El terremoto enfrentó a chilenos con una realidad de sí mismos que no querían ver

Terremoto en Chile

El seísmo que azotó a Chile no sólo dejó un pesado balance de destrucción y muerte, sino que los saqueos e ineficiencias en varios niveles enfrentaron a sus habitantes a una imagen de sí mismos que no conocían o se negaban a reconocer, señalan sociólogos.

Convertido en enero pasado en miembro de la OCDE -una especie de club de los países más desarrollados del planeta-, Chile se impactó con las imágenes de saqueos en supermercados, ciudades abandonadas a su suerte y ayuda que no llegaba tras el seísmo del 27 de febrero que deja hasta ahora 800 muertos.

“¿Qué nos está pasando? Esta es la pregunta de millones de chilenos que vimos por televisión una seguidilla de hechos impensables en medio de la tragedia humana”, dice la socióloga Lucía Dammert en el diario La Tercera.

De hecho, un reportero de radio de Concepción, centro de las violencias, decía al aire: “No puedo creer que esto esté pasando en nuestro país. Este vandalismo, esta delincuencia, esto es lo peor de nosotros”.

Sigue leyendo