Jueves Santo: Recorrer las siete iglesias en el Perú

LAS SIETE IGLESIAS JUEVES SANTO

La fe católica de los peruanos se pondrá de manifiesto nuevamente cuando las iglesias de la capital se vean invadidos por miles de fieles que, como es tradición, visitarán siete templos, en recuerdo de las siete caídas que sufrió Jesucristo en su camino al Calvario.

Se espera que el centro de Lima reciba a miles de visitantes, ya que es la zona de la ciudad que concentra la mayor cantidad de templos.

El programa de celebraciones de Semana Santa contempla el oficio de la Misa Crismal a las 10.00 horas, que será encabezada por el cardenal Juan Luis Cipriani, en la Catedral de Lima.

La Misa Crismal es celebrada por el arzobispo y todos los obispos, en señal de unidad, la que se expresa con la renovación que cada sacerdote hace de las promesas hechas el día de su ordenación.

Durante este oficio religioso se consagra el Santo Crisma, que es el aceite usado en la liturgia del bautismo, la confirmación y la ordenación sacerdotal y episcopal y se bendice el óleo de los catecúmenos y de los enfermos.

Por la tarde a las 18.00 horas, se celebrará la Cena del Señor en la Basílica Catedral. Durante esta celebración el arzobispo de Lima lavará los pies a los indigentes en señal de humildad. En este oficio religioso se realiza la institución de la Eucaristía y del Ministerio Sacerdotal.

A partir de las 20.00 horas y hasta las 23.30 horas, se procederá a la Adoración al Santísimo Sacramento en la Catedral.

Andina

¿Qué se recuerda en el Jueves Santo?

JUEVES SANTO

Muchos desconocen que este día de la Semana Santa Jesús cenó la Pascua con sus apóstoles, siguiendo la tradición judía. Es decir, se sirvió un cordero puro y del año, y su sangre se roció en la puerta del escenario de la Última Cena, en señal de purificación.

Además, en el primer día del Triduo Pascual se conmemora la institución de la Eucaristía y del Sacerdocio. También adquiere un gran simbolismo el lavado de pies que hiciera Jesús a sus apóstoles.

Según se lee en Juan 13, 1-15, “Jesús se levanta de la cena, se quita el manto y, tomando una toalla, se la ciñe; luego echa agua en la jofaina y se pone a lavarles los pies a los discípulos, secándoselos con la toalla que se había ceñido”.

Entonces Jesús dice a sus anonadados seguidores que solo lava los pies porque todo lo demás está limpio. Sin embargo, no todos lo están, agrega en alusión al que lo traicionaría horas después.

“¿Comprendéis lo que he hecho con vosotros? Vosotros me llamáis el Maestro y el Señor, y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el Maestro y el Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros; os he dado ejemplo para que lo que yo he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis”, se lee en la Biblia.

Por la noche se adorará al Santísimo en el “Altar de la Reserva” celebrándose la llamada Hora Santa en los templos católicos del mundo. La Iglesia llama al Jueves Santo el Día del Amor Fraterno.