Gobierno autoriza la incursión de las Fuerzas Armadas en las zonas de conflicto

020n1mun-1

El Poder Ejecutivo autorizó, a través de una resolución suprema, la intervención de las Fuerzas Armadas en las regiones de Apurímac, Cusco y Junín, en las cuales se registran conflictos sociales desde hace varios días.

Según la norma publicada en el diario oficial ‘El Peruano’, la participación de las Fuerzas Armadas, en apoyo a la Policía, regirá a partir de este martes y por diez días.

La medida se tomó, según la resolución, “a fin de garantizar el buen funcionamiento de los servicios públicos y privados”.

También se ordenó el levantamiento del estado de emergencia en Bagua y otras zonas de la amazonía tras superarse el conflicto por la derogada Ley de la Selva.

Sigue leyendo

Comandos cortan rutas de la cocaína en Vizcatán [PARTE 2]

pore13010802

Acumulando toda la experiencia histórica de la lucha de las Fuerzas Armadas contra el narcoterrorismo, el Comando Militar del VRAE ha puesto toda una estrategia de pacificación en las zonas pobladas que rodean Vizcatán, identificándose con la población civil, apoyando a sus autoridades y ayudándoles a organizar la autodefensa ante probables ataques terroristas.

El general Raymundo Flores Cárdenas, conductor directo de la operación que se desarrolla en el bastión senderista de Vizcatán, explica en la segunda parte de esta entrevista exclusiva detalles de esa estrategia cívica y pacificadora.
En nuestra edición anterior dimos cuenta detallada de la toma de Vizcatán por los comandos de fuerzas combinadas antisubversivas. Ahora el jefe del VRAE anuncia una nueva etapa de pacificación con la organización de “batallones de autodefensa”.

Sigue leyendo

Comandos cortan rutas de la cocaína en Vizcatán [PARTE 1]

terroristas-huanuco

Informe en exclusiva del diario LA RAZÓN.

Durante un riesgoso recorrido de doce días por diferentes puntos estratégicos en las márgenes de los ríos Vizcatán y Mantaro, arrebatados a los últimos grupos armados de narcoterroristas de Sendero Luminoso en la zona cocalera ubicada entre Junín y Ayacucho, fuimos testigos directos de la doble estrategia que desarrollan las Fuerzas Armadas para pacificar definitivamente la región.

Sigue leyendo