Misa oficiada por el Papa Francisco en la Base Aérea de Las Palmas [FIN DE LA TRANSMISIÓN]

PAPA FRANCISCO MISA EN LIMA 2018

El Papa Francisco, quien hoy concluyó sus actividades pastorales en el Perú, se despidió de los peruanos, diciéndoles que los lleva en el corazón, y que su visita ha dejado una huella en él, por lo que agradeció a todos los que hicieron posible su viaje.

Recordó que en su primer mensaje de peregrinación en suelo peruano consideró al Perú como una tierra de esperanza, por la biodiversidad que la compone y la belleza de una geografía capaz de ayudar –según dijo- a descubrir la presencia de Dios.

En ese sentido, se refirió al Perú como “tierra de esperanza por la riqueza de sus tradiciones y costumbres que han marcado el alma de este pueblo”, y por los jóvenes, los cuales –refirió- no son el futuro, sino el presente del país.

Precisamente, el Vicario de Cristo se dirigió a los jóvenes para pedirles que descubran la sabiduría de sus abuelos, de sus ancianos, que es el ADN que guió a sus grandes santos.

Su mensaje también fue dirigido a los ancianos, a quienes solicitó transmitir a las jóvenes generaciones las raíces de su pueblo y “la sabiduría del camino para llegar al cielo”.

Desde la base aérea de Las Palmas, en la parte final de la Santa Misa que ofició ante una multitud de fieles, el sumo pontífice exhortó a todos ellos a no tener miedo y a ser los santos del siglo XXI.

Como parte de sus palabras finales, el Papa Francisco invocó a los peruanos a que cuiden la esperanza, no dejársela robar, y para ello, aseveró, no existe mejor manera que permaneciendo unidos para que todos los motivos que la sostienen crezcan cada día más.

“La esperanza en Dios no defrauda. Los llevo en el corazón. Que Dios los bendiga y, por favor, les pido que no se olviden de rezar por mí”, remarcó.

Expresó, además, su agradecimiento al presidente Pedro Pablo Kuczynski, a las autoridades civiles y a los miles de voluntarios, muchos de ellos anónimos, que contribuyeron a que su visita pueda concretarse.

“Doy las gracias al Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima, por sus palabras; a mis hermanos obispos por su presencia y a todos ustedes que han hecho posible que esta visita deje una huella en mi corazón”, manifestó el Santo Padre.

Asimismo, hizo extensivo su agradecimiento a las autoridades eclesiásticas de Puerto Maldonado y de Trujillo, así como al presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, y a la comisión organizadora de su visita al Perú, presidida por el ex ministro de Trabajo, Alfonso Grados.

El sumo pontífice también se dio tiempo para bromear, fiel a su estilo, cuando agradeció a los arquitectos que diseñaron los altares que él utilizó en Lima, Puerto Maldonado y Trujillo: “Que Dios les conserve el buen gusto”, comentó.

“Me ha hecho bien encontrarme con ustedes. Gracias”, agregó el Papa Francisco, quien a las 18:45 horas partirá del Grupo Aéreo 08, en el Callao, con destino a Roma.

Tercer día del Papa Francisco en el Perú 2018 [FIN DE LA TRANSMISIÓN]

PAPA FRANCISCO EN TRUJILLO

El Papa Francisco culminó esta tarde su visita a Trujillo, donde rezó por los afectados de El Niño costero, se pronunció sobre la violencia organizada, representada por el sicariato y la inseguridad, y pidió luchar contra el feminicidio.

Estas son las frases más destacadas del Papa Francisco durante su estadía en Trujillo.

1. “Los jóvenes caminan rápido, pero son los viejos quienes marcan el camino”.

2. “Si los jóvenes hacen soñar a los viejos, estoy seguro que los viejos harán profetizar a los jóvenes”.

3. “Los ancianos necesitan que les vuelvan a brillar los ojos. Hagan soñar a los viejos”.

4. “Sé que, en el momento de oscuridad, cuando sintieron el golpe del Niño, estas tierras supieron ponerse en movimiento y estas tierras tenían el aceite para ir corriendo y ayudarse como verdaderos hermanos”.

5. “Ustedes, al igual que los apóstoles, conocen la bravura de la naturaleza y han experimentado sus golpes.  Les tocó enfrentar el duro golpe de El Niño costero, cuyas consecuencias dolorosas todavía están presentes en tantas familias”.

6. “Otras tormentas tienen efectos devastadores (…) Se llaman violencia organizada, como el sicariato y la inseguridad que esto genera: la falta de oportunidades educativas y laborales, especialmente en los más jóvenes, que les impide construir un futuro con dignidad”.

7. “Los peruanos en este momento de la historia no tienen derecho a dejarse robar la esperanza”.

8. “Con Jesús, el alma de este pueblo de Trujillo podrá seguir llamándose ‘la ciudad de la eterna primavera’”.

9. “Quiero invitarlos a luchar contra una plaga que afecta a nuestro continente americano: los numerosos casos de feminicidio”.

10. “Los invito a luchar contra esta fuente de sufrimiento, pidiendo que se promueva una legislación y una cultura de repudio a toda forma de violencia”.

11. “Pensemos en todas las madres y abuelas de esta Nación; son verdadera fuerza motora de la vida y de las familias del Perú ¡Qué sería Perú sin las madres y abuelas, qué sería nuestra vida sin ellas”.

Agencia Andina