Rusia cumple compromiso con UE y retira sus tropas del puerto de Poti

Rusia cumplió hoy uno de los principales puntos del acuerdo suscrito esta semana con la Unión Europea (UE) al retirar sus tropas del estratégico puerto georgiano de Poti, en el mar Negro.

Los soldados rusos desmontaron los dos puestos de control con los que contaban en los accesos a esa ciudad portuaria, tras lo que arriaron la bandera tricolor rusa, informó a Efe Gocha Tugushi, teniente alcalde de Poti.

“Las tropas ocupantes rusas han desalojado sus puestos. La vida vuelve poco a poco a la normalidad. El puerto ha reanudado sus labores. La gente se tranquiliza”, indicó.

Una veintena de blindados rusos y siete camiones de transporte militar fueron vistos por testigos partiendo rumbo a la separatista región de Abjasia, según la emisora de radio “Fortuna”.

El repliegue de las tropas rusas, que controlaban los accesos por carretera al puerto y a la vía férrea, comenzó a las 08.00 hora local y terminó en apenas dos horas.

Durante las cuatro semanas que ha mantenido control sobre Poti, el Ejército ruso ha destruido las principales instalaciones militares y portuarias de la ciudad, además de hundir varios buques georgianos.

El Mando ruso ha reconocido que el objetivo de esas acciones de castigo era impedir que Georgia lanzara una contraofensiva contra las separatistas Osetia del Sur y Abjasia.

Poti, la única vía de acceso marítimo para la ayuda humanitaria enviada por los buques de Estados Unidos, acoge una terminal petrolífera y el control de la ciudad es vital para la economía georgiana.

Los rusos también están desmontando los puestos de observación en Teklati y Pirveli, localidades cercanas a la ciudad de Senaki, lo que también forma parte del acuerdo Rusia-UE, según la televisión georgiana.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, se comprometió el lunes a retirar las tropas de las inmediaciones de Poti y Senaki en una semana, plazo que expira mañana, domingo.

Este punto era adicional al acuerdo de alto el fuego suscrito por Medvédev y el presidente francés y de turno de la UE, Nicolas Sarkozy, el pasado 12 de agosto para frenar las hostilidades en Osetia del Sur.

En cuanto al resto de tropas desplegadas en la franja de seguridad entre el territorio administrado por Tiflis y las regiones separatistas, Rusia retirará sus tropas en los diez días posteriores a que una misión civil de la UE asuma las funciones de seguridad en la zona, lo que ocurrirá antes de finales de mes.

Se trata de una misión de observación integrada por unas 200 personas, que se encargarán de garantizar la seguridad en la zona, aunque no llevarán armas.

Rusia emplazó desde el fin de la guerra con Georgia (12 de agosto) un total de 24 puestos de control en el oeste y el norte del territorio georgiano administrado por Tiflis, aunque nunca se aproximó a la capital.

Precisamente, Moscú se comprometió a retirar sus tropas de la franja de seguridad después de que los 27 ofrecieran garantías de que Tiflis renunciaba definitivamente al uso de la fuerza contra los separatistas.

El acuerdo Rusia-UE no contempla el acceso de observadores de la UE en Abjasia y Osetia del Sur, con cuyas autoridades Moscú firmará esta semana un acuerdo de amistad, cooperación y asistencia mutua en caso de agresión exterior.

El ministerio ruso de Defensa ha adelantado que Rusia ya había alcanzado un acuerdo con los separatistas para el despliegue en cada uno de sus territorios de 3.800 soldados regulares, que no fuerzas de paz.

La UE aseguró la víspera que reanudaría las negociaciones para un amplio acuerdo de cooperación con Rusia si ésta retiraba a sus tropas de la zona de seguridad.

“Si los compromisos rusos se cumplen, es perfectamente posible que las reuniones se reanuden tras el 10 de octubre”, señalaron fuentes comunitarias.

La UE aplazó el pasado 1 de septiembre las negociaciones hasta que las tropas rusas no regresaran a las posiciones previas al estallido del conflicto en Georgia (8 de agosto).

Algunos países miembros, como Lituania, han insistido en la necesidad de que los observadores también sean desplegados en Abjasia y Osetia, pero Moscú se niega terminantemente.

Por otra parte, el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, aseguró en una entrevista con la televisión georgiana que Rusia debía retirar lo antes posible sus tropas del territorio de Georgia, y respaldó las ambiciones atlantistas de Tiflis.

La capital georgiana acogerá el lunes y martes la primera sesión del Consejo OTAN-Georgia, durante la que se abordará la situación en el Cáucaso.

EFE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s