.

Este lunes Pyongyang ha aconsejado a los extranjeros que viven en Corea del Sur que se preparen para dejar el país, ya que “la situación en la península coreana se encamina hacia una guerra termonuclear”.

Por su parte, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, aseguró en una entrevista con el canal RTVi que Moscú tratará de “calmar paso a paso” la escalada de tensión en torno a Corea del Norte, subrayando que considera “un paso positivo” revocar aquellas medidas relacionadas con “la demostración de poder militar”.

La posibilidad de que Corea del Norte lance misiles balísticos en respuesta a los ejercicios militares conjuntos de EE.UU. y Corea del Sur, mantiene en tensión a la península coreana, extendiéndose a todo el mundo. Varios expertos surcoreanos consideran que su vecino del norte podría emprender acciones de provocación, incluyendo un ensayo de ataque con misiles, aproximadamente el miércoles, 10 de abril.

Fuente: ACTUALIDAD RT.

Corea del Sur advierte fuerte respuesta a cualquier provocación de Corea del Norte

Park Geun Hye

La presidenta de Corea del Sur, Park Geun Hye, advirtió hoy que habrá una “fuerte respuesta” a cualquier provocación de Corea del Norte, luego de que el régimen de Pyongyang declarara el “estado de guerra” entre ambos países.

Tras una reunión con el ministro de Defensa, Kim Kwan Jin, la mandataria añadió que esta eventual respuesta se realizará “sin ninguna consideración política”.

“La razón para la existencia de unas Fuerzas Armadas es proteger al país y al pueblo de Corea del Sur; así que si hay cualquier provocación, debemos responder fuertemente en la etapa inicial sin ninguna consideración política”, sostuvo.

Por su parte, Kim señaló que el Ministerio de Defensa prepara un plan de contingencia de disuasión activa para neutralizar rápidamente cualquier amenaza nuclear o de misiles balísticos procedente de Corea del Norte.

El funcionario explicó que se desplegará un sistema de ataque capaz de detectar, atacar y destruir los objetivos nucleares y misiles de Corea del Norte.

Asimismo, según reporta Europapress, Kim manifestó que se proyecta desplegar un sistema de defensa aérea que podrá interceptar misiles o aviones a unos 30 kilómetros de altura.

La participación de aviones no tripulados estadounidenses Global Hawk también sería desplegada con la finalidad de aumentar la vigilancia del espacio aéreo de Corea del Sur.

Según se informó, este nuevo plan de contingencia debe ser aprobado por el Parlamento en octubre próximo.

Las dos Coreas se encuentran en “estado de guerra” desde el pasado sábado, cuando el gobierno de Kim Jong-Un manifestó a través de un comunicado que a partir de ese momento todos los problemas que surjan en las relaciones bilaterales “serán abordados de esta forma”.

El anuncio se produjo después de una escalada de tensiones originada por la negativa del líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un, a suspender el programa nuclear, y por la decisión de Estados Unidos y Corea del Sur de realizar ejercicios militares en la región, hecho que Pyongyang considera una provocación y una amenaza a su seguridad.

Cronología del conflicto entre Corea del Norte y Corea del Sur

GUERRA DE COREA

La península coreana vive una situación de inestabilidad política desde hace más de 60 años, llegando las hostilidades a la fuerte tensión actual. El conflicto entre las dos Coreas se remonta a 1945, cuando terminó la Segunda Guerra Mundial.

Hasta 1945 Corea era una colonia de Japón. Tras la rendición de Japón en 1945 los Aliados de la Segunda Guerra Mundial dividieron la península coreana por el paralelo 38, quedando en el norte las tropas soviéticas y en el sur las estadounidenses. En 1948 la península coreana se divide en dos entidades políticas: la República de Corea (Corea del Sur) y la República Democrática Popular de Corea (Corea del Norte).

Los sistemas político-sociales contrapuestos entre los países, el capitalismo y el comunismo, provocaron una guerra que se inició en 1950. En esa guerra Corea del Sur acudió en ayuda de EE.UU., mientras las Fuerzas Armadas de China y las tropas de la URSS estaban al lado de Corea del Norte. Tras intensos combates en 1953, ambos estados celebraron un acuerdo de alto el fuego, aunque no se hizo un tratado de paz. Según este acuerdo Corea del Sur y Corea del Norte están divididas por la línea de demarcación militar en ambos lados de la zona desmilitarizada, de una anchura de 4 kilómetros.

En la década de los 60 se registraron ataques y provocaciones armadas repetidamente por parte de ambos estados, lo que llevó a la muerte de centenares de coreanos. Sin embargo, en las décadas posteriores ambas partes han dado pasos para suavizar la tensión.

En julio de 1972 ambas Coreas firmaron una declaración conjunta que establece los principios básicos de la asociación: por sus propias fuerzas sin depender de fuerzas externas, y por medios pacíficos a partir de la “unidad nacional”.

En 1991, Corea del Norte y Corea del Sur firmaron el Acuerdo de reconciliación, no agresión, cooperación e intercambio. En 1992 adoptaron una declaración conjunta sobre la desnuclearización de la península coreana.

En el período entre 2000 y 2007 en Pyongyang se celebraron dos cumbres intercoreanas donde se firmó la Declaración Conjunta del Norte y del Sur, donde las partes anunciaron su intención de buscar la reunificación “por las fuerzas de la nación coreana”. Asimismo se acordó mantener “relaciones de paz y prosperidad”.

Sin embargo el diálogo político entre las dos Coreas ha estado marcado por cierta inestabilidad, donde las pugnas por ambas partes han pasado por momentos de menor a mayor tensión. En octubre de 2006 y mayo de 2009 hubo un deterioro de las relaciones cuando Corea del Norte realizó pruebas nucleares subterráneas. Este paso indignó a la comunidad internacional. En respuesta a las acciones de Pyongyang el Consejo de Seguridad adoptó la Resolución 1718 y 1874, que exigían a Corea del Norte detener las actividades nucleares y volver a las conversaciones sobre la desnuclearización de la península coreana.

El 26 de marzo de 2010 en el Mar Amarillo, cerca de la frontera con Corea del Norte, tras una fuerte explosión cuya causa no se conoce se hundió la fragata militar surcoreana Cheonan. 46 de los 104 marineros que estaban a bordo murieron. Seúl acusó a Pyongyang de la destrucción de la nave; Corea del Norte, a su vez, dijo que la investigación del caso fue falsificada por Seúl.

El 23 de noviembre de 2010 en la península coreana, cerca de la isla de Yeonpyeong en el mar Amarillo, donde pasa la línea fronteriza en disputa entre ambas Coreas, se registró el incidente armado más grande en el último medio siglo. Según informes de Seúl, la isla fue sometida a fuego de artillería desde el norte, fuego al que respondieron. En este combate murieron dos soldados surcoreanos y 14 resultaron heridos.

El 17 de diciembre de 2011 murió el líder norcoreano Kim Jong-il. Su hijo menor, Kim Jong-un, fue nombrado como sucesor.

El 12 de febrero de 2013 tuvo lugar un auge de la tensión en la crisis coreana cuando Corea del Norte realizó su tercera prueba militar subterránea. En respuesta a este desafío, el 7 de marzo el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó la resolución 2094 con nuevas sanciones.

Otro deterioro de las relaciones entre Pyongyang y Seúl se dio por los ejercicios militares conjuntos a gran escala de Corea del Sur y EE.UU. en marzo de 2013. Pyongyang suele considerar este tipo de ejercicios militares como un “ensayo general para la guerra” en la península coreana, por lo que amenaza con tomar represalias en caso de un ataque a su territorio. Además, las autoridades norcoreanas han insistido en repetidas ocasiones que en caso de agresión están listos para usar misiles capaces de llegar a las bases de EE.UU.

El 5 de marzo Corea del Norte puso fin al Acuerdo de Armisticio que se firmó en 1953. El 8 de marzo declaró la renuncia unilateral de todo acuerdo de no agresión vigente entre Pyongyang y Seúl, y anunció el corte de línea de comunicación telefónica entre los dos países.

El 26 de marzo Corea del Norte declaró que está preparado para el combate y amenazó con golpear a Guam, Hawái y la parte continental de EE.UU.

El 27 de marzo Corea del Norte decidió romper la línea directa militar de comunicación con Seúl. El mismo día, Corea del Norte envió un mensaje al Consejo de Seguridad de la ONU diciendo que la situación en la península coreana está al borde de la guerra nuclear.

El 29 de marzo dos bombarderos sigilosos B-2 de la Fuerza Aérea de EE.UU.  con capacidad para transportar bombas nucleares, hicieron su primera maniobra militar en la península coreana.

El 30 de marzo Corea del Norte anunció que las relaciones en la península coreana han entrado en estado de guerra y resolverán los asuntos con el Sur según las normas de guerra. El Gobierno surcoreano respondió rápidamente a esta declaración de Pyongyang, asegurando que “la declaración de Corea del Norte no es una amenaza nueva, sino la continuación de sus amenazas provocadoras”, mientras EE.UU. tomó la decisión “en serio”.

Fuente: ACTUALIDAD RT.

Rusia pide que nadie cruce la “línea roja” ante amenaza de guerra de Corea del Norte

PLAZA ROJA

Rusia llamó hoy a la “contención” del conflicto entre las dos Coreas y pidió que nadie cruce la “línea roja”, luego que el régimen de Pyongyang anunciara que entra en “estado de guerra” con Seúl.

“Naturalmente que no nos es indiferente la tensión en nuestra frontera oriental”, dijo Grigori Logvinov, alto funcionario de Exteriores ruso encargado de la península de Corea, citado por la agencia DPA.

El Ministerio en Moscú consideró la situación como “muy tensa y peligrosa”; sin embargo, saludó que Estados Unidos y Corea del Sur reaccionaran de forma equilibrada y por eso la situación no se hizo irreversible.

“Esperamos que todas las partes ejerzan la máxima contención y responsabilidad y que nadie cruce la línea roja”, agregó.

Los asuntos que surjan entre el Norte y el Sur se resolverán de acuerdo con este nuevo estado de relaciones entre las dos Coreas, advirtió el Gobierno norcoreano a través de un comunicado.

Corea del Sur restó importancia a la declaración del “estado de guerra” por parte de Corea del Norte puesta que no se trata de “una amenaza nueva”.

Por su parte, Washington declaró que se toma “en serio” el anuncio de Pyongyang y mantiene contacto permanente con su aliado Corea del Sur.

Al mismo tiempo, en el Consejo de la Seguridad Nacional de EEUU recordaron que no es la primera vez que Pyongyang hace uso de la retórica militar.

Pyongyang: “Esta guerra no durará ni tres días, sino que será una guerra relámpago”

COREA DEL NORTE

Corea del Norte ha declarado el estado de guerra con Corea del Sur. Washington asegura que toma “en serio” esta declaración de Pyongyang. Estos son algunos fragmentos del comunicado oficial del gobierno norcoreano:

“Los intentos de los EE.UU. imperialistas de violar la soberanía de la República Popular Democrática de Corea y usurparnos bajo sus intereses supremos han entrado en una fase de extrema gravedad. En esta situación, el querido y respetado Mariscal Kim Jong-un convocó en el Comando Supremo una reunión operativa urgente sobre el cumplimiento del deber para lanzar un ataque de la Fuerza de Misiles Estratégicos del Ejército Popular de Corea del Norte (KPA) y, finalmente, examinó y ratificó un plan de ataque”.

“La importante decisión tomada por él es la declaración de una batalla a vida o muerte para poner fin al viejo enfrentamiento histórico con EE.UU. y abrir una nueva era. Además, es la última advertencia de justicia para EE.UU., Corea del Sur y otras fuerzas ‘anti-reunificación’. La decisión refleja la firme voluntad del Ejército y del pueblo de la República Popular Democrática de Corea de eliminar a los enemigos”.

“Desde ahora, las relaciones Norte-Sur entrarán en estado de guerra y los asuntos que surjan entre el Norte y el Sur serán tratados de acuerdo a ello”.

“En consecuencia, cualquier provocación que cause el más leve daño a la dignidad y la soberanía de la República Popular Democrática de Corea, será castigada con acciones enérgicas de forma inmediata, sin piedad y sin previo aviso”.

“Si EE.UU. y sus títeres de Corea del Sur perpetran una provocación militar para provocar una guerra con la República Popular Democrática de Corea en cualquier zona, incluidas las cinco islas en el Mar del Oeste de Corea o dentro de la Línea de Demarcación Militar, la situación no se limitará a una guerra local, sino que se desarrollará hacia una guerra total, una guerra nuclear”.

“Esta guerra no durará ni tres días, sino que será una guerra relámpago, en la que el Ejército Popular de Corea ocupará todas las áreas de Corea del Sur, incluyendo la isla de Jeju, de un solo golpe, sin dar tiempo a EE.UU. y a sus títeres belicistas para recobrar el sentido. La guerra se desarrollará por tierra, mar y aire, en la línea del frente y en la retaguardia”.

Fuente: ACTUALIDAD RT.

Último Minuto: Corea del Norte declara el estado de guerra contra Corea del Sur

COREA DEL NORTE

En un comunicado especial, Corea del Norte anunció que resolverá todos los asuntos pendientes entre las dos Coreas como en tiempos de guerra.

“Todas las acciones del Gobierno, los partidos políticos y las organizaciones serán ahora tomadas partiendo del hecho de que nuestro país se encuentra en estado de guerra con la Corea del Sur”, informa la agencia de noticias estatal norcoreana KCNA.

El ejército de Corea del Norte se mantiene a la espera de una orden de Kim Jong-un, que la víspera ordenó preparar los misiles para un eventual ataque. El comunicado advierte que Corea del Norte tomará represalias sin piedad en caso de producirse un acto de provocación por parte de EE.UU. o Corea del Sur.

Unos días antes, las autoridades norcoreanas enviaron una notificación telefónica a las autoridades del Sur para avisar del corte del ‘teléfono rojo’, a través del cual ambos países mantienen contactos militares de emergencia, hasta que el Sur abandone su comportamiento hostil.

La tensión en la península coreana, que aumentó tras la aprobación por el Consejo de Seguridad de la ONU de nuevas sanciones contra Corea del Norte en respuesta a su tercera prueba nuclear, se agudizó aún más después de que se conociera que Corea del Sur y EE.UU. utilizan bombarderos estratégicos B-52 y submarinos nucleares en las maniobras militares conjuntas que realizan en la región. Pyongyang ha calificado este hecho de “provocación imperdonable.

Fuente: ACTUALIDAD RT

MISILES NORCOREANOS