Papa Francisco envió cálido saludo a imagen del Señor de los Milagros y a comunidad peruana

PAPA FRANCISCO

El papa Francisco envió un cálido saludo a la venerada imagen del Señor de los Milagros, que fue llevada hasta la plaza San Pedro, en el Vaticano, por fieles de la comunidad peruana en Italia.

“Veo desde aquí a esta imagen que entra a la plaza. ¡Saludemos todos al Señor de los Milagros!”, dijo el Sumo Pontífice durante el tradicional rezo del ángelus.

En otro momento, señaló: “Un saludo especial a la comunidad peruana en Roma, que ha llevado en procesión a la sagrada imagen del Señor de los Milagros”, expresó en medio del aplauso de la multitud.

Medios locales informaron que la salida del Cristo Moreno por las calles de Roma, Italia, se realizó en la víspera y que congregó a gran cantidad de fieles, no sólo peruanos sino también a muchos latinoamericanos.

La procesión del Cristo de Pachacamilla que se efectuó en Roma es una de las tantas que tienen lugar en diferentes ciudades del mundo, donde las comunidades peruanas organizadas replican ese tradicional acto de fe.

En Lima, la imagen del Señor de los Milagros inició su primer recorrido procesional el sábado último, en medio de una multitud vestida de morado y blanco, que abarrotó la avenida Tacna, en el Centro de Lima.

El segundo recorrido fue en la víspera, y el tercero será el 18 de octubre y partirá desde la iglesia de las Nazarenas para pernoctar en la iglesia Virgen del Carmen, en Barrios Altos.

Al día siguiente, sábado 19, a partir de las 06:00 horas la imagen del Cristo de Pachacamilla partirá desde la iglesia Virgen del Carmen hasta el santuario de las Nazarenas, donde tiene previsto llegar pasada la medianoche.

El quinto recorrido procesional y penúltimo de este año se llevará a cabo el 28 de octubre.

El 1 de noviembre será la última procesión y la imagen se guardará en el monasterio hasta el próximo año.

El Papa Benedicto XVI anuncia que el 28 de febrero deja el pontificado

PAPA BENEDICTO XVI

El papa Benedicto XVI anunció este lunes que deja el pontificado el próximo 28 de febrero por su “edad avanzada ” y por sentir que le falta el vigor para seguir en el cargo.

El Papa, de 85 años, hizo el anuncio durante un consistorio que celebró en el Vaticano para fijar las fechas en las que serán proclamados nuevos santos.

A los cardenales presentes les explicó en latín que les había convocado a este consistorio: “no solo para las tres causas de canonización, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia”.

El Papa afirmó que “después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”.

Benedicto XVI, de 85 años, agregó que es muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, “debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando”.

El Obispo de Roma consideró que en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, (…) es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu.

Y entonces destacó que en los últimos meses este vigor ha disminuido “de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado”.

Ante ello anunció que “muy consciente de la seriedad de este acto y con plena libertad”, renunciaba al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro.

¿RENUNCIA POR SALUD?

La renuncia al pontificado del papa Benedicto XVI anunciada este lunes se debe a motivos de salud, según declaró su hermano Georg Ratzinger desde Ratisbona, al sur de Alemania.

“La edad oprime”, dijo Georg Ratiznger, de 89 años de edad, en declaraciones recogidas por la agencia alemana de noticias DPA, en las que comentó que el médico del sumo pontífice ha aconsejado al papa que no haga mas viajes transatlánticos.

No obstante, el Vaticano descartó que una enfermedad sea el motivo de la renuncia del papa.

REACCIONES

El portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, aseguró que el papa Benedicto XVI ha dado un sello propio a sus ocho años de pontificado, que se deben “agradecer” y agregó que su decisión de abandonar el cargo es algo que sin duda conmueve a los católicos y los cristianos.

“Durante sus ocho años de pontificado, Benedicto XVI le dio a la iglesia un sello propio. Como cristiano y como católico su decisión me conmueve. Sin duda hay que agradecerle los años en los que fue guía de la iglesia”, dijo Seibert.

El pontífice indicó a los cardenales la necesidad de celebrar el 28 de febrero un cónclave para elegir a sus sucesor.

El papa fue elegido el 19 de abril de 2005.